N° de Edición 7121
La Matanza

“Hoy el 100 por ciento de los maestros en Buenos Aires son pobres”

“Hoy el 100 por ciento de los maestros en Buenos Aires son pobres”.

Como cada viernes en Haciendo Radio, el programa de Diario NCO que se transmite por la AM 850, Darío Banga desplegó su columna semanal de economía y detalló la delicada situación que atraviesan los docentes.

San Valentín no llegó para el Gobierno con una linda sorpresa, más bien trajo cifras preocupantes. El pasado 14 de febrero, el INDEC brindó los datos oficiales de la inflación la cual terminó siendo del 2,9 por ciento respecto al mes de enero.

“El Gobierno decía que era un 2,5 la inflación; la CGT, que ellos miden a través de la base de lo que es el Instituto Estadístico de los Trabajadores, pronosticaba un 2,7 y no estaban tan alejados.  La realidad es que terminó en un 2,9”, explicó Banga.

Asimismo, el economista recordó lo que fue la inflación anual pasada del 46,7 por ciento en diciembre. Expuso, entonces, que el acumulado correspondiente a febrero 2018 y enero 2019, con esta nueva información, alcanzó un 49,3 por ciento.

Lejos de parecer que vaya a descender, Banga indicó que lo único que ve a partir de los datos es que la inflación continúa creciendo y advirtió, además, sobre los insumos que más aumentaron hasta el momento.

“El sector al que afectó enormemente la inflación fue a los de menores recursos porque lo que son alimentos, carnes y lácteos tuvieron un gran incremento. Si bien la inflación fue del 2,9 lo que es rubro de, por ejemplo, el corte de vacío aumentó un 9,2. El asado un 6,49 por ciento.

La leche subió un 6,1. La realidad es que estos insumos que más necesita la gente para llevar a la mesa son los más afectados. La telecomunicación fue del 7,4 por ciento y fue lo que más impactó en la inflación” desarrolló.

Preocupa la situación docente

El pasado miércoles los profesionales de la educación y los principales sindicatos tuvieron su primera reunión con el Gobierno provincial por la negociación de las paritarias en la que, nuevamente, hubo un rechazo a la oferta propuesta.

En este sentido, Banga sostuvo que “no llegaron a un acuerdo porque cuando se inició el ciclo parlamentario la gobernadora les prometió que no iban a perder poder adquisitivo este año. Los docentes tuvieron en cuenta esa premisa que tuvo María Eugenia Vidal el año pasado y les recaman ese 15,7 por ciento de la pérdida de poder adquisitivo de salario”.

Recordemos que los maestros tuvieron, en el 2018 y por decreto, un aumento del 32 por ciento en los sueldos y un bono de 7 mil pesos, en comparación con la inflación que fue, en ese momento, del 47, 6 por ciento.

El economista fue categórico y manifestó que el contexto es sumamente complicado: “Hoy el salario básico de un maestro con 10 años de antigüedad está rondando cerca de los 21.745 pesos. Si tenemos en cuenta la canasta básica total que son los alimentos mínimos indispensables que necesita una familia tipo (dos adultos y dos menores), más los bienes y servicios, que corresponden a indumentaria, transporte y vivienda, se ubica en un valor de 25.348 pesos.

El análisis que tenemos que hacer es que, si un maestro gana 21 mil pesos, aproximadamente, quiere decir que tenemos al 100 por ciento de los maestros en Buenos Aires que son pobres. Hablamos del Gran Buenos Aires porque tenemos que ver provincia por provincia, las paritarias no son más nacionales”, alertó.

Responsabilidades políticas

En cuanto a su visión personal, Banga consideró que el punto al que la economía argentina llegó fue a la de un “comunismo empresarial” en el que “se hace lo que las empresas quieren sin importar la pérdida del poder adquisitivo del trabajador”.

“Convengamos que las paritarias del año pasado pelearon por arriba de un 20 por ciento, sabiendo que la inflación terminó siendo un 47” insistió y remarcó que las únicas beneficiadas fueron las empresas con “aumentos exponenciales, por ejemplo, en combustibles”.

“El Poder Ejecutivo dio el permiso a que aumenten la nafta las veces que quieran, no había un gobierno que dijera que diga hasta ya no se puede aumentar” y agregó: “Tenemos CEOs de empresas manejando el Estado, entonces, hay una contradicción ¿Cómo un CEO va a frenar a otro CEO?

Finalmente, para Banga, el plan económico que tiene esta presidencia solo apunta a distribuir la riqueza para estos sectores más empoderados y que “tarde o temprano, las personas que hoy están en el gobierno seguramente vuelvan al sector privado, donde estaban, porque se van a ver beneficiados”.

 

 

 

 

 

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba