Número de edición 7648
La Matanza

Femicida mató a su pareja de 11 puñaladas, lo declararon inimputable y ahora vive en libertad

Femicida mató a su pareja de 11 puñaladas, lo declararon inimputable y ahora vive en libertad

Los jueces que dieron ese fallo consideraron que el acusado no podía enfrentar un proceso judicial y lo excarcelaron con la sola recomendación de que siga con un tratamiento de salud mental.

LUÍS FERNÁNDEZ

El caso de Ramón Hermes Acuña, hombre de 78 años, muestra la cara de una justicia que muchas veces se expide con resoluciones insólitas y en esta ocasión, el femicida vive en la misma casa en la que cometió el homicidio de María Dolores Juncos, en la localidad de Isidro Casanova.

El hecho ocurrió en septiembre de 2020 en la localidad matancera y fue declarado inimputable por un Tribunal Oral de La Matanza, que decidió enviarlo a su domicilio bajo la sugerencia de realizar un tratamiento psiquiátrico. El fiscal del caso, que buscaba una condena a prisión perpetua por femicidio, apeló el fallo y consideró que el homicida representa un “riesgo para terceros” y debe estar recluido en un hospital neuropsiquiátrico.

En tanto, la familia de la víctima denunció que nunca fueron notificados de la liberación del acusado y que se enteraron de que, incluso, se fue de vacaciones a Corrientes. La familia de María Dolores Juncos vive atemorizada porque saben que él conoce dónde viven y temen que pueda atacarlas.

”Estamos aterradas. Tenemos mucha angustia y desesperación. Él está libre y sabe exactamente dónde vivimos. Después de lo que hizo, no sabemos qué esperar de un tipo así”, expresó angustiada, en diálogo con la agencia Télam, Karina Juncos, hermana de la víctima.

El hombre fue considerado “inimputable” por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1 de La Matanza el pasado 22 de febrero, a pesar de que estaba acusado de ser el autor del “homicidio agravado por el vínculo de pareja existente con la víctima y por haberse perpetrado contra una mujer por un hombre, mediando violencia de género” en perjuicio de su pareja, María Dolores Juncos.

Los jueces Alfredo Drocchi, Matías Rouco y Andrea Schiebelerbasaron su fallo en un peritaje psiquiátrico realizado por profesionales del Gabinete Psiquiátrico Forense, dependiente de la Dirección de Salud Mental de la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria. En tanto, la familia Juncos denunció que el femicida vive actualmente “con total normalidad” en la casa donde María Dolores fue asesinada, en la calle Fournier al 1500.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: