N° de Edición 7277
La Matanza

Gregorio De Laferrere: Tras Un Asesinato, Reclaman Medidas De Seguridad

TESTESTE

POLI 1_Fotor_Collage

Tras la muerte de la menor Celeste Trejo a manos de dos jóvenes que en moto tirotearon el frente de un boliche ubicado en el centro de Gregorio de Laferrere para vengarse de los patovicas de ese local bailable, vecinos de la zona reiteran sus reclamos por la falta de seguridad y los hechos de violencia que padecen.

 

Testimonios en primera persona

La muerte de una menor de edad a la salida de un boliche ubicado frente a la Plaza Ejercito de los Andes volvió a encender la mecha entre los vecinos que viven en los alrededores, los cuales en una charla con este Diario, Mariana, Alberto y Germán, solicitaron dejar en evidencia lo que viven día a día y expusieron las causas por las cuales vuelven a reiterar el pedido de más controles y seguridad.

– ¿Qué lectura hacen acerca de la muerte de la joven que fue a bailar?

– Mariana: Nos parece absolutamente lamentable, tengo una hija de esa edad y se me parte el corazón tener que ponerme del lado de esa mami y el dolor que está atravesando. Me dijeron que ya detuvieron a los delincuentes, pero, entre vecinos sabemos que esto no es sorpresa, cada día los jóvenes que asisten a esos lugares están muy exaltados, muy violentos, se pegan trompadas; sé que hubo otros episodios donde otros chicos fueron baleados, pero salieron bien… Hoy es así cómo arreglan sus problemas los jóvenes; nosotros todos los fin de semana vemos todo lo arreglan utilizando la violencia y eso sucede desde la más simple de las discusiones, hasta las más feas. No hace falta que nos cuenten la escalada de violencia que existe; obvio que no son todos, pero por culpa de algunos violentos se está viviendo una situación realmente nefasta, donde los fines de semana estamos con el Jesús en la boca, como dicen. Lo que le paso a esta chica nosotros nos enteramos al día siguiente, pero en el momento que nos enteramos, dijimos al unisonó ¡basta! Esta fue la gota que rebalsó el vaso, y por eso hacemos un llamado a que se tomen urgentes medidas.

– ¿Qué tipo de situaciones vivieron?

– Germán: Desde ver cómo se trompean, que orinan la puerta de mi casa, de pisar vidrios de la botellas que rompen, de no poder dormir porque se pasean con los coches con Daddy Yankee a todo volumen, de escuchar las motos pisteando por mi vereda, hasta ver cómo se intercambian los fasos. Una vez me tocó ver el año pasado cómo le ponían balas a dos armas, lo hacían frente a todos y no tenían reparos en nada… Ese día llame al 911 y no sé qué habrá pasado porque después me desentendí, pero vivimos con miedo, la negligencia se ve y se respira en la calle, donde hay menores que hacen lo que quieren.

– Alberto: Bueno, yo tengo para contar que un domingo a la mañana tenía a un pibe tirado durmiendo en el patio delantero de mi casa; a otro vecino le paso esto también, no sé cómo salto ni cómo llegó, pero estaba ahí absolutamente borracho. Después para contar hay muchos otros sucesos donde fui amedrentado por jóvenes porque no me dejaron estacionar el coche en mi propia casa. Me dijeron que me iban a moler a palos, además de pegar golpes en las puertas de acceso a mi casa, porque no sé si de bronca, patean las puertas o se tiran entre ellos… En un año tuve que cambiar tres veces la puerta de mí vivienda. En fin, las cosas están fuera de control y también me han pasado  cosas menores, como limpiar vómitos y retirar preservativos usados.

 

Precauciones para los fines de semana

– Antes de esta entrevista me habían dicho que adoptaron algunas medidas ante ciertos hechos que transcurren los fines de semana, ¿Podrían explicar en qué consisten?

– Alberto: Yo por mi parte debí cambiar mi rutina de fin de semana… Trato de no de llegar a la madrugada a mi casa; no puedo volver tan tarde un domingo porque tengo pavor que llegue a pasar algo. Tenía ganas de mudarme, pero creo que esto es un problema que se va a arreglar, si del otro lado ponen voluntad, nosotros la tenemos.

– Mariana: También hicimos una cadena de teléfonos y armamos un grupo de whats app, pero s por el momento somos solo tres quienes nos avisamos si vemos algo raro, que tengamos cuidado con tal cosa o cual o advertirnos de peleas que suceden cerca de nuestros domicilios.

– ¿Qué esperan de ahora en más?

– Alberto: Esperamos que la muerte de esta chica no quede impune, que se otorguen las medidas necesarias para no tener que lamentar más víctimas, porque nos podía haber pasado a cualquiera de nosotros si nos cruzábamos justo en el camino de las balas de esos mal nacidos. Además esperamos que de ahora en más se tome conciencia de esto y eso debe ocurrir desde los políticos, la policía y los dueños del boliche, que se tendrían que sentar para implementar alguna medida de seguridad.

– Mariana: Podemos decir muchas cosas que esperamos, no solo en base a este tema, pero esto es un barrio, y un barrio tiene que vivir en comunidad con el otro, y no eso últimamente no lo estamos sintiendo. Hasta miramos con desconfianza a cualquier persona que se acerque a nuestro domicilio, porque cuando vienen a bailar, lo hacen en grupos, y si te agarran entre 5 pibes como vi muchas veces, te dejan muy mal, te golpean… No sé, se me hace imposible pensar que esto pueda tener una solución sin la unión de todos, hasta los padres de estos chicos tienen que plantearse a dónde dejan a sus hijos salir a bailar y lo que hacen. En sí, espero que después de esta nota que se tome consciencia que observen que hacen sus hijos, porque nosotros padecemos lo que hacen todos los sábados, domingos y las veces que hay joda en la calle. Por suerte nosotros lo vemos y lo podemos contar, pero acá hubo una víctima, una chica que se quedó sin futuro, por culpa de dos descarriados que forman parte de este descontrol que hablamos y que los vecinos vivimos todos los fin de semana.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba