N° de Edición 6889
La Matanza

La Bata, Entrevista: Negra Santa Festeja Cuatro Años De Música Mestiza Y Revolución Bailable

GBA1 LA BATA  (1)

Este sábado, la banda del oeste tiene otra buena excusa para demostrar que es sinónimo de fiesta pero también de provocación y conciencia: al ska y al reggae le suman cumbia para burlarse de los prejuicios entre géneros y valorar lo latinoamericano

Por: Valeria Villanueva

Villanueva.valeriavirginia@gmail.com

Además de todas las batas rockeras, en el oeste no falta la percusión bien latina para bailar, porque “la revolución se hace con bailadera y se resiste solo con alegría”, según dijo el subcomandante Marcos citado por “Moska”, cantante y guitarrista de Negra Santa, o como dice Sonora insurgente citada por Leo, tecladista: “entretenemos pero no distraemos”.

Oriundos de Merlo, Tapiales, Ciudad Evita e Ituzaingó, esta banda -que se autodenominatercermundista por su música y su mensaje- nos recibió en su sala de ensayo donde charlamos acerca del camino recorrido hasta hoy, con un disco en mano y otro a grabar el año que viene, en plenos preparativos de lista, cotillón y sorpresas para el festejo oficial del cuarto aniversario.

La invitación es para este sábado 15 de Noviembre desde las 22 En Unión e Benevolenza (Juan Domingo Perón 1372, CABA), junto a la murga matancera Furia de Carnaval, djs de soundsystem, y la Organización Amún, una entidad que lucha por los Pueblos Originarios de Formosa y que estará recibiendo libros para su nuevo centro cultural y preparando juegos para adultos.

GBA1 LA BATA  (3)

“A veces coinciden en tiempo y espacio la gente que quiere hacer lo mismo”

Explica Moska, al recordar que Negra Santa surgió de la separación de otra más rockera, Atraco, que duró 9 años con 7 miembros pero sólo dos de ellos querían vivir de la música: él y Cristian.

La bata: -¿Así qué miembros fundacionales son…?

Mosca: -Nosotros dos, Cristian en percusión, y yo en guitarro y canto.

Cristian: -Nosotros trajimos la idea y al mes de que estábamos ensayando se sumó Leo (tecladista), también Kqy (bajista). Al año entró Lucas a la batería, después entró Guido (segunda guitarra), se fue a escuchar música y volvió – bromean por las diferencias en gustos musicales que había entre ellos, incluso con la Negra “Black Sista” que venía del soundsystem y se incorporó luego en voces.

Leo: -Al poco tiempo ya teníamos algo muy parecido a lo que es ahora

Cristian: -Encontramos lo que queríamos hacer, todos fuimos encajando en una idea y salió esto – bautizado Negra Santa por la influencia de Mano Negra y Karamelo Santo que los amalgamó.

La bata: -¿Cuál era esa idea de música?

Mosca: -“Música tercermundista”, algo que sea bailable pero que no pierda bajada de línea, y también sonar con poder, pero sin caer en el rock.

La bata: -En ese sentido insisten en la igualdad, en lo latinoamericano

Mosca: -Eso sí, es lo que más defendemos, y nos pusimos tercermundista por una cuestión de que es horrible que te pongan en un tercer mundo, como “de la C” seríamos.

Cristian: -Es que no existe el género, no es que lo inventamos, sino que es para que no etiqueten. Es música mestiza – definida como “mezcla de cosas diferentes”, con fuerte arraigo en la identidad cultural latinoamericana y su famoso “crisol de razas”.

Sin embargo, al querer seguir el camino de las bandas de rock pero tocando ska, reggae y “cosas mestizas”, se toparon con una cantidad de prejuicios provenientes de todos los géneros hacia lo distinto. Cuenta Mosca: “lo de la cumbia fue después, cuando fuimos a una radio y tocamos un tema que era una cumbia, y el conductor nos dice ‘qué lindo el candombe’”.

