N° de Edición 6960
La Matanza

El Club de Chicos Especiales necesita de un espacio para seguir capacitando

El Club de Chicos Especiales necesita de un espacio para seguir capacitando.

Esta asociación, que nació en el 2010 en el Chaco Impenetrable, está abocada a luchar por los derechos e igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad.

El referente de esta organización civil y técnico en cardiología, Ernesto Amarilla, contó en “Haciendo Radio” (producción de Diario NCO que se emite por la AM850 los lunes, miércoles y viernes) cuál es la misión que persiguen desde el club.

“El sueño es crear un taller de arte y oficio para personas especiales. Tenemos que pensar que, muchas veces, los papás ya no vamos a estar el día de mañana y ellos tiene que independizarse” reflexionó el profesional.

Si bien el Club de Chicos Especiales cuenta con personería jurídica, no reciben ayuda por parte de organismos estatales y es por eso que buscan visibilizarse para poder conseguir, mediante la solidaridad de la comunidad, ese lugar en donde los niños puedan capacitarse para el futuro.

“Darles la posibilidad de que ellos puedan hacer un deporte, ayudarlos a cocinar, hacer un horno de barro para enseñarles hacer pan casero y a defenderse en la vida es a lo que nos abocamos”, remarcó Amarilla.

Asimismo, el referente insistió en que el no darles este espacio y la oportunidad de que aprendan tareas que les permitan manejarse por sí solos va a perjudicarlos enormemente ya que “van a ser discapacitados toda la vida”.

¿Dónde está el Club de los Chicos Especiales?

Actualmente se encuentran funcionando a modo de consultorio en un garaje prestado por el Centro de Comerciantes de Gregorio de Laferrere en el que, por otra parte, están realizando una jornada sobre orientación y prevención en cardiología infantil.

De esta manera, hacen electrocardiogramas gratuitos para chicos especiales desde los seis meses de vida. Para conseguir una consulta, las familias deben acercarse a López May 2630, con orden médica, para programar un turno.

“Hacemos la parte preventiva diciéndole a la madre que su bebe puede tener una arritmia o un soplito. Yo soy técnico y lo que hago es la parte de lectura, de orientación y prevención”, explicó Amarilla.

Además, también realizan aptos médicos para hacer deportes para los chicos con discapacidad que participan de torneos bonaerenses, nacionales y provinciales. Estos aptos sí tienen un mínimo costo y ayuda a solventar la organización.

No bajar los brazos

La labor que realizan desde el club para los chicos de La Matanza es un acto destacable y que, a pesar de todas las dificultades, continúan luchando para que este sueño pueda realizarse.

Para aquellos que puedan o quieran aportar de su colaboración, ya sea, facilitando un espacio, terreno, casa en comodato o necesiten informarse cómo aportar su granito de arena, se deben comunicar al 4467- 7274.

Otra opción es acercándose a López May 2630 de 16 a 19 en donde podrán hablar directamente con Ernesto Amarilla, referente del club quien confió que “tarde o temprano saldrá nuestro proyecto, estamos abocados a que sí hay una salida”.

 

 

 

 

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close