N° de Edición 6911
La Matanza

Héctor Urruspuru: “Prosas poéticas, versos noéticos, edición de Volsiyo”

Héctor Urruspuru: “Prosas poéticas, versos noéticos, edición de Volsiyo”.

El próximo 14 de diciembre se estará lanzando en Morón, la editorial Uno del Oeste donde presentará los primeros libros de su edición, en esta primera entrega se entrevistó a Héctor Urruspuru.

Este poeta tiene una gran trayectoria dentro de la literatura, oriundo de la Ciudad de Buenos Aires, participó de varias antologías dentro y fuera del país, esta vez eligió la editorial Uno del Oeste para presentar Prosas poéticas, versos noéticos en una edición de bolsillo.

“¿Desde cuanto te dedicas a escribir?”

Héctor: “Hace muchísimos años que escribo, así a grandes rasgos, tengo escrito cuatro libros, editados dos, y en antologías así en el mundo tengo algunos más.

Me han adjudicados varias antologías, algunos bilingüe en Francia, acá en Argentina también en la Universidad de Buenos Aires, y lo que vengo haciendo de hace mucho tiempo es un ciclo de poesía llamada Maldita Ginebra”.

“¿Qué tipo de género utilizas asiduamente?”

Héctor: “Tengo como dos caminos: una es la lírica, y después tengo otra que es la poesía de tono social, donde utilizo un lenguaje más callejero, más salvaje, más fuerte.

Actualmente estoy usando la lírica, que no por ser lírica no tenga denuncias o sean fuertes; porque si hay algo que me gusta es que los poemas tengan fuerza y entra tranquilamente en lo social también.

Es como cuando ves un cuadro de Picasso, El Guernica, que creo está hecho en forma cubista (trata las formas de la naturaleza mediante figuras geométricas), sin embargo, está expresando una matanza, un bombardeo.

Es decir, que no importa la estética, sino que también es importante el mensaje que querés dar a través de los formatos que elegís”.

“¿De que trata este libro, como es su armado?”

Héctor: “Es una especie de selección de algunos libros edito y no edito también hay dos poemas nuevos incluidos. Rubén logró en el armado del libro como yo lo quería.

Yo le había pedido un libro del tipo bolsillo, así como que vaya cómodo en la cartera de la dama o en el bolsillo del caballero”.

“¿Del por qué el nombre, Prosas poéticas, versos noéticos?”

Héctor: “El nombre vino un poco de un amigo, Rodo Lambaré, el me tiró la idea, yo le hablaba de versos éticos (relativo a las cuestiones morales) y no- éticos y el me comentó de algo que en filosofía se llamaba noéticos (escrito todo junto).

De ahí, sin querer, asociamos el no- éticos (escrito por separado) con el noéticos (escrito todo junto y que en filosofía estudia el pensamiento, especialmente el objetivo e inteligible) y quedó así, por otro lado, agregar edición bolsillo, mal escrito a propósito, con ve corta e y griega (volsiyo)le dio otra vista”.

“¿Y porque eso de variar las palabras o cambiar algunas letras?”

Héctor: “No, eso no lo hago nunca, solamente esta vez, generalmente todas mis palabras van como van, son como son, yo adoro el lenguaje que me tocó en suerte hablar y no le cambio ninguna letra, salvo este en particular que es más como broma y que quedó llamativo”.

“¿De qué se trata la Feria Independiente?”

Héctor: “Hace muchos años junto a mi amigo Charpentier iniciamos algo que se llamó La Contra Feria del Libro, después unos amigos que solían venir a esta feria basándose en esta idea fundaron la feria independiente.

Pero lo de ellos es otra cosa, no es que estén enfrentados contra lo que es la feria del libro ortodoxa, sino que esta mas pensado para la venta, no se pelean contra el sistema, si no al contrario buscan meterse en el sistema para vender”.

“Héctor comentaste que venís haciendo un ciclo desde hace veinte años, Maldita Ginebra, ¿de qué se trata?”

Héctor: “Si, es un ciclo que esta todos los viernes desde hace veinte años ininterrumpidos, nunca paró, si alguno de los conductores salía de vacaciones estaban los otros.

Maldita Ginebra es un ciclo simplemente anfitrión, donde recibe a la gente que va a leer y a pasarla bien. Nuestra presentación es desde el lado más acartonado, más cómicos, aunque no somos humorista, pero tratamos de meterle humor.

Maldita tiene muchas instancias, muchas formas, muchas anécdotas, hace veinte años que empezamos y la gente la ha catalogado de contracultura y de underground, pero en realidad son títulos que la gente le puso, que desde ya se lo agradecemos, pero nunca nos propusimos ser underground ni contraculturales, somos lo que somos”.

“¿Cómo surge el nombre de Maldita Ginebra?”

Héctor: “Surge por una broma, un día estábamos con un amigo tomando muchísimo, como tres días veníamos consumiendo alcohol, en un momento dado me caigo para atrás agarrándome de una mesa llena de botellas de bebidas alcohólicas, entre las cuales había ginebra y me sale “Maldita ginebra”.

