N° de Edición 7271
La Matanza

González Catan: Una campaña que llega al corazón

TESTESTE

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La Institución “Camino al Sol” es una institución diferente. No buscan donaciones, ni aportes económicos ni ayuda materiales (más allá de que las necesitan), andan en la búsqueda de familias que quieran dar amor.

Carmen Miranda es coordinadora de “Familias Especializadas de Abrigo”. Estas familias cuidan desde bebes recién nacidos hasta chicos de 6 años, en proceso de adopción. Carmen Miranda nos dice que “Hay que tener mucha entereza y fortaleza para cuidar un bebe durante un tiempo indefinido (que va desde dos meses a dos años) y luego, entregarlos a la familia adoptiva”.

La Institución “Camino al Sol” esta dirigida por Alberto Gallo y esta ubicada en González Catan.

pag.6 y 7_logo institución

“La Institución empezó hace 18 años como un hogar convivencial de varones adolescentes en situación de calle, y después era como una casa de familia, luego fueron ingresando mas chicos, después Alberto (por Alberto gallo, el Director de la institución) consiguió una estructura, una vivienda en González Catan, un poco mas amplia, y ahí es como que tomó el formato ya de la Institución” nos cuenta Carmen Miranda y agrega que “Primero era como una casa de familia donde albergaban chicos, pero después en Catan se pudo dar una marco más Institucional, y allí pasaron también adolescentes, pre adolescentes hasta que en un momento se empezó a trabajar también con el área de la primera infancia, o sea con chicos de cero a seis años”

Como llegaban los bebés

Carmen Miranda nos relata que “Estos bebés estaban en situación vulnerable, ó sea estaban tirados en la vía pública, abandonados en los hospitales” y añade que “Ante esta situación, el juez se contactaba con la institución y los derivaba a la misma. En una primera instancia se trabajó desde el ámbito convivencial, es decir, los bebes llegaban a la Institución, en la Institución había tres turnos, con educadoras que se turnaban en distintos turnos para cuidar a los bebes. Se observó que por ahí los bebes pasaban mucho tiempo en los hospitales con enfermedades de bronquiales. Ante esto, se fue viendo la posibilidad de que esos bebes pudieran salir con familias, digamos con gente de la Institución, se iban con esas familias, y se empezó a notar un cambio en los bebes, entonces se decide cerrar el área convivencial y darle un nuevo formato que sería familias de abrigos”.

La coordinadora de Camino del Sol sostiene que “Los bebés en vez de estar en Instituciones estén en familia, o sea en grupo familiares, hasta que se den en adopción que eso lo decidirá un juez, el tiempo lo ponen los organismos judiciales, así que puede ser de cinco ó seis meses, hemos tenido un bebé que ha ingresado a un mes de vida y a los dos años se fue, esto ya depende de los organismos judiciales y del acto de las Defensorías también, entonces se decidió tomar esta forma de trabajo y se observó que los bebes, en cuanto a su estado de salud, pueden equilibrarse emocionalmente, y mejorar su estado de salud”.

“La Institución lleva trabajando casi 18 años, y somos varios trabajando porque cada área tiene sus directivos, y a su vez su equipo técnico, que son cinco por equipo, más ó menos veinte personas. También tenemos un área en Córdoba, en Capilla del Monte donde el Director está trabajando con grupos familiares, con la comunidad, y calculo que debe haber allá cinco más por equipo” afirma Carmen Miranda y agrega que “La demanda es muchísima, por ejemplo el área nuestra de bebé estamos desbordados porque en la semana nos llaman por cinco o seis bebés y a veces no tenemos familia”.

Los que quieran sumarse

“Si alguna familia quiere colaborar, puede llamar a la Licenciada Florencia Albanesi al 1534210776 es trabajadora social, ó a Carmen Miranda (que soy yo) al 1534210775, que juntas coordinamos esta área” explica la coordinadora y remarca que “Para integrar el programa básicamente, lo que nosotros pedimos, es que no sean matrimonios que no puedan tener hijos, porque hemos tenido experiencias y quedan muy lastimados, porque ellos están buscando un hijo, porque se forma un vínculo fuerte, y más cuando llegan bebes de ocho o tres días. Los chiquitos llegan por medio de los servicios locales o zonales, ellos nos avisan a nosotros nos acercamos a los distintos lugares donde nos indican que pueden ser hospitales, o vamos a los servicios a retirar a los nenes, y los llevamos a las familias que ya tenemos destinadas, las familias llegan por difusión de boca en boca, entonces se hace una evaluación en la familia, porque no todas las familias tienen el perfil para el abrigo, pueden ser matrimonios constituidos, personas solas, hasta ahora no tuvimos hombres solos, pero mujeres si, que están con sus hijos, con una actividad, no hay problema, el único caso que no puede ser es matrimonios que no puedan tener hijos, porque ellos buscan un hijo, no cuidar o abrigar”.

Como “Abrigar”

“Tiene que ser un hogar constituido, estable y con la evaluación del equipo técnico, se hace un socio ambiental, una evaluación psicológica, se comienza en una entrevista con las coordinadoras del área, se visita a todo el núcleo familiar y esto lleva un proceso de un mes, después se hace una re evaluación, y se ve si está el perfil para que pueda integrar el programa” nos cuenta Carmen y añade que “Ahora estamos con pocos chicos, porque hay pocas familias, por eso estamos haciendo difusión. El programa habilita a cada familia hasta dos chicos, si es que la familia lo permite, porque también es una cuestión de respeto hacia la familia. Hay una beca que provincia paga por cada chico que es de 1200 pesos, en el momento que ingresa la familia al programa, pasa a ser tutor en cuanto a esta beca, después la institución ayuda con pañales y leche, que son recursos que la misma institución genera en desarrollo social, en obras sociales, o en algunos hospitales porque la verdad que tanto el hospital Paroissien, el Equiza, el Htal. de Niños de San Justo, los trabajadores sociales de éstos nosocomios nos ayudan muchísimo en cuanto a recursos. Por ahora estamos trabajando en La Matanza, queremos abrirnos un poquito mas pero pasa que todavía tenemos que generar familias acá, básicamente se busca que tenga un espacio natural, no es necesario que sea un chalet, sólo tiene que haber mucha contención, mucho amor y deseos de cuidar de abrigar”.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba