N° de Edición 6946
La Matanza

Fabio Santana, un ex combatiente, dedicado a la música

Fabio Santana  El excombatiente de Malvinas se dedica a la música desde muy niño, pero participar en el programa “Cantando por un sueño” marcó un antes y un después en su carrera.

Fabio Santana: El hombre oriundo de Villa Madero encontró en el canto una manera de llegar a los corazones de grandes y chicos y transmitir desde el amor las vivencias acaecidas en las Islas. En una charla muy emotiva, el excombatiente relató cómo también fue su vida al regresar de Malvinas.

Alejandra Lajas
alejandralajas63@gmail.com

Para Fabio Santana, malvinizar a través del canto es algo que lo llena de satisfacción, sobre todo dirigiéndose a los más pequeños. “Siento que aporto a la causa y me hace sentir muy orgulloso de ser veterano de guerra”, señaló en diálogo con Diario NCO.

NCO: “¿Desde cuándo cantás, Fabio?”

F.S: “Canto desde muy chico. A los 9 años una maestra de cuarto grado me llevó al coro de la escuela (NdR: la N°7, República del Perú,de Villa Madero). Me gustó mucho la idea, aparentemente en ese momento tenía aptitudes y ahí comencé cantar”.

NCO: “¿Qué significó tu paso por el programa ‘Cantando por un sueño’?”.

F.S: “Obviamente fue un antes y un después en mi carrera porque en ‘Cantando por un sueño’, además de lo masivo que fue, me conoció gente impensada. Imagínate que ese día había 3 millones de personas mirando Canal 13. Fue algo muy fuerte y un cambio en mi carrera. ¿Quién podría pensar que podía cantar cosas para seguir malvinizando? Era lo que realmente me motivaba, al margen de cantar. Así que lo tomé desde ahí, de poder llevar la canción a un montón de gente, de hacerle ver al mundo que los veteranos seguimos de pie, que queremos seguir luchando desde la paz. Hacerles entender también que somos ciudadanos con un alto concepto de patriotismo y que queremos que los chicos se enterasen de lo que hacemos”.

NCO: “¿Cuál es tu estilo? Tengo entendido que te gusta el tango”.

F.S: “No, canto tango porque muchos años lo hice, pero a partir de ahí, desde 2012 en el Soñando con cantar, empecé a cantar otras cosas también. Lo que yo canto se fue enfocando en la malvinización, por eso todo lo que estoy cantando tiene que ver con el tema para poder difundir nuestro pensamiento de soberano. De hecho estamos armando un grupo, con otros compañeros que se llama ‘Raíz Soberana’. Tiene mucho que ver con lo que cantamos, pero básicamente folklore nacional. Hoy estoy direccionándome para ese tipo de música, que tiene que ver con nuestra esencia nacional para seguir difundiendo la causa”.

NCO: “¿Dónde van a debutar? ¿Tienen programados shows, giras?”.

F.S: “Esto comienza el 12 de Mayo aquí, en un lugar que se llama “Catedral Tango” en Avenida Los Corrales y Timoteo Gordillo; luego sigue en Las Violetas, Medrano y Rivadavia, una confitería emblemática en la Ciudad de Buenos Aires, y tenemos tres fechas más a confirmar. Queremos a fin de año hacer algunos festivales: en el norte, en la Chaya. Estamos con muchísimos proyectos, tenemos que ir a Jujuy para noviembre. La idea es llevar ‘Raíz Soberana’, con todo lo que ello implica, a todo los lugares que podamos. Me parece que es algo que podemos difundir y la causa así lo amerita, ¿no? “.

NCO: “Fabio, ¿cómo fue tu situación en Malvinas?”.

F.S: “Yo llegué a Malvinas el 14 de abril a la madrugada. Había hecho mi conscripción en la Compañía de Ingenieros Mecanizada N° 10, en Pablo Podestá. Partimos a Malvinas con la misión de obstruir el paso del enemigo. Estuve 67 días, volví el 20 de junio. Y mi paso fue como el de los 14 mil que estuvimos en Malvinas, con todo lo eso implicó. El tema de lo controversial de la zona, del frío, de la comida que siempre escaseaba, pero siempre con esa decisión, al menos en mi caso, de haber sido un privilegiado en poder defender la Patria.

Y a pesar de las inclemencias del tiempo y de la falta de alimentos y de pertrechos que obviamente si pasó, no teníamos los elementos necesarios para luchar contra un enemigo tan poderoso. Siempre rescató el compañerismo, el heroísmo, las mismas ganas de defender lo nuestro. Eso fue para mí Malvinas. Conocer un grupo de muchachos jóvenes que cuando volvieron fueron hombres…me llena de orgullo haber compartido, a pesar de que soy un hombre de paz, no estoy para nada de acuerdo con la guerra, la defensa de nuestro territorio con mis hermanos”.

NCO: “¿Qué sentiste al volver?”.

F.S: “Muchos sentimos, en esa vuelta, la derrota. Un Estado ausente con los veteranos. En mi caso 20 años sin querer hablar porque no me sentía contenido por la sociedad. Básicamente con el Estado porque no teníamos una obra social. Salir a buscar trabajo, los primeros tiempos fue muy difícil porque lo primero que te decían era que tenías que hacerte un tratamiento psicológico porque no sabían cómo habíamos vuelto de la guerra. Fue muy difícil, muchos nos hacían notar que habíamos perdidos. Al corrernos un poco del eje de la situación que era el haber defendido nuestra patria y la bandera, hacían hincapié en que podíamos tener un problema psicológico. Eso nos llegó a muchos. Estuve más de 25 años sin poder volver a compenetrarme con la causa. Pero un día fluyó, apareció, tuve fuerza. Un día me junté con mis compañeros y empecé nuevamente a predicar mi causa, para que los chicos entendieran que hay argentinos que estamos orgullosos de haber defendido y seguir defendiendo nuestra soberanía”.

NCO: “¿Y cómo fue volver a Malvinas?”.

F.S: “La verdad, el sentimiento fue raro. Por un lado, muy movilizador, por cosas que después de 35 años lo ves desde otra óptica. En ese momento, la verdad me sentía medio Rambo (risas). Ahora no es tan así. Ahora te das cuenta de que las guerras son todas económicas. Siempre con esa condición de haber defendido a nuestra Patria, realmente lo tomo desde ahí porque si me pongo a profundizar, la verdad, no estoy de acuerdo con muchas cosas que han pasado. Pero volví y fue muy movilizador, muy emocionante recordar mi posición en combate, la única vez en mi vida que estuve al borde la muerte, fue muy emotivo muy movilizador”,

NCO: “¿Cómo es tu vínculo con el Centro de Veteranos de Malvinas de La Matanza?”.

F.S: “Mi vínculo con los Veteranos es haber encontrado un lugar en el mundo con respeto a lo que es Malvinas. Es un ejemplo de cómo hay que malvinizar, de hacer cosas por los demás, de tener las ganas de seguir creciendo a pesar de la edad que tenemos. Siento un orgullo inmenso de poder pertenecer a esta institución. La verdad es que estoy pasando hoy un momento especial. Poder predicar lo relativo a Malvinas a través del canto me da mucha ventaja. Podemos visitar a las escuelas, podemos hacer cosas por los demás, podemos cantarles a los chicos y a los grandes. Justamente ahora que estamos por inaugurar el Museo vamos hacer algún show (…) además de que los chicos vengan a ver el museo. Por eso, hoy por hoy estoy muy contento de haber sido y de ser un orgulloso veterano de Malvinas”.

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close