N° de Edición 6960
La Matanza

El Municipio prometió solucionar el caso de un chico discriminado

No lo aceptaban en jardines

Se trata de un pequeño que tiene problemas de movilidad. En tres jardines le habían negado vacante para el ciclo lectivo 2012 y el caso llegó hasta los gobiernos municipal y provincial. Ahora le prometieron a la familia una solución inmediata.

Ulises, un pequeño de dos años y medio, padece una afección motriz llamada encefalopatía crónica no evolutiva. Se trata de un trastorno -ocasionado por un problema en el embarazo- que afecta su sistema motriz. Sin embargo, el equipo médico que lo atiende coincide en asegurar que su evolución es buena y tiene altas chances de caminar con normalidad.

Antes esta situación, los padres de Ulises saben que el niño no necesita un jardín especial, ya que sólo es necesaria la intervención de una maestra integradora para su normal desenvolvimiento. Al iniciar meses atrás la búsqueda de una institución educativa, se encontraron con un claro caso de discriminación.

El pequeño fue rechazado en tres establecimientos de Isidro Casanova, localidad en la que residen. El primero “no” fue del Colegio Privado Pablo Pizzurno, donde se excusaron por no disponer de instalaciones preparadas para recibirlo, ya que las salas se encuentran en un primer piso. Lo mismo ocurrió en el Colegio Religioso San Carlos de Borromeo. En tanto que en el Jardín Bichito de Luz les propusieron a sus padres que busquen un jardín especial para evaluarlo.

Paola Alvarado, madre del niño, explicó que cuenta con el aval de una junta médica que asegura que Ulises no necesita un jardín de educación especial.

“Tuvimos que esperar hasta noviembre para buscar jardín porque no teníamos todavía los resultados de los estudios, pero por Ley los establecimientos deben reservar tres vacantes para chicos con discapacidad”, explica la mujer al encontrarse con establecimientos en los que la excusa fue la tardanza para buscar la vacante.

El pequeño necesita ser movilizado en una silla transportadora –no es una común silla de ruedas-, y como resultado de las terapias logró grandes avances, ya que hoy puede caminar en paralelas, y los médicos aseguran que tiene muchas posibilidades de lograr caminar por sí sólo.

La respuesta

Cuando se conocido la noticia sobre la discriminación sufrida por Ulises, se abrieron dos caminos de posible solución para la familia del pequeño. El primero en comunicarse fue el subsecretario de Gobierno del Municipio Rolando Galván, quien se puso a disposición del caso prometiendo encontrar una “solución inmediata” para el pequeño.

En este marco, la semana última se concretó una reunión entre los padres del pequeño y la presidenta del Consejo Escolar Haydee Villagrán, quien prometió que en febrero -finalizado el receso de verano para autoridades de escuelas- se buscará una vacante en un establecimiento que quede cómodo para la familia.

Cabe destacar además que desde la Dirección Provincial de Educación de Gestión privada también se comunicaron con la madre del niño, asegurando que el Gobierno provincial haría lo propio para que Ulises pidiese comenzar las clases en tiempo y forma, sin rechazos de ningún tipo, y con las mismas posibilidades que el resto de los niños.

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close