N° de Edición 6671
La Matanza

El “Pedro Bonifacio” de la Escultura

El “Pedro Bonifacio” de la Escultura.

No hay edad para descubrir el arte, como tampoco se necesita un título para enseñar, como nos enseñó principalmente uno de los tantos hijos pródigo que tuvo nuestro Partido, Pedro Bonifacio Palacios. Cuántos Almafuerte existieron y existen en nuestro territorio.

Redacción y dibujo: Gerardo Damián Sánchez

Fotografía: gentileza del artista

El escultor que paso a presentar es un claro ejemplo de esto. “El Arte es una forma de expresar mi sentimiento a través de mis obras”.

José María Bettinelli nació el 12 de octubre de 1954. Se autodefine como un pica Pablo de la madera. Sus maestros fueron Atilio Cañizares, Pablo Dolorini, Guillermo Isicobich, Carmen Vasapollo y Andrea Trota, quienes le brindaron un camino, que él le brinda a todos los interesados.

Bettinelli descubrió el arte en 1999 gracias a Atilio, quien lo invitó a participar en una jornada artística en la escuela Nº 62. En ese encuentro, Guillermo le pidió si podía sostener a un tronco que estaba tallando.

A José le llamo la atención ver cómo le daba la forma a ese pedazo de madera que podemos encontrar en cualquier lugar. En ese momento algo se empezó a despertar en él, gestando el nacimiento de un nuevo camino de vida.

El artista comenzó a ver cómo esculpía y se iba formando una cara en ese fragmento de árbol. Tanto le llamó la atención que agarró un poco de viruta y se la puso en el bolsillo. Al concluir la jornada, Isicobich le regaló la cabeza que había realizado.

En ese momento, empezó a comprar las herramientas y dejó su trabajo de albañil para dedicarse exclusivamente al arte

Sus exposiciones comenzaron en el sindicato de La Matanza, con los maestros ya mencionados anteriormente y continuaron en la UNLaM, en el Rotary Club de Isidro Casanova, entre otros.

También, participó de concursos y al obtener su segundo premio se dio cuenta de que ese sistema no era para él. En sus obras se puede observar la dedicación y el oficio que solo un maestro puede lograr. Muchas hablan sobre su vida (como los libros tallados) entre otros temas.

En 2005 editó su primer libro “El Beso”, donde relata cómo fue su camino en una etapa difícil de su vida y cómo el camino artístico le cambio su existencia.

Bettinelli realzó que quien lo inspiró en la docencia fue el mismo Pedro Bonifacio, porque su taller siempre está abierto a enseñar. Se lo puede observar en los encuentros de Escultores de La Matanza (del que fue uno de sus propulsores), que su lugar de trabajo siempre está lleno de gente de todas las edades trabajando gracias al incentivo del artista.

Además, siempre colabora con los docentes del Partido asistiendo a las Escuelas para dar talleres de Escultura. El artista destaca: “Gracias al arte pude educar a mi hijo del corazón. El arte me educó a mí y a su vez hice una cadena y lo eduqué a él”.

“El aprendizaje es cooperativo, porque todos aprendemos de todos. Es continuo, a los jóvenes les quiero brindar la frase: ‘Se puede lograr si uno se lo propone’”, explicó.

El maestro es el ejemplo vivo de la frase, demostrándolo con sus actos. Hoy, se encuentra realizando el secundario, que en su momento no pudo finalizar y va a continuar con la carrera de filosofía.

Para el Escultor: “El Arte es una forma de expresar mi sentimiento a través de mis obras”.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close