Al otro día, mi amigo entre risas me contó lo que había dicho. Por entonces estábamos queriendo formar una banda andina, yo recién comenzaba a tocar bien, y mi amigo tocaba el bombo, muy mal los dos, éramos dos quesos.

Nos pusimos a pensar que nombre le íbamos a poner a la banda, primero se iba a llamar Puna Porteña y después nos decidimos por Maldita Ginebra, nunca formamos la banda.

Uno de esos días, vino y me comentó de un ciclo de música y rock and roll que se hacía en La Cueva del Abasto, (hace veinte años atrás) debajo de un banco, ahí nos juntábamos.

Uno de esos días que fuimos y nos pusimos a leer nuestros poemas salvajes, y el dueño en un momento nos dice:

  • Che, a mi me gusta esto, no las bandas que vienen a romper todo, me parece que lo de ustedes es mejor, les dejo el lugar.

– Si, le dijimos – pero las bandas nos van a matar.

  • No importa, de las bandas me ocupo yo, nos dijo.

Entonces mi amigo me preguntó qué nombre le íbamos a poner, y ahí no más nos pareció ponerle el nombre que habíamos elegido para el grupo andino:” Maldita Ginebra”, y ya a cumplir veinte años. Maldita estuvo mucho antes que “Maldita policía” y “Maldita cocaína”.

Estuvo nueve años en un lugar y siete en otra, estuvimos con las comunidades bolivianas y peruanas, son los que mas tiempo nos apapacharon. La verdad son tan salvajes como nosotros.

A ellos no le importaban si los poetas se agarraban a las piñas o revoleaban una cerveza, a nuestro ciclo mas de una vez tuvo que venir el SAME a buscar gente, incluso una vez nos cayó el SWAT.

Fue un ciclo bastante underground y bastante salvajes, hoy en día estamos más tranquilos, es decir, no siempre hay que estar todo el tiempo para arriba.

“¿Maldita Ginebra solo se puede apreciar en CABA?”

Héctor: “Si. Aunque hubo una vez un Maldita Ginebra itinerante, nos llevaba un amigo nuestro, de ahí del Abasto una vez por mes a Rosario, Santa Fe, y nos quedábamos dos días con las bandas locales y poetas de Rosario, también fuimos a San Pedro y por la provincia de Buenos Aires”.

“¿En La Matanza también han estado?”

Héctor:“Alguna vez hemos ido a La Matanza, pero con otro formato que se llamaba Alpargata bigotuda, éramos un trío que hacíamos nuestras porquerías poéticas, había un chico que tocaba el bajo, y otro, Rodo Lambaré, la guitarra, hacíamos un show armado de cuarenta minutos para presentarnos”.

“Rubén ¿Tenés algo para comentar?

Rubén: “Antes que nada quiero agradecer a Héctor por confiar en la editorial Uno del Oeste, pero además comentar que tuve la oportunidad de participar varias veces del ciclo Maldita Ginebra, y lo bueno es que empieza después de las doce de la noche.

Héctor: “Una vez hicimos Maldita Ginebra en tu casa, Uno y estuvo muy bueno”.

Rubén: “SI, tuvimos hasta las 7 de la mañana filosofando con uno de los poetas, perdimos el hilo de la conversación y nos fuimos a dormir. Lo que quisiera rescatar es que la gente que va y participa de Maldita Ginebra, no siempre está de acuerdo con lo que estás leyendo, y ¡esta bueno! Eso hace que genere que lo que uno escribe llegue a ganarte al público”.

Héctor: “Si, el público de Maldita Ginebra es diferente a otros públicos. En otros encuentros vemos poetas leyendo poetas, en cambio en este ciclo el 80% de la gente que va, no escribe”.

Rubén: “Me pasó que las veces que he ido, cuando leí, surgió un murmullo del “no agrado” y eso ¡es genial!, porque no es mi tía ni me profesor el que me está escuchando.

Y ahí está la verdadera esencia de hasta dónde llega tu arte, ahí se curte el verdadero escritor, es como decía Bukowski, que él no buscaba las historias detrás del escritorio, él iba a los peores bares a buscar verdaderas historias.

Y en ese punto me pareció que Maldita Ginebra genera eso, si te ganaste ese público es porque hay algo bueno en tu escritura.Las veces que estuve ahí tuve mis contrapuntos con participantes y gente del público y estuvo ¡muy bueno!”.

“Héctor, para finalizar, querés comentar algo más?”

Héctor: “Si, desde ya resaltar y agradecer a Rubén el enorme gesto que tuvo para conmigo de publicar mi libro y decirle que estoy orgulloso de estar en su editorial. También agradecerte a vos Ale por el espacio y por difundir a “Uno” y a los poetas.

Por otro lado, comentarles que Maldita Ginebraestá en la calle Bolívar 591, Bolívar y México (CABA) los días viernes a las 24 y “Uno” te espero ahí cuando puedas ir, ya sabes, sos número puesto.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close