N° de Edición 7361
La Matanza

González Catán:  ¡Federico brilló en una noche de tormenta!

TESTESTE

MAT2 TEATRO LA COCHERA   (1)

El Grupo de Teatro de la Biblioteca Popular Madre Teresa de Virrey del Pino, bajo la conducción y actuación de su director artístico Luis Galard, puso en escena el sábado a la noche, en el Teatro La Cochera de González Catán, la obra “Federico”.

 Por: Emilio González Larrea.

El evento fue el inicio de las actividades  del ciclo 2014 de esta Biblioteca Popular. La lluvia intensa caída durante todo el día y una noche tormentosa no atraía, pero el público se acercó igual al teatro para disfrutar del viaje que invitaba a recorrer algunas de las obras más emblemáticas  del poeta andaluz Federico García Lorca. La propuesta no era solo compartir  algunos tramos de obras como Yerma, Rosita la Soltera o la Zapatera Prodigiosa, si no también la música y el baile, de su tierra natal, Andalucía.

MAT2 TEATRO LA COCHERA   (2)

En la voz de Luis Galard, interpretando al poeta, conocimos algunas opiniones del granadino sobre el teatro popular, expuestas en su pasaje por Buenos Aires en 1933.  Cabe recordar que García Lorca estuvo ese año en Buenos Aires, durante 6 meses, hospedándose en el Hotel Castelar en Av. De Mayo 1048, en la habitación 704, que hoy se conserva como museo. El actor y director también acompañó en el recorrido de las obras del poeta andaluz  a  Amalia Colombo que desplegó una gran versatilidad actoral sobre el escenario, mientras se iba transformando  en las distintas mujeres lorquianas.

Quienes estuvimos en el teatro, nos sentimos trasladados  a esa tierra gitana y morisca de Andalucía a través de la música y el baile Flamenco, interpretados con el virtuosismo del músico y concertista matancero Gustavo Zapata y de la bailaora, Noelia Bavasso que brindó  talento, sensualidad y elegancia sobre las tablas.

Dicen que el flamenco es la música de las manos, tanto por el uso de las palmas como por los dedos en la guitarra. Los dedos de Zapata sobre las cuerdas, moviéndose armoniosamente, dialogando entre ellos y el instrumento, llenaban con sus sonidos el espacio y se metían hasta el alma de cada uno de los espectadores. El público supo reconocerlo y le respondió con entusiastas aplausos y vivas.

Una excelente puesta en escena de este compendio de Lorca, en tierras matanceras, donde se le brindó tributo con calidad y respeto por parte del director y actor Luis Galard, como buen devoto lorquiano que es.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba