N° de Edición 7324
La Matanza

Gregorio de Laferrere: Un colectivero resulto herido por un hombre que no pudo subir a la unidad

TESTESTE

En la mañana del miércoles 7 de noviembre, un hombre junto a su esposa protagonizaron escenas de bronca y violencia, cuando el colectivo de la línea 96 que se dirigía hacia Liniers, no abrió sus puertas en la parada ubicada en Ruta 3 y kilómetro 26, debido a la cantidad de pasajeros que se encontraban a bordo de la unidad. En consecuencia, el agresor tomo entre sus manos una piedra y rompió el vidrio contiguo al chófer.

Patricia Dávila
patriciasdavila@gmail.com

Luego de esta acción, el colectivero y todo el pasaje, descendieron de la unidad e inmediatamente increparon a este hombre que estaba junto a su mujer, por la conducta tomada. Minutos después, la policía municipal se hizo cargo de la situación, trasladando al agresor a la comisaria junto a varios testigos. Sin embargo, el chófer de la línea 96 resulto con heridas leves en su cuello producto del estallido de los vidrios.

“Este tipo se enojo porque el chófer no le abrió la puerta, porque el colectivo viene lleno de Pontevedra ni en el kilómetro 29 paro, le reclamaba al chófer que le abra porque llegaba tarde, pobre que tiene la culpa si este monstruo llegaba tarde, encima estaba con la esposa que en vez de calmarlo se pego a él para hacer «quilombo», en el colectivo había muchas criaturas y si les pasaba algo a ellas por culpa de este imbécil, los primeros que se bajaron dijeron también que estaba armado el loco este, estamos a merced de gente como esta que saca un revolver por una estupidez y puede desatar una masacre” alegó María, una pasajera testigo del hecho.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba