N° de Edición 7204
La Matanza

El año 2021 comenzó con robos a comerciantes

El año 2021 comenzó con robos a comerciantes.

El fin de semana, mientras muchos continuaban celebrando el inicio de un nuevo período, otros utilizaron la noche para salir a robar el esfuerzo de un comerciante de la localidad matancera de San Justo al que le arrebataron las esperanzas luego de que malvivientes ingresaran a su local y le robaran todo.

El hecho ocurrió en las intersecciones de las calles Arieta y Salta, en plena zona comercial, a dos cuadras de la comisaría primera y a la vuelta de la DDI, en horas de la noche en el local de ropa femenino llamado “Malayka” cuyo dueño estaba tratando de reponerse luego de haber estado tantos meses cerrado por la pandemia.

En el transcurso de la semana personal correspondiente a la seccional de San Justo detuvieron a un delincuente a quien sorprendieron robando en otro local aledaño al cual le sustrajeron la mercadería que intentó llevarse de allí y de otros comercios.

Las tiendas vienen siendo un objetivo a la hora de robar en los últimos tiempos, ya que hace dos meses la localidad fue noticia en todos los medios por el asalto violento dentro de la joyería “Rody”, ubicada sobre Arieta a tres cuadras y media de la comisaría, cuyo asalto fue registrado por las cámaras y se observó cómo en tal solo tres minutos los dos ladrones se llevaron alrededor de un millón de pesos en joyas y alhajas.

Los comerciantes de San Justo se reunieron con las autoridades policiales tal como expresó Damián Santostéfano, miembro de “Juntos Somos Más”, a InfoMatanza: “La situación es muy complicada, tenemos muchísimos problemas y ante la oportunidad y buena predisposición de parte de las fuerzas de seguridad pedimos tener una reunión con el comisario y miembros del equipo de trabajo”.

A su vez, los participantes de dicha charla manifestaron que la misma fue fructífera ya que acordaron nuevas maneras de trabajo entre ambas partes lo cual es beneficioso para los dueños y empleados de los locales.

Otros comercios, más robos

Los ladrones no solo eligen ropa y joyas, sino que optan por cualquier rubro a la hora de cometer delitos tal como contó Carmen, quien tiene un centro de podología en Laferrere: “Sufrí un robo ni bien hice la inauguración de mi local en el 2017. Ingresaron dos masculinos cuando bajaba la persiana para cerrar. Nos metieron al baño a mí, a mi hija y mi nieto. Nos amenazaron con un arma y se llevaron los teléfonos, zapatillas e instrumental” y agregó: “A la ferretería de al lado le robaron en mayo del año pasado”.

“En mi caso por suerte no sufrí hechos de inseguridad en el negocio, pero conozco algunos colegas acá en la zona que si les violentaron las persianas y un caso que le vaciaron el local”, relató José comerciante de Rafael Castillo.

La inseguridad se replica en cada localidad de La Matanza y la presencia policial es escasa o en algunos casos nula y