N° de Edición 6789
La Matanza

Jornadas de juegos para niños en situación de vulnerabilidad

“Buscando Nuevas Sonrisas” es una organización sin fines de lucro que brinda asistencia a través de jornadas de juegos para niños en situación de vulnerabilidad social y donaciones de ropa, alimentos y útiles escolares a distintos comedores y merenderos de zona oeste. El sueño de la entidad es conseguir la personería jurídica y que se sumen más personas a las comisiones de trabajo.

Por Luis Fernández
Luchofernandez1992@gmail.com

Leonela Sandoval, coordinadora de la organización, detalló en exclusiva a Diario NCO: “Hoy somos 12 personas en el equipo. La organización está dividida entre equipo y voluntarios ocasionales. Se basa en distintas comisiones que se hacen cargo de la parte organizativa de la ONG y un coordinador que se encarga de unir todas las áreas, hablar a los lugares que se va a asistir, proponer fechas y trazar las líneas de trabajo”.

Las comisiones con las que cuenta esta organización son cuatro: Planeamiento de jornadas, Consumibles, Construcción y Logística y Comunicación. Entre otras labores, estos grupos de trabajo se encargan de organizar las jornadas, conseguir los materiales que se van a necesitar, los alimentos y golosinas que se van a consumir y responder en las redes sociales las consultas de la gente, que quieran hacer donaciones o sumarse como voluntarios.

Sandoval puntualizó que el comedor “Casita del Carmen”, de Villa Udaondo, y el “Merendero de los pibes”, de Pontevedra, son los dos lugares donde mayor foco se está haciendo en la actualidad. “Los chicos de Udaondo son más tranquilos y en su mayoría participan de los juegos que nosotros les proponemos. En cambio, con los chicos de Pontevedra es diferente. Además de hacer juegos, muchas veces nos dejamos llevar por los que ellos proponen e improvisamos en el momento”, recalcó la coordinadora.

A su vez agregó que “los voluntarios de BNS organizamos diversas actividades recreativas que entretienen a los nenes, compartimos la merienda con ellos y al final de la jornada les regalamos una bolsita con golosinas. La sonrisa de los chicos es el mejor regalo que recibimos y nos impulsa a seguir trabajando para crecer día a día”.

Los integrantes de esta organización se reúnen en las inmediaciones de la Facultad de Morón, en un horario previamente fijado, con un margen de espera de media hora, y parten hacia el lugar donde se realice la jornada. Estas tardes de juegos duran entre dos y tres horas y tantos los jóvenes de la ONG como los niños de los comedores suelen maquillarse y disfrazarse para darle más color y calor a las actividades.

La importancia de cuidar la niñez

“Nuestro objetivo principal es hacer felices a los niños. Para nosotros, son los que más nos necesitan. Hay muchos niños que viven una situación de vida difícil, que tienen historias muy fuertes. Todos los lugares a donde vamos hay muchos chicos con historias de vida y familiares y nosotros queremos desde nuestro lugar, ayudarlos a que tengan fe en que hay otra realidad posible, que es la de ser felices”, acentuó Sandoval.

En la extensa entrevista la coordinadora ponderó que “un chico feliz conlleva muchas cosas. Conlleva cariño, alimento, cosas materiales, abrigo, educación y cuidado. Nosotros tratamos de por lo menos cubrir alguna de esas partes cuando hacemos las jornadas, porque hay ciertas cuestiones que nos exceden y no dependen de nosotros”.

Es preciso destacar que actualmente en la Argentina hay unos 5,6 millones de chicos pobres. Es decir, que uno de cada tres niños argentinos (29,7 por ciento) se encuentra por debajo de la línea de pobreza. Además, entre esos 5,6 millones, hay 1.300.000 que se encuentran en la indigencia, por lo que apenas pueden alimentarse todos los días. La falta de estos recursos es una de las cuestiones  fundamentales que impiden que una infancia pueda ser vivida de manera correcta en términos sociales, culturales y de salud.

Soñando a futuro

Esta ONG actualmente no cuenta con personería jurídica ni tampoco tiene una sede física donde puedan dejarle las donaciones que reciben asiduamente, por lo que estos elementos acostumbran a repartírselos entre los integrantes hasta el momento en que sean entregados. Al ser personas de distintos puntos de la zona oeste, algunas veces existen complicaciones logísticas para coordinar las entregas. Para la organización, poder conseguir estos dos puntos sería un paso adelante en la conformación de una estructura más fuerte.

“En un futuro me gustaría que la organización crezca en cantidad y calidad de voluntarios. Que sea mucho más grande de lo que es hoy en día. Que quizás las comisiones de trabajo lleguen a ser de 20 personas cada una, que cada vez superemos nuestros límites y podamos ayudar a más gente”, concluyó Sandoval.

Te puede interesar: https://www.diarionco.com.ar/fototitulares/la-era-youtube-una-nueva/

 

 

Anuncios

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close