N° de Edición 6893
La Matanza

La columna semanal:La historia se escribe en la calle

GBA3 MARCELO LOPEZ

Por: Marcelo López

El talento de Leonardo Favio sintetiza en una escena la profundidad de un proceso histórico que atraviesa doscientos años de la vida política argentina; la imagen se posa en la parte trasera del viejo Ford Farlaine y en cámara lenta, registra las lagrimas que surcan las mejillas del Gral. Perón, la comitiva recorre la pista del aeropuerto y la mirada del líder recorre la historia de la patria, una historia de la que es protagonista trascendental, se reconoce un exponente de aquella línea nacional que nace con el padre de la patria, continúa con el padre de la soberanía y tiene en el al hombre que cambio el destino de su pueblo, está allí como lo hizo siempre transgrediendo las decisiones de las oligarquías dominantes rompiendo el fatalismo histórico, porque el mismo escribe una carta en 1971 donde dice “también yo he tratado de servir a los ideales que sirvieron San Martín y Rosas y he tenido el honor de seguir su misma suerte.

Por eso, aun muriendo en el exilio, estaré en la mejor compañía y no me quejo de mi destino”.
Pero la ignominia de los cipayos que decidieron para el Gral. San Martín una muerte en suelo extranjero cuando su espada supo liberar el nuestro y que deparó al Brigadier Gral. Don Juan Manuel de Rosas una muerte y un olvido de la historia irreparable, fracasaría en su intento con el Gral. Perón, porque a pesar que desde el asiento del viejo Farlaine no podía divisar las miradas de quienes lucharon por su retorno, percibía el murmullo de lo que pronto se convertiría en la más maravillosa música, estaban allí en el río Matanza, hermanados en la algarabía de ese logro nuevo, unidos por distintas generaciones en la misma causa, disimulando la fatiga de mil batallas, movidos por los más puros ideales y como le gustaba parafrasear al General “Armados de una sólida verdad”.

Esta vez la historia la escribirían sus verdaderos protagonistas los que le arrebataron a la oligarquía la potestad de la pluma para escribir una falsa que nos amordazó el pensamiento desde la edad temprana, los que estaban dispuestos a derribar los diques de contención de las demandas populares, quizá como un dato existente en el ADN del movimiento nacional llevaban en sus genes la convicción de irrumpir en la historia para torcer el destino. Estuvieron allí para garantizar el reencuentro de Perón con su pueblo, lo despidieron de a millones en su última morada, los desaparecieron de a miles y volvieron a estar cuando la patria los requirió y están y estarán allí garantizando la vigencia del peronismo , son lo mas valioso y los verdaderos dueños de la toma de decisiones . ¡¡¡FELIZ DIA MILITANTES!!!

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close