N° de Edición 6911
La Matanza

El incendio afectó al CEDIMA y existe peligro de derrumbe

El incendio afectó al CEDIMA y existe peligro de derrumbe

El incendio afectó al CEDIMA y existe peligro de derrumbeUn ómnibus y una camioneta donados por la Municipalidad de La Matanza, un auto particular, las canchas deportivas, elementos para la práctica de deportes y la radio comunitaria, quedaron totalmente inutilizadas en el edificio de Centro de Discapacitados de La Matanza (CEDIMA). De acuerdo al último reporte policial, el edificio corre peligro de derrumbe. Por eso, recién cuando la Policía lo permita, los trabajadores ingresarán al lugar para empezar la reconstrucción.

La carta de un profesor

“Despertar con esta noticia es desconsolador por donde se mire. A raíz del incendio de la fábrica en San Justo, nuestro querido CEDIMA se vio bajo las llamas y se perdió todo, sueños, horas de dedicación, talleres de trabajo, equipamiento deportivo, salón de tenis sobre mesa, la cancha de básquet donde se practicaban otras disciplinas como Patín y fútbol”, relató a través de su cuenta de Facebook el profesor del básquet, Gonzalo Seibene.

Según detalló: “CEDIMA es una institución que hace años viene creciendo. Actualmente tenía sus vestuarios nuevos, su tablero electrónico nuevo, entre otras cosas. No solo le daba lugar a sus disciplinas, sino que también le abría las puertas de sus instalaciones a otros clubes que no tenían lugar para entrenar, para armar sus torneos (principalmente en el básquet en silla de ruedas) y qué paradoja de la vida ¿no? Hoy los que se quedan sin nada son los mismos que siempre dieron todo por el otro”.

Más adelante expresó que “además de ser unos de las instituciones más importantes, con instalaciones propias para la actividad de gente con diferentes tipos de discapacidades, también es una entidad que desarrolla actividades culturales y de inclusión a gente que no solo es discapacitada, sino que por ahí tiene algún tipo de vulnerabilidad en su vida”.

Seguidamente el entrenador dijo: “Yo, Gonzalo Seibane, hace casi dos años que trabajo como entrenador de basquet en silla de ruedas y no puedo no estar anonadado y destruido con lo que pasó. Es una institución que siempre me hizo sentir en casa, que me aceptó como soy, donde me quieren y me cuidan. Sé que es duro, pero sé que vamos a salir adelante. También quiero recordarles que en CEDima tenemos muchos atletas paraolímpicos medallistas, sobre todo en tenis sobre mesa y algunos en básquet entre otras cosas más”.

CEDIMA es sinónimo de familia

“En cuanto a nuestro equipo de básquet, el último lunes fue el último entrenamiento para disputar en el día de hoy (por el miércoles) ese sueño del último torneo que nos diera el ascenso y sueño de ser campeones. También se derrumbó, ya que todas nuestras sillas de competición se quemaron. Mucha impotencia. Todo un laburo de ilusiones. El equipo que perdió menos partidos y salir del torneo así nos es justo. Pero nos tocará levantarnos… Les pido de forma particular a todos y en especial a todos los clubes del básquet adaptado y convencional que no nos dejen solos. Que colaboren en lo que puedan, háganlo por todo lo que siempre CEDIMA hizo por todos” cerró manifestando el profesor de básquet.

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close