N° de Edición 7274
La Matanza

Gregorio de Laferrere: Una banda descontrolada

TESTESTE

pag.7_plaza de la familia
En su consigna de unidad y de amistad, no siguen los parámetros ni de la música, ni del deporte, sino uno peor, que es el delictivo. Ellos son una banda integrada por cinco delincuentes que según los vecinos que otra vez se comunicaron con NCO para dar testimonio de las actividades de estos jóvenes, son en su gran mayoría menores de edad que gozan de libertad debido a esta condición etaria.

Patricia Dávila
patriciasdavila@gmail.com

Una vez más, los vecinos de Gregorio de Laferrere, brindaron sus testimonios a NCO para comentar el accionar de esta banda de jóvenes que azota la zona que va desde la calle Echeverría, la Plaza “De La Familia”, y la calle Andrade, donde sus víctimas de robo son adolescentes, los cuales sufren golpizas para que entreguen sus pertenencias, que van desde zapatillas, camperas, mochilas, billeteras y celulares.

En esta ocasión otra lista de robos se suma a los ya comentadas en una anterior nota publicada semanas atrás, donde de común acuerdo, los vecinos denunciantes piden la iluminación de toda la plaza “De la Familia”, lugar preferido de estos jóvenes para cometer los ilícitos. “Me gustaría que toda Laferrere, tome sus precauciones con sus hijos o hermanos adolescentes porque estos pibes están descontrolados, son cinco, siempre andan juntos y vestidos con gorritas y conjuntos deportivos onda “Wachiturros”, y agarran a pibas y pibes chicos que saben que no se pueden defender y les roban los que tienen, ya hay más casos, en este tipo de temas no sabes que hacer, estas atado de pies y manos porque son menores de edad y la policía como los agarran los sueltan, lo único que se puede hacer es alertar, aunque varios vecinos ya están cansados y cuando estas con bronca podes hacer las peores de las locuras”, comentó Damián Calleri, testigo de varios hechos delictivos de este grupo de delincuentes.

“Uno de los que vi hace pocos días fue a una chico que iba con la mochila por la calle Andrade, un sábado, escuche gritos y me asome al balcón de incognito, veo que les saca la mochila a un chico que ni llegaba a los 15 años, le pegan, lo tiran en una zanja y se van, hasta el pibe robado sale corriendo, debe ser del susto, después de lo que paso salimos los vecinos muy asustados, pensando en tomar medidas para cuidar a la gente y cuidarnos nosotros, tenemos pensando hacer un corredor de seguridad para vigilarnos entre nosotros y apenas vemos un hecho como el de este tipo, o alertamos al vecindario con llamados telefónicos o una alarma especial, al estilo antipanico o de alerta”, agregó Analia González, otra de los testigos que aportó su relato de los hechos.

Entre otros robos realizados en esta zona, Calleri, destacó que “no cambian, las modalidades siguen siendo las mismas y con la misma impunidad, agarran al más débil entre cinco lo golpean y le sacan todo, un sábado a la noche vi como agarraron a una pareja de pibes, también chicos, al hombre le sacaron el celular parece, porque escuche como el pibe les decía: devolveme el celular HDP, y tuvo la valentía de salir corriendo, espero que no le haya pasado nada, yo como adultos mayor, hombre no se qué hacer, porque si los cago a palos, el que voy preso soy yo, no ellos pero la bronca está instalada”.
Dentro de las posibles soluciones que buscan entre todos los habitantes de este lugar, el denunciante afirmó que “lo que queda será pedir más iluminación para la plaza y mas patrullaje policial para que aunque sean advertidos o algo por estilo, como las ratas, les gusta la oscuridad y se esconden en ella, espero que esto no pase a mayores y algún día maten a alguien por unos pocos pesos o un celular, ahí si las gente los busca y los matan, por esa bronca que es comprensible pero la bronca te deja ciego y podes hacer las peores cosas, así que vecinos no dejen a sus hijos andar solos por estos lados, que siempre vayan en grupo o sin pertenencias personales a la vista, cosas que le son atractivas a estos ratones”, advirtió.

¿Qué pasa con los delitos cometidos por menores de edad?

Los delincuentes juveniles son imputables entre los 16 y los 18 años, ya que a partir de los 18 años, son considerados adultos por el Código Penal, por eso a estos menores se los considera inimputables.
No obstante el Senado de la Nación aprobó una actualización del sistema de responsabilidad penal juvenil y para declarar punibles a los adolescentes desde los 14 años, pero todavía falta la sanción de la Cámara de Diputados.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba