N° de Edición 7271
La Matanza

Hay amores que destruyen

TESTESTE

Virrey del Pino

En un violento ataque de celos, una mujer quemó la casa de su ex marido en el Barrio Oro Verde de la localidad matancera de Virrey del Pino.

La paz campera del barrio Oro Verde en Virrey del Pino, se vio alterada por el accionar enfurecido de María Inés Navarro quién al no encontrar a nadie en la vivienda de la calle Ballerini al 6000, ingreso a la misma y procedió a prenderle fuego a la casilla donde vive su ex pareja Ramón Amarilla. No contenta con esto, rompió los vidrios de las ventanas e intento incendiar también la vivienda de material de unos vecinos amigos de la víctima.
Según los vecinos, Amarilla habría abandonado hace unos meses a la agresora cansado de sus celos y actitudes agresivas y que hace unas pocas semanas había vuelto a formar pareja con la dueña de la casa siniestrada.
Los vecinos agredidos, que por precaución no desean dar su nombre, relataron a NCO lo sucedido, “A está señora no la conocemos ni del barrio, cuando mi marido se fue a trabajar y yo me fui hacer unas comprar al 35, ella entro y le prendió fuego a la casilla donde vivía Amarilla con su nueva mujer y a nosotros, por ser amigos de él, nos rompió los vidrios de las ventanas e intentó prenderle fuego a una de las puertas, gracias a Dios que no prendió porque hubiese sido una tragedia”.
Ramón Amarilla declaró que “Hace como tres meses que la deje porque me tenía cansado con sus celos y siempre me andaba amenazando con quemarme vivo si la engañaba. Es una mujer enferma, hace dos semanas volví a formar pareja y esa loca viene y me quema todo. Ya hice la denuncia en la comisaría pero esta mujer no me deja en paz. Ayer nomás vino en una combi con dos tipos armados y un bidón de nafta y se fueron corriendo porque apareció un patrullero. Tengo algo de temor por lo que puede hacer esta mujer”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba