N° de Edición 7144
La Matanza

Isidro Casanova: Olla popular del Centro Cultural “Nada es Imposible”

Isidro Casanova: Olla popular del Centro Cultural “Nada es Imposible”.

La olla está ubicada en Roma 3240, Isidro Casanova, en el local cultural. Arrancó en marzo, desde el principio de la cuarentena y funciona los lunes, miércoles y viernes a partir de las 12.

Durante esos días se reparten alrededor de 120 viandas y también hacen tortas fritas a la mañana y le dan con mate cocido a quienes lo solicitan.

Desde media mañana ya se instala la olla en la vereda frente al local y Marcelo, el encargado, comienza a encender el fuego con leña, ya que, por el valor de las tarifas de gas, se hace prohibitivo usarlo para cocinar.

Navia con su bicicleta, recorre el barrio, juntando leña cuando escasea.  Debido a que es un lugar céntrico de la ciudad de Casanova, frente a una sucursal del Banco Nación donde concurre mucha gente a cobrar y a metros de la Ruta 3, la olla es parte del paisaje, una institución barrial, símbolo de solidaridad en época de pandemia.

El equipo de trabajo y de logística esta integrado por Gladis, Navia, Liliana, Marcelo, Cielo, María Victoria, Mara, Gisela, Maxi y Olga.

Voces de la Olla

Gladis. “Pertenezco al del Barrio San Carlos. La olla comenzó a funcionar desde el inicio de la pandemia y está abierta al mediodía, a partir de la 12 hs, se comienza a entregar la comida.

Si bien significa un gran esfuerzo sostenerla para tantas personas como vienen -hay veces que nos faltan los insumos para cocinar, en especial lo fresco, carne o verduras- nos sentimos muy orgullosas como compañeras de la CCC de realizar esta tarea solidaria y arrimarle un plato de comida a quien lo precisa.

Viene gente de varias cuadras a la redonda, son personas que se han quedado sin ingresos por la cuarentena y necesitan este plato de comida y cuando no vienen aquí, asisten a otras ollas en otros días para tener la comida todos los días. Tienen el mapa de las ollas de la zona para recorrerlas y asegurarse la comida diaria”.

Navia. “Le damos de comer a gente que tiene mucha necesidad. Para cocinar tenemos colaboración de mercadería de algunos comerciantes del barrio como una verdulería, también las compañeras/os de la Agrupación Azul y Blanca del SUTEBA-Matanza y trabajadoras de la Agrupación Rene Salamanca de ATE y de nuestra organización, la CCC.

Si pudiéramos y tuviéramos mercadería suficiente abriríamos todos los días. La gente nos pide más días. También recibimos donaciones de ropa, porque tenemos una Feria Americana, lo cual nos permite reunir un poco de dinero para comprar algo de carne y verdura. Creo que son necesarios más comedores, hasta que la gente pueda recuperarse de esta situación de necesidad, el gobierno tiene que incrementar la ayuda alimentaria a los comedores y ollas populares”.

Marcelo. “En mi caso soy el responsable de encender el fuego y atender la olla durante la cocción, para que esté a punto. También hago las tortas fritas. Yo como estoy en la vereda cocinando, la gente en principio se acerca a mí y muchos me preguntan si estamos todos los días, porque por ahí ese día van a otro lugar, pero si funcionaríamos otros días, seguramente vendrían más personas. Se percibe que la necesidad de la gente es grande.

Hay casos en que damos viandas para toda una familia, de 10 integrantes. Es la primera vez que estoy al frente de una olla popular y me siento feliz por hacer esto”.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba