N° de Edición 7324
La Matanza

La Matanza: Piden La Creación De Casas Refugios Para Mujeres Víctimas De Violencia De Género

TESTESTE

PETITORIO MUJERES

Así lo expresaron desde el grupo “Mujeres sin Miedo”, el cual lanzó un petitorio donde piden al gobierno local la creación de diferentes casas que alberguen a mujeres víctimas de violencia de género. Serán “espacios donde se les brinde no solo protección, sino también asesoramiento judicial, contención, casa y comida para la mujer víctima de violencia y también para sus hijas e hijos” comunicaron desde ese espacio.

Cuestión multisectorial

En este sentido, desde este grupo de mujeres, por medio de un petitorio lanzado para conseguir adhesiones al pedido efectuado al Municipio de La Matanza, donde se solicitan más refugios para contrarrestar la violencia de género, relataron que esto se desprende “como instancias de tránsito para la atención y albergue de las mujeres víctimas de violencia, en aquellos casos en que la permanencia en su domicilio implique una amenaza a su integridad física, psicológica y/o sexual, una de las medidas necesarias  para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”.

“La violencia contra las mujeres es una de las violaciones más generalizadas de los derechos humanos, es un problema universal, sin distinción de clase social, que desestima a la sociedad desde el punto de vista económico, político y cultural al limitar el papel activo que pueden desempeñar las mujeres en el desarrollo de su comunidad. No es un problema que afecte sólo a las mujeres de menores recursos, tratándose de una cuestión mundial que se presenta en todas las culturas y en los distintos sectores sociales, sin barreras raciales ni económicas. Es un asunto multisectorial y de derechos humanos, de seguridad ciudadana y de salud pública. Son muchas las mujeres y niñas que mueren anualmente a causa de la violencia contra el género femenino” destacaron.

PETICION REFUGIO

Lo que dice la ley

Luego, enmarcaron su pedido,  especificando que “la Ley Nº 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, sancionada el 11 de marzo de 2009 y publicada en el Boletín Oficial el 14 de abril de 2009, establece la obligación de los tres poderes del Estado de adoptar medidas para garantizar la igualdad de las mujeres y varones, fijando al Consejo Nacional de las Mujeres como el organismo encargado del diseño de las políticas públicas para efectivizar sus disposiciones, siendo sus principales facultades, entre otras, elaborar, implementar y monitorear un Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, articular y coordinar las acciones para el cumplimiento de la Ley, y promover en las distintas jurisdicciones la creación de servicios de asistencia integral y gratuita”.

En su Artículo 10º la norma establece que “el Estado nacional deberá promover y fortalecer interinstitucionalmente a las distintas jurisdicciones para la creación e implementación de servicios integrales de asistencia a las mujeres que padecen violencia y a las personas que la ejercen, debiendo garantizar, entre otras cosas, instancias de tránsito para la atención y albergue de las mujeres que padecen violencia en los casos en que la permanencia en su domicilio o residencia implique una amenaza inminente a su integridad física, psicológica o sexual, o la de su grupo familiar, debiendo estar orientada a la integración inmediata a su medio familiar, social y laboral”.

Garantizar soluciones

Con respecto a esto, añadieron que “teniendo a consideración los antecedentes y causa de violencia de género  que han puesto a la ciudad en primera plana de noticias por casos de femicidio y aun así no se han delineado políticas o proyectos destinados a encarar este flagelo que se manifiesta en todos los niveles sociales, culturales y económicos no reconociendo fronteras e indiscriminadamente en hombres y mujeres”.

“La importancia de garantizar soluciones a esta problemática, en donde muchas veces las situaciones a que se ven expuestas las víctimas de la violencia familiar, constituyen riesgo para su vida y en la mayoría de los caos la víctima carece de ingreso para su sustento y el de sus hijos a cargo, no contando con medios para gestionar una separación y hacerse cargo de ellos tanto para alquilar una vivienda y ser el sostén de su familia” exclamaron desde Mujeres sin Miedo.

Por ende, comentaron que “es notorio que la exclusión del golpeador del hogar, por parte de la justicia, no garantiza seguridad para la víctima, ni para sus hijos que deben seguir desarrollando sus actividades diarias, es a partir de ahí el reconocimiento de estas cuestiones surge la necesidad por parte del Estado de impulsar políticas y acciones con programas y planes específicos que orienten a la resolución de esta problemática específica”.

“El Estado debe garantizar la creación  de Casas Refugios, espacio donde se podrá realizar el apoyo, contención, capacitación y valorización de las mujeres en situación de riesgo y los hijos menores a cargo de la misma, siendo su ubicación física desconocida para el resto de la población, evitando que el agresor pueda ubicar a la/s víctimas/s” agregaron.

Que así sea

Luego, aseveraron que “en conformidad con lo dispuesto por la Ley es que solicitamos a través del presente proyecto que el Concejo Deliberante de la municipalidad de la Matanza  promueva la creación e implementación en todo el territorio municipal de ‘Casas Refugio’ como instancias de tránsito para la atención y albergue de las mujeres víctimas de violencia, como un espacio donde se las pueda contener, asesorar, asistir y apartar del lugar donde se encuentra el agresor”.

“La vivienda a largo plazo es también una necesidad fundamental, para garantizar que las mujeres puedan ser independientes y permanecer a salvo. Las Naciones Unidas consideran que la oferta de vivienda y otros servicios son una parte fundamental de la obligación de los Estados para proteger a las víctimas de la violencia. La Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción, por ejemplo pide a los gobiernos “proveer refugios bien financiados y de apoyo para las niñas y mujeres víctimas de violencia, así como médicos, psicólogos y otros servicios de asesoramiento gratuito” prosiguieron.

En consecuencia, informaron que “actualmente no existen refugios y espacios de este tipo en todo el territorio de la municipalidad de la Matanza, con sus 1.775.816 de habitantes, la necesidad de implementar la prevención para las víctimas a razón de la gravedad del contexto actual de violencia que estamos viviendo, y la necesidad de que se  declare el estado de emergencia, En esta sociedad  en donde la violencia de género se lleva la vida de una mujer cada 30 horas según estadísticas de ONG”.

“Debemos destacar que uno de los problemas con que se encuentran las víctimas de violencia que deciden denunciar es que la justicia muchas veces no les brinda la contención necesaria en estos casos y que los procedimientos judiciales por lo general son muy lentos. Es por esto que se les debe garantizar un efectivo y rápido acceso a la justicia ya que la mayoría de las denuncias no llegan hasta la última instancia. La justicia debe establecer y determinar las medidas preventivas urgentes en estos casos”  subrayaron.

“Sabemos y somos conscientes que las Casas Refugio no son la solución a este flagelo que viven muchas mujeres en nuestro país, la asistencia habitacional de las víctimas de violencia debe ir acompañada de muchas otras políticas asistenciales y fundamentalmente de políticas de prevención. Frente a la violencia de género son necesarias acciones positivas, políticas activas para actuar ante la emergencia, y dentro de estas políticas se encuentran la creación de las Casas Refugio” concluyeron.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba