N° de Edición 6907
La Matanza

Enrique Burlotti: “Los órganos no van al cielo, se quedan en la tierra y salvan vidas”

Enrique Burlotti: “Los órganos no van al cielo, se quedan en la tierra y salvan vidas”.

Estas fueron las palabras del hombre que hace seis años decidió involucrarse de lleno en la concientización de donar órganos y creó y difundió distintos casos a lo largo y ancho del país.

“La gente tiene que ver la realidad”, reforzó.

En una llama que se apaga, hay otra que puede renacer, en alguien que extiende su mano hay un otro que puede levantarse y cuando una persona dona órganos hay otra que puede seguir soñando, esa es la visión que plantea Enrique Martín Burlotti, hombre que desde el año 2013 recorre un camino ligado a la difusión de una de las acciones más nobles y humildes que puede realizar un ser humano.

En una nueva emisión de Haciendo Radio, producción del Diario NCO (lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por AM 850) el entrevistado reveló las circunstancias que lo llevaron a cambiar su vida y destacó que “hace seis años que decidí involucrarme en este tema, pero no solo por los pacientes sino a sus familiares también. Acompañándolos, asesorándolos”.

Ver a un hijo sufrir es tal vez una de las peores tragedias que le pueden ocurrir a un padre o una madre y sobre esta situación, Burlotti planteó el escenario dramático que se le presenta de buenas a primeras a los progenitores de una criatura. “Es muy difícil la espera cuando un padre se encuentra ante la situación de que la única salida para que su hijo siga viviendo es con un trasplante de órganos”, reflexionó.

Desde sus dos cuentas de Facebook, Burlotti se encarga de mostrar las muchas historias que se esconden detrás de tanta espera. Axalan San Juan es una de las que creó para difundir sus acciones. “Hace bien difundir los casos. Ayuda a concientizar. Con Axalan San Juan visibilizo la donación de órganos”, añadió el entrevistado.

Luego del largo recorrido que ha hecho, encontró algunas respuestas más allá de la propia donación. “No solo devuelve la vida un trasplante, sino la esperanza a ese paciente y su familia. Los órganos no van al cielo, se quedan en la tierra y salvan vidas”, dijo.

Santiago, otro caso que aún no encuentra respuestas

Más allá del caso de Tomy, el niño de Catamarca que espera un corazón para seguir viviendo, la situación de Santiago Pedrozo, un niño oriundo de Gobernador Virasoro, Corrientes, pinta de cuerpo entero lo difícil que se vuelve la concreción de los casos de trasplantes pediátricos. Él está en Buenos Aires hace cuatro años y hasta hoy sigue en la lista del Incucai para un trasplante de intestinos.

“Tiene ocho años, es muy chiquito. Sin embargo, desde el primer año de vida se le detectó la miopatía intestinal. Son ocho años que viene sufriendo.Santiago tuvo 14 cirugías y pasa 15 horas conectado a una bomba todos los días”, dejó en claro el entrevistado.

Desde hace cuatro años que el Hospital Italiano de Buenos Aires se volvió la casa de este niño correntino, que sigue más necesitado que nunca, pero que a pesar de ello no encuentra respuestas. Y no solo se ve afectado el propio niño, sino también su madre, Soledad Ponce, quien ha sufrido el desarraigo de su tierra y una parte de su familia para dedicarse de lleno a Santiago. “Es una guerrera”, valoró Burlotti.

Por último, indagó acerca de lo que provoca no recibir un trasplante en tiempo y forma y puntualizó que “hay que tener en cuenta que cada minuto que va pasando sin un trasplante, la calidad de vida de esa persona se va deteriorando. Se tiene que hacer un trabajo de concientización grande en cada provincia”.

Qué es la miopatía intestinal

La miopatía visceral es una forma de pseudo-obstrucción intestinal crónica idiopática caracterizada por la degeneración vacuolar, atrofia y fibrosis de la capa muscular propia de la pared intestinal, sin células inflamatorias.

Desde el comienzo de su vida, Santiago vive con este problema a cuestas y necesita con urgencia ese trasplante que le cambie para siempre la vida. En Enrique encontró un ángel que no esperaba, pero que está haciendo mucho para que encontrar una solución. La solidaridad engendra solidaridad y tal vez eso ayude a terminar con un final feliz.

 

 

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close