N° de Edición 6932
La Matanza

“La Morita”, y el abandono de nuestro patrimonio histórico.

Por Adolfo “Fito” Correa.

Vista de “La Morita”, aún con el aljibe.

Darse una vueltita por González Catan y contemplar el estado de abandono en que se encuentra la casona, que fuera el refugio elegido de don Martiniano Leguizamón (1858-1935), aquí, en nuestro distrito matancero, hace algo más de 100 años, es comprobar, una vez más, con que facilidad olvidamos a los grandes hombres que nos precedieron, hayan nacido o no en nuestro pago, y con cuanta
desidia tratamos nuestro patrimonio histórico, al punto que lo vemos a punto de desaparecer, sin hacer el más mínimo gesto para impedirlo.

El celebre escritor e historiador entrerriano, después de varias visitas a casa de amigos en La Matanza, allá, a principios del siglo XX, termino enamorándose del lugar, a tal punto que en 1910, compro un solar que perteneciera a Pérez Catan, en el hoy mismísimo centro de González Catan, allí hizo edificar una esplendida casa veraniega, que sería el refugio elegido para los últimos 25 años de su vida.
A esta casa don Martiniano la bautizaría con el apodo de su hija, Susana Ester y así fue que se llamo, “La Morita”. Recordamos que luego de la muerte de su esposa, en 1934, el escritor cayó en un profundo estado depresivo y en menos de un año se nos fue, un 26 de marzo de 1935.

Vista de “La Morita”, ya sin el aljibe.

La actividad de Martiniano Leguizamón, tuvo innumerables facetas, dentro y fuera
de nuestro país, sin embargo una constante de su labor fue la de conservar y
poner en valor nuestros hombres y nuestras costumbres. Calandria, Recuerdos de la tierra, Alma Nativa, Montaraz, De cepa criolla, La cuna del gaucho, etc. Todo ello junto a sus relatos del Ejercito Grande y sus caudillos, escuchados en su casa de los labios de su padre y su padrino, protagonistas de esos días en que el General Urquiza y su ejército cambiaban los destinos de nuestro país.

Casa-Museo, El Rincón de Calá.

El Rincón de Calá.

Esta casa, “La Morita” y don Martiniano, eran visitados permanentemente, por actores, médicos, periodistas, destacadas personalidades en su momento.  Su yerno, Miguel Ángel Finochietto, ya en el final de los días de don Martiniano, hizo edificar en aquel lugar, un rancho copia del que fuera hogar entrerriano, y que fue bautizado con el mismo nombre de, “Rincón de Cala” y donde el escritor reunió sus pertenencias y armo un museo, con todas los elementos reunidos durante su vida. Hoy todos estos recuerdos, se hallan en su provincia natal, en el Museo

Martiniano Leguizamón de la ciudad de Paraná.

Esta casona solariega, ha sufrido con los años, un fraccionamiento a su alrededor,donde se han edificado una serie de viviendas, que de a poco fueron ocultando la antigua casona, en medio de aquel solar, hoy fraccionado y entregada a un cruel abandono que debería avergonzarnos, por la forma en que descuidamos, nuestro Patrimonio Histórico, dejándolo librado a los vaivenes de intereses particulares que obviamente, no pueden resolver el asunto. Una vez más hacemos un llamado de atención, para que esta situación encuentre una solución favorable, aún estamos a tiempo de corregir, antes de que perdamos inexorablemente una parte importante de nuestros recursos históricos. ¡¡Salvemos a “La Morita”, ya¡¡

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

7 comentarios

    1. Hola, me pone muy triste el abandono de la casona «La Morita». Me encantaria ver el video que pusiste en Youtube, pero cuando apreto el link me dice que no se puede ver porque el video es privado.

  1. Me invade una nostalgia al ver nuestro patrimonio abandinado como está,La Morita es una de las tantas casonas con historia que fueton abandonadas,la mansion de Mauricio Gonzalez Catan convertida en un burdo y pedorro shoping !!!! Somo un desastre,hay otras dos casonas que no estoy segura de quienes eran,que ahora una esta tapada por galpones gigantes sobre simon perez saliendo a la ruta 3 y la otra esta en el km 29 tiene una torre y lo ultimo que sabia de esa casona era que estaba usurpada … obviamente por gente que ignora la historia que tienen a sus pies. Me enoja mucho esto

  2. Soy de Gonzalez Catan y la verdad es lamentable saber que la morita esta ahí abandonada …paso siempre por la puerta de la casa hoy en dia de simón Perez se ve nada mas que un portón alto..y hasta una verduleria que esta la atienden personas de nacionalidad boliviana tiene la llave para entrar, le pregunte si se podía entrar y me dijeron que ellos no podían dejarme pasar…es una lastima que yo que vivo hace 30 años en Gonzalez Catan que nací en Catan no tengo la posibilidad de conocer esta hermosa casa y antigua …
    Nos debemos nosotros mismo hacer algo por esta Casa LA MORITA

  3. LA VERDAD QUE SIENTO VERGUENSA AGENA TANTO CUESTA RECUPERAR ALGO QUE LO TIENEN A LA ALCANSE DE LA MANO.RECUERDO QUE CUANDO ERA CHICA POR ALLA EN EL SETENTA Y PICO,SIEMPRE IVA CON MIS PAPAS,CAMINANDO POR EL FRENTE DE LA MORITA TODA ESA VEREDA LARGA QUE TENIA,SIEMPRE ME PARABA PARA CONTEMPLARLA,SIN SAVER QUE ERA ME YAMABA MUCHO LA ATENCION ERA TAN,PERO TAN GRANDE ANTE MIS OJOS ,Y CUANTOS ARBOLES QUE TENIA ESOS VENTANALES,ESA GALERIA,CUANTOS RECUERDOS QUE ME BIENEN A LA MENTE..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close
A %d blogueros les gusta esto: