N° de Edición 7013
La BataLa Matanza

La Bata!: Después De El Nocturno, Nicolás Martín Va En Busca De Nuevos Sonidos

LA BATA

Nicolás Martín

El cantautor del oeste llega el jueves a Niceto Club para presentar a su nueva banda con la que comenzará a trabajar en su sexto disco. La sutileza del pop-rock con poesía y paisajes sonoros.

Por: Valeria Villanueva

villanueva.valeriavirginia@gmail.com

Cual artesano que labra con delicadeza cada fibra de la materia prima con la que elabora una pieza única, así parece estar compuesta la discografía del cantante y guitarrista Nicolás Martín, uno de los músicos de la nueva camada surgida del oeste del conurbano bonaerense con sello propio.

Ex guitarrista por la banda de El Chávez, Nuca, con la experiencia y la paciencia de haber editado ya cinco álbumes de manera independiente, hoy el cantautor ha decidido marcar un punto y aparte en su carrera para continuar la búsqueda de historias por contar en un nuevo material y junto a otros músicos.

Con esa adrenalina y la expectativa de la primera presentación en vivo del año, tocará este jueves 23 de abril a las 20:00 puntual en Niceto Club -junto a Conexionistas y Huevo- con entradas anticipadas a la venta junto con un ejemplar de El Nocturno, su último disco, a $80.

“Hay algo nuevo”

Anuncia Nicolás en el track “A casa” de su último disco -el más logrado conceptualmente, que alumbra la evolución del artista- y adelanta así los pasos a seguir.

“Es una noche muy importante para mí. Marca el comienzo de una nueva era, un nuevo sonido, y el desarrollo de un nuevo disco”, nos relató Nicolás acerca del show, y especificó: “la primera novedad es que voy a tocar con una banda nueva”.

“Es un cambio grande y va a llevar todo por otro camino, desde la dinámica de trabajo, hasta el sonido de las canciones”, reconoció, ya que fueron 6 años de trabajar con la misma formación hasta lograr el sonido amalgamado de El Nocturno y también del anterior álbum, Marea Viva, más allá del estilo tan disímil entre ambos.

Al respecto, explicó que “en realidad se dieron cosas en la convivencia que hicieron que se llegara a este punto, lo artístico y lo humano van de la mano en todo momento”.

Sin embargo, los cambios son algo presente tanto en su poesía como en su sonido, por lo y que manifestó que está “intrigado, y sobre todo entusiasmado” y concluyó: Ya estamos listos para dar lo mejor que tenemos, porque de eso se trata, juntarse a entregar lo mejor que se tiene”.

LA BATA 2

Girasoles de plomo

Ese es el nombre de la primera placa discográfica con la que se lanzó en 2002 a la carrera solista de la mano de amigos del oeste que hasta hoy lo acompañan en cada lanzamiento, como Matías Chávez Méndez, Juanito el Cantor y Pablo Romero (ex líder de árbol).

A partir de ese debut, Nicolás se encargó de dar continuidad a sus composiciones, atravesadas por la poesía como una ventana a imágenes sensoriales, a veces surrealistas, que van mutando a través de los sonidos dando lugar a climas, paisajes; en lo instrumental, lo eléctrico del rock deja de lado la estridencia para complementarse con grupos de cuerdas y sutiles efectos de sintetizadores.

No obstante ese hilo conductor, cada disco tiene su propia personalidad: desde los efectos de sonido y scratches de Jugo de Limón (2003), pasando por el más experimental con nombre de especie en extinción Rinoceronte Blanco (2009), el más pop y brilloso Marea Viva (2011) hasta el más oscuro y fino El Nocturno, que de a poco va despidiendo.

Esa impronta ambiental, con melodías ondulantes cantadas por lo general a media voz, dan la sensación de intimidad propia da la noche a toda la obra de este músico, donde cobran importancia los pequeños contrastes de brillo y texturas, al tiempo que dan profundidad.

Al respecto, Nicolás admitió que “con el tiempo se fueron acentuando aspectos de lo que se podría llamar, carácter, o “identidad” pero no es algo en lo que me detenga a pensar”.

Pero conoce bien el viento de libertad que da el arte en general y el trabajo independiente en particular, por eso prefiere estar “abierto a lo que propone cada canción, y cada disco por sí solo. Lo mejor sería no sentirse atado a ninguna forma, ni ningún sonido”.

L BATA 1

Artesano

Podría decirse que Nicolás trabaja artesanalmente no sólo sus canciones sino también cómo son presentadas, ya que todos sus discos fueron editados en formato físico con un packaging que cierra el concepto envuelto en cada lista de canciones: de cartón con una costura, o envueltos en hilos de colores, y hasta con un pin de regalo.

El nocturno es el disco en el que más énfasis en el arte visual se nota, ya que viene acompañado de un libro con ilustraciones de 20 artistas distintos que, a su manera, interpretan las historias narradas en esas 13 canciones.

“La idea principal fue contar a este personaje llamado El Nocturno, que claramente es simbólico, y a través de los ojos de diferentes artistas descifrar ese símbolo, y tener una capa más a parte de la musical”, cuenta el compositor y coincide con la diseñadora de la mayoría de estos diseños, Emilia Pérego, quien destaca el valor agregado que adquiere una pieza musical.

En tiempos de lo digital, de lo virtual que se pierde en la inmediatez, Nicolás apuesta por brindar al público un objeto que uno pueda guardar como un tesoro: “Me interesa la edición física de los discos, sobre todo si amplían, o continúan con el relato musical del disco. Siento que estas participaciones enriquecieron mucho la obra, y me acercaron a gente que no conocía, muy talentosa y muy interesante.”

Con ese espíritu inquieto, el músico adelantó que se vienen más shows este año, “pero la idea es enfocarse en lo que va a ser el disco nuevo, básicamente toda la atención está ahí, en salir al encuentro del próximo disco”.

Facebook: https://www.facebook.com/diarionco

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close