N° de Edición 7069
La Matanza

“Joven Levántate es como una cadena de favores, uno ayuda al otro y ese a otro, entonces todos van creciendo”

“Joven Levántate es como una cadena de favores, uno ayuda al otro y ese a otro, entonces todos van creciendo”.

Expresó Esperanza Gómez, psicóloga integrante de la organización, y contó las actividades que realizan y la ayuda que ofrecen a la comunidad de Virrey del Pino, en diálogo con Diario NCO.

La Asociación Civil Joven Levántate nació hace aproximadamente diez años a partir del trabajo comunitario que realizaban Silvia, la directora, y Andrea, secretaria, en el barrio Parque Sarmiento, aunque hace ocho que se establecieron en San Alberto 6363, Virrey del Pino, La Matanza. Según aseguró Esperanza Gómez, “la organización surgió para dar una respuesta a todas las necesidades de la zona y sectores aledaños”.

“La asociación es un lugar para la vida que pretende generar espacios de promoción humana, acompañamiento a las familias, formación, capacitación, recreación y un espacio también de lúdica para los niños y jóvenes porque no contamos en la zona con espacios que les permitan a los chicos manejar su tiempo libre de una manera sana y creativa”, continuó.

Actividades y proyectos

Para los adultos, la organización ofrece formación y capacitación, el plan FinEs, secundaria con oficio que “este año se inició con Gastronomía, entonces no solamente se gradúan del secundario sino que salen con ese plus de tener conocimiento en cocina y tienen más posibilidades de entrar en el mercado laboral”, expresó la psicóloga.

Además, cuentan con el Centro de Formación Profesional 425 “Monseñor Bufano”, que brinda una serie de capacitaciones de temas que tienen salida laboral como confitería, cocinero para comedor escolar, auxiliar de instituciones educativas, operador de PC, electricista, elaboración de casillas de madera. Y está también la formación de adultos como promotores sociales.

Asimismo, también trabajan con Mundo H, “lo llamamos así porque es un mundo humano, un espacio donde trabajamos con personas con diversidad de género. Hay un grupo de chicas trans que se está apoyando para que se capaciten y puedan ver otra opción de trabajo diferente a la prostitución y así también ellas puedan sentirse vinculadas a un lugar que las apoya, las acepta como son y les impulsa a cambiar su labor por uno más lindo”, comentó.

Actividades para niños y jóvenes

Para los más pequeños, Joven Levántate brinda talleres de oficios como el de Cocineritos que “se les enseña a hacer pequeñas cosas, fáciles y accesibles para ellos en la cocina”, globología, maquillaje artístico, manualidades y hasta manicura para los más grandes a partir de diez años.

“Desde la asociación estamos trabajando en torno a la defensa de los Derechos del Niño en todas sus expresiones, como acompañamiento a las familias, mirar qué niños están des-escolarizados, por qué los padres no los alimentan, no los bañan, no los llevan a la escuela. Estamos detrás de esos procesos que son importantes para que sus derechos no sean vulnerados”, afirmó Gómez.

Por otro lado, la organización cuenta con un espacio de espiritualidad en el que trabajan de la mano con la parroquia más cercana, San José Obrero del km 45 de la Ruta Nacional 3. Así, los sábados dan catequesis para niños y adolescentes, con chicos que se están preparando para la comunión y la confirmación.

“Joven Levántate es como una cadena de favores, uno ayuda al otro y ese a otro, entonces todos van creciendo”

Otro de los trabajos que realiza Joven Levántate se llama LiberArte, que sirve de acompañamiento a jóvenes privados de la libertad en el Centro Cerrado de Detención Juvenil de Virrey del Pino que está ubicado en el km42. “Ahí también tenemos talleres y la idea es hacer que ese tiempo que viven allí encerrados no se les haga tan eterno y puedan aprender cosas que les ayude para que, cuando salgan en libertad, tengan otro proyecto de vida”, explicó la psicóloga.

Campañas de salud

Recientemente, la organización ha llevado a cabo un operativo de autotoma de muestra para el HPV del que participaron 25 personas mayores de 30 años. La jornada duró poco más de tres horas, fue organizada por la trabajadora social de la salita con un grupo de seis chicas estudiantes de medicina que brindaron charlas sobre el virus, formas de contagio, explicaron cómo tomar la muestra y lo que pasa luego de obtener el resultado positivo.

“Más o menos en un mes dan los resultados de este examen. Posterior a eso les indicaron en caso que diera positivo se les va a solicitar hacer un Papanicolaou, más adelante depende la clase de HPV que tenga se ve si necesitaría biopsia o no, pero fueron muy claras en decir que en dado caso no se alarmen tanto que todo es más preventivo que catastrófico, que es un inicio de poder comenzar a prevenir el cáncer de útero”, explicó Gómez.

En julio Joven Levántate creó el proyecto de promoción y prevención “Un yogurt por una sonrisa”, porque “surgió el tema de la desnutrición como uno de los problemas bastante fuertes en la zona”, sostuvo la psicóloga. Entonces capacitaron a un grupo de madres de familia y gracias a las donaciones de yogurteras, leche, azúcar, que recibieron, comenzaron a elaborar el producto.

“Por una sonrisa es porque no solamente queremos alimentarlos para que se nutran sino que también crezcan activamente. Entonces la idea es llevarles el yogurt a los niños que detectamos dentro de cada familia que tuvieran un alto grado de desnutrición pero también brindarles cinco minutos de atención, de juego, de cuidado, para que se sientan nutridos por el alimento pero también acompañados y queridos por la persona que se lo lleva”, expresó.

Esta campaña también fue realizada en conjunto con la salita y Andrea, la trabajadora social. Tuvo una duración de cuatro semanas, en las que martes y jueves, un grupo de estudiantes de medicina brindaron charlas sobre vacunación, manejo y cuidado de la higiene en la familia y en la cocina, a las que asistieron tanto las mamas que prepararon los yogures como las que los recibieron para sus hijos.

La organización y la comunidad

Por último, en cuanto a la importancia que tiene la organización para la comunidad, Esperanza Gómez expresó: “Muchísima. La asociación se llama un espacio para la vida porque tratan que toda vida florezca, desde el niño que no ha nacido hasta el abuelito que todavía está con problemas de salud, que todos tengan una vida digna, puedan salir adelante y tengan la oportunidad de desarrollar sus capacidades y habilidades para ponerlos al servicio de todos los demás”.

“Joven Levántate es como una cadena de favores, uno ayuda al otro y ese a otro, entonces todos van creciendo”

“Lo bonito de las personas que pasan por Joven Levántate es que crecen y ayudan a crecer a otros. Es como una cadena de favores, uno ayuda al otro y ese a otro, así sucesivamente todos van creciendo. Entonces me parece que la asociación ha hecho un gran trabajo con la gente que ha ido pasando por acá. Y algunos que en este momento no están acá, están ayudando a otros en otra parte”, concluyó.

El Centro de Formación Profesional 425 está apoyado por el Ministerio de Educación y por el Obispado de Gregorio de Laferrere, por lo tanto los talleres que brindan son gratuitos, las personas que asistan solo deben llevar los materiales que se utilizan en la realización de los trabajos. Aún así, reciben donaciones y los que quieran aportar se pueden acercar a San Alberto 6363 km46 o llamar al (Andrea) y al 02202 480 398.

Imágenes: Pagina de Facebook Joven Levántate

Te puede interesar: https://diario-nco.com/la-matanza/jornadas-promoviendo-derechos/

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close