GBA1 LA BATA  (4)

“Que sea la última vez que tocan una cumbia”

Les ordenó ese hombre, según relata Mosca: “ahí ya empezamos mal, y empezó a bardear el género, bardeó a los bolivianos, como que cumbia sólo son los pibes chorros y delincuencia”.

En ese momento, los Negra Santa se percataron de la estigmatización de ese estilo musical, se indignaron y decidieron aprovecharla para burlarse de esa actitud y provocar al público rockero, reggaero, metalero y todo aquel que lo rechace sin argumento.

Mosca: -Entonces empezamos a tocar cumbia, porque está bueno meterle el dedo (…) a la gente para molestarla. Yo escucho heavy y a Iorio 25 horas al día, pero porque es lo que me gusta, pero no voy a hacerme el que no me gusta la cumbia también.

Cristian: -Nosotros hacemos cumbia pero también decimos algo en la canción. Entonces vos te ponés a bailar y capaz no estás escuchando la letra, pero después agarras el disco y ves que aparte están diciendo algo en la canción.

Por eso aclaran que, aunque consideren que “con alegría es la forma de cambiar el mundo”, también se consideran una banda de rock en cuanto a la actitud rebelde que asumen en sus letras, pero no con tono iracundo o despectivo como en otros géneros, sino divertido.

Cristian: -por eso podemos tocar en todos lados, en una peña, con bandas punks y hardcore, o que hacen covers de los Redondos y de Pappo en un jardín de infantes –se ríen al recordar la anécdota, y reconocen que “estuvo buenísimo porque se hizo en la calle, fue para el barrio”.

Así, con un promedio mayor a 30 shows por año desde el comienzo, compartieron escenarios del oeste, Capital e interior con Nonpalidece, No Te Va A Gustar, Karamelo Santo, La Zurda, Aztecas Tupro, Actitud María Marta, y muchos más.

GBA1 LA BATA  (2)

“Para llegar a la gente tocamos en todos lados”

Explica Mosca, al referirse al esfuerzo como banda emergente por tener los medios para acceder a grandes campañas de difusión y demás, y tener que “salir a repartir entradas”.

Mosca: -Necesitás ir a los lugares para que la gente te conozca. Este año nos arriesgamos un montón, arrancamos yendo a Entre Ríos, a Mendoza, a Córdoba, al norte, que estuvo buenísimo.

Black Sista: -me parece que en el norte hay mucho menos prejuicio, hay más diversidad cultural y más respeto por el otro, claro, por cómo viven, la influencia que tiene el turismo. Entonces es más fácil. En Mendoza en cambio el público es más frío, están más acostumbrados a bandas etiquetadas, ven algo nuevo y les cuesta arrancar.

La bata: -¿Y en el oeste?

Mosca: -Para lo que hacemos nosotros está complicado. Hay lugares que quieren una sola banda solo porque es del oeste. Otros apuestan por otros géneros, y nosotros estamos lamentablemente mezclados con muchas bandas de reggae. En el oeste ya no las quieren porque son muy problemáticos, más que los punks. Después hay lugares que te exigen ciertas condiciones (de costo, entradas) y vos elegís si aceptarlas o no.

Cristian: – en el oeste no están para esta movida, o no saben qué bandas meter. Cuesta meterse a tocar en lugares copados con bandas de rock.

Mosca: -Nos sirve tocar en Capital más que en el oeste porque nos van a ver de todos lados, por haber tocado en distintos lugares, porque la gente le conviene más –explica, al hablar de que resulta más accesible en transporte.

“Cuando estamos de gira, somos como un grupo de egresados”

Concluye Cristian, al relatar las situaciones graciosas, las peleas y todas las experiencias que comparten en sus viajes y recitales. Y esa energía que los une a los Negra Santa seguramente los lleve a seguir traspasando fronteras geográficas, musicales e ideológicas, porque ellos se lo proponen.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close