N° de Edición 7013
La Matanza

Gregorio de Laferrere: Pedido solidario por Dylan

IZQ dylan

Dylan tiene 8 años de edad y vive en la localidad de Gregorio de Laferrere, a través de distintas redes sociales sus vecinos y amigos pidieron ayuda para el niño que padece hidrocefalia y muchos problemas derivados de esta complicación de salud.

Una vez más la solidaridad de los vecinos se pone en evidencia , esta vez para ayudar a Dylan un niño de 8 años de edad que espera una respuesta a su necesidad, que se focaliza en su salud. NCO hablo con su Vecina, llamada Mercedes la cual describió que “Dylan es un nene que fue abandonado al nacer por su mama, una tía lo adopta a los cuatro meses, padece hidrocefalia y no cuenta con los medios para solventar los gastos que la enfermedad le acarrea…padece convulsiones, su parte de la deglución se encuentra deteriorada, no funcionan sus músculos de deglutir…su cuerpo paralizado, por cuanto su sistema muscular se encuentra comprometido, usa botón gástrico pero se le pincho”.

Por esto, la acción solidaria se vio divulgada en redes sociales como Facebook y Twitter donde la foto del niño y su pedido fueron difundidas en busca de ayuda, “la familia es de muy bajos recursos no pueden reponérselo, necesitan ayuda urgente, hoy tiene una sonda por donde come desde el ombligo, solo leche maternizada, es una familia del Km.25 de Laferrere, recibe una pensión de 1600 por mes, tiene la obra social municipal pero la mama adoptiva no culmina los trámites para que reciba lo q se merece, se cansó de rogar y que no la escuchen”.

Por último, Mercedes concluyo “Dylan es muy afectuoso, sonríe constantemente y está atento a todo lo que pasa a su alrededor, escucha, entiende, pero no habla solo hace sonidos, es un amor y cuanto derechos a vivir bien le falta, no sabes, merece vivir bien, tener una calidad óptima es un nene, los chicos tienen que vivir todos bien,  si lo ven en persona se mueren de amor, sus ojos dicen muchas cosas y eso es lo mas lindo, lo mejor que podemos hacer es tratar y buscar los medios de que tenga la calidad de vida que tiene por derecho, yo a su familia los conocí por medio de unos vecinos llegaron a casa con esta mama y esta tan terrible problemática”.

El niño necesita: un botón gástrico Kimberly- Clark 14-1,5, sonda Foley 14,5, Epamil Jarabe, pañales extra grande, leche maternizada, y materiales para una óptima calidad de vida. Para más información comunicarse vía mensaje a través de la pagina https://www.facebook.com/castillomer.

¿Qué es la hidrocefalia?

El término hidrocefalia se deriva de las palabras griegas «hidro» que significa agua y «céfalo» que significa cabeza. Como indica su nombre, es una condición en la que la principal característica es la acumulación excesiva de líquido en el cerebro. Aunque la hidrocefalia se conocía antiguamente como «agua en el cerebro», el «agua» es en realidad líquido cerebroespinal (LC) – un líquido claro que rodea el cerebro y la médula espinal. La acumulación excesiva de líquido cerebroespinal resulta en la dilatación anormal de los espacios en el cerebro llamados ventrículos. Esta dilatación ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los tejidos del cerebro.

 

El sistema ventricular está constituido por cuatro ventrículos conectados por vías estrechas. Normalmente, el líquido cerebroespinal fluye a través de los ventrículos, sale a cisternas (espacios cerrados que sirven de reservorios) en la base del cerebro, baña la superficie del cerebro y la médula espinal y, luego, es absorbido en la corriente sanguínea.

El líquido cerebroespinal tiene tres funciones vitales importantes: 1) mantener flotante el tejido cerebral, actuando como colchón o amortiguador; 2) servir de vehículo para transportar los nutrientes al cerebro y eliminar los desechos; y 3) fluir entre el cráneo y la espina dorsal para compensar por los cambios en el volumen de sangre intracraneal (la cantidad de sangre dentro del cerebro). El equilibrio entre la producción y la absorción de líquido cerebroespinal es de vital importancia. En condiciones ideales, el líquido es casi totalmente absorbido en la corriente sanguínea a medida que circula. Sin embargo, hay circunstancias que, cuando se hallan presentes, impedirán o perturbarán la producción de líquido cerebroespinal o que inhibirán su flujo normal. Cuando se perturba este equilibrio, resulta la hidrocefalia.

Los síntomas de la hidrocefalia varían con la edad, la progresión de la enfermedad y las diferencias individuales en la tolerancia del líquido cerebroespinal. Por ejemplo, la capacidad de un niño de tolerar la presión del líquido cerebroespinal difiere de la de un adulto. El cráneo del niño puede expandirse para alojar el aumento del líquido cerebroespinal debido a que las suturas (las juntas fibrosas que conectan los huesos del cráneo) no se han cerrado todavía.En la infancia, la indicación más evidente de la hidrocefalia es típicamente el rápido aumento de la circunferencia de la cabeza o un tamaño de la cabeza extraordinariamente grande. Otros síntomas pueden incluir vómitos, sueño, irritabilidad, desvío de los ojos hacia abajo (llamado también «puesta de sol») y convulsiones.Niños mayores y adultos pueden experimentar síntomas diferentes debido a que su cráneo no puede expandirse para alojar el aumento del líquido cerebroespinal

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close