N° de Edición 6753
La Matanza

Jessica Alcaraz: “Es increíble que lo hayan matado por un boleto”

Jessica Alcaraz: “Es increíble que lo hayan matado por un boleto”.

Al conmemorarse un año del asesinato de Leandro Alcaraz, chofer de la línea 620, su hermana pidió justicia y una condena justa para los presuntos asesinos que hoy se encuentran detenidos. “Pocos años de prisión no alcanzan”, apuntó.

El 14 de abril del 2018 la vida de la familia Alcaraz cambió para siempre, porque Leandro, ese buen hijo, hermano y padre era asesinado por dos delincuentes cuando trabajaba arriba del colectivo para hacerle el mejor cumpleaños posible a su hija. Jessica, hermana de la víctima, contó las sensaciones al cumplirse un año de su partida y exigió que se castigue a los culpables del luctuoso hecho.

En una nueva emisión de Haciendo Radio, producción del Diario NCO (lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por AM 850) la entrevistada reveló que “no estaba en la cabeza de nadie esto que pasó. Más siendo que él era una persona trabajadora, que luchaba por sus sueños, por sus metas. Era una persona como todas”.

Una de las metas que pudo cumplir su hermano antes de que le arrebataran la vida fue poder hacer su propia casa donde vivir con su mujer y su hija, Zoe. “Su hijita quedó sola con su mamá. Eso nos dejó muy mal, aunque sabemos que tenemos que estar fuertes porque tenemos muchas cosas por las cuales pelear aún”, remarcó Jessica.

Prueba del trabajo constante y la firme postura de no claudicar, fue la convocatoria que tuvo lugar el domingo en el kilómetro 35 de la Ruta 3, Virrey del Pino, en la que se acercaron en gran cantidad familiares, amigos y compañeros de trabajo de Leandro, en el continuaron mostrando la exigencia de justicia y una condena ejemplar para los presuntos asesinos.

El recuerdo de Leandro, una buena persona

En otra parte de la entrevista, Jessica contó anécdotas que lo mostraban de cuerpo completo en la forma de ser y el don de buen ser humano que tenía su hermano. “Él era alguien pícaro, trabajador, buen padre, buen amigo, buen hermano y buen esposo. Nos quedó pendiente ese asado con fernet en familia que siempre quería”, rememoró la entrevistada.

“Él empezó trabajando de remisero. Traía a la vecina que vivía en frente y era su chofer de confianza e incluso de otras personas a las que iba a comprarles con mucho dinero en mano mercadería a la gente que tenía negocios en el barrio. Es increíble que lo hayan matado por un boleto. Todavía no nos explicamos lo que pasó”, añadió Alcaraz.

Otra de las historias que marcan lo querido que era Leandro fue que muchos conocidos o gente con las que trabajó lo invitaban a cumpleaños o fiestas familiares por la confianza y cariño que le generaban. “Después de todo lo que pasó uno sigue escuchando a través de amigos, conocidos y gente que laburó con él, que remarcan lo buena persona que era”, sostuvo la entrevistada.

“No hay persona que diga lo contrario. Él tenía muchos conocidos. Es increíble la cantidad de gente que lo conocía y creo que por eso mucha gente también salió a manifestarse. Él nos enseñó que nos teníamos que hacer querer para que nadie nos haga nada y caminar tranquilo por la calle”, agregó la hermana de Leandro.

La actualidad de la causa y el renovado pedido de justicia

Desde octubre del año pasado y tras las pericias balísticas que confirmaron las sospechas, los hermanos López Brizuela, de 19 y 23 años de nacionalidad paraguaya, están detenidos, apuntados como los presuntos asesinos del chofer de la línea 620.

Asimismo, en la causa se continúa recabando información, por lo que en la familia Alcaraz se genera impaciencia porque los tiempos de la justicia no son los mismos de la gente que pide justicia por Leandro. “Todavía no hay fecha para el juicio y es por lo que estamos firmes hoy. Pedimos la fecha de juicio, pero sabemos que hay que tener paciencia”, reveló la entrevistada.

A su vez, mencionó que tuvo la posibilidad de ver el video en el momento que le quitaron la vida a su hermano y afirmó que en la forma en que perpetraron el asesinato le hace pensar que no son personas que estén capacitadas para reinsertarse en la sociedad, por lo que desea que estén muchos años tras las rejas para que no puedan atacar a más personas de la misma manera.

“Falta gente que se presente a declarar. El colectivo estaba lleno, y la plaza también. Además, sabemos que los tiempos de la justicia no son como el nuestro que como familiares queremos todo ya, un juicio y una condena rápida y no cualquier condena. Pocos años no nos alcanzan”, concluyó la entrevistada.

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close