N° de Edición 7364
La Matanza

González Catán: Merendero ya comienza a prepararse para el ciclo lectivo

TESTESTE

pag.5_merendero_lahorafeliz

Nora Adámoli
Noraadamoli.nco@gmail.com

Los voluntarios de “La hora feliz” se encuentran recolectando material escolar para que los 60 niños que asisten a la institución puedan comenzar las clases en febrero próximo con el equipamiento que necesitan.

Según mencionó Viviana Navas, quien se encarga de recolectar los artículos, entre otras personas, lo que se necesitan son mochilas, cuadernos, cartucheras, lápices de colores, lápices negros, pegamento, cuadernos, etcétera.

No obstante, también siguen recolectando alimentos no perecederos para hacerle ricas comidas a los chicos que todos los días reciben su merienda, además de –gracias a las donaciones- poder acercarles prendas de vestir y calzado de vez en cuando.

También, como retribución a su labor cotidiana, los voluntarios están juntando sábanas, acolchados, muebles de cocina, ropero, cómodas, para la fundadora del merendero, Alejandra Oliva, una mujer de bajos recursos que le hizo frente a la adversidad, dejó de lado sus intereses personales, y se jugó por los chicos de su barrio.

“Alejandra tiene un número de cuenta en el Banco Nación, caja de ahorro, CBU 0110089130008902573883. La sucursal es la 3633. Está a nombre de su esposo Osvaldo Quevedo (DNI 17979472). Millones de gracias a los que pueden aportar con lo mínimo que sea”, comentó Viviana.

A fines de diciembre, con las campañas solidarias lograron construir las paredes de la precaria casa en la que Alejandra vive y que había sido fuertemente afectada por las tormentas de octubre y noviembre últimos.
“Lo que sucedió fue que con las lluvias pasadas, su casita se rompió, especialmente la parte que está hecha de cartón. Como lo ves, esta humilde mujer da la merienda todos los días a 80 chicos y muchas veces a ella también le faltan muchas cosas. ¿Un ejemplo, no?”, destacó la mujer. Caber recordar que Alejandra realizó, hasta el día de hoy, toda su obra gracias al precario sueldo de su marido. En una oportunidad, contó a este medio cómo en diferentes ocasiones sacó préstamos bancarios para poder solventar los festivales y los regalos que les dio a los niños. Sí, como lo remarca Viviana, esta mujer es un claro ejemplo.

En este sentido, explicó que con el temporal ocurrido el 29 de octubre, que dejó en jaque a Capital Federal y Gran Buenos Aires, su vivienda fue devastada. Es por eso que, a modo de agradecimiento, los voluntarios del merendero optaron por darle una mano, instando a realizar una cadena solidaria con toda la comunidad. “Alejandra Oliva, es una mujer que lucha hace muchos años para darles la merienda a 80 niños de González Catán. En su humildad les da tal vez su única comida del día y muchísimo amor”, mencionó.

Las necesidades de los chicos
El año pasado realizaron una campaña para pedir calzado, ya que los niños se movilizaban en ojotas o sandalias en mal estado. Esto continúa, por eso desde NCO recordamos los talles y la cantidad que se precisan.

Números de zapatillas para los nenes:

Talle 22:2/ talle23: 1/ talle 24: 2/ talle25: 2/ talle27: 1/ talle 28: 2/ talle29: 2/
talle 30: 4/ talle 31: 1/ talle 32: 1/ talle 33: 3/ talle 34: 3/ talle 35: 3/ talle36: 2/
talle 37: 1/ talle 38: 1/ talle 39: 4/ talle 40: 1.

Números zapatillas para las nenas:

Talle 23: 2/ talle 24: 2/ talle 25: 3/ talle28: 2/ talle 29: 2/ talle 30: 2/ talle 31: 3/
Talle 32: 3/ talle 33: 2/ talle 34: 4/ talle 35: 4/ talle36: 3/ talle37: 3/ talle38: 2/
talle 39: 1/ talle 40: 1.

También, se necesitan alimentos: flan, dulce de batata, jugo, gelatina, arroz (para hacer arroz con leche), harina leudante (para el pan), galletitas y leche. “Por favor ayúdenme a juntar o a difundir en sus muros de Facebook estas necesidades. Copian y pegan, no cuesta nada. Recuerden que no reciben la ayuda de nadie, sólo la nuestra y son 77 niños que van todos los días a tomar, quizás su único vaso de leche”. A eso te suma el pedido de:

· pañales grandes (hay chiquitos que van con su mamá a tomar su mamadera de leche, y no estuvieron yendo porque no tenían pañales);
· aceite;
· lavandina;
· detergente;
· desodorante;
· rejillas;
· esponjas;
· papel higiénico;
· jabón de tocador;
El merendero La hora feliz se encuentra ubicado en La Bastilla 6530, del barrio La Talita en González Catán. Para realizar donaciones, los interesados también pueden comunicarse con Viviana al 15-3446-1536.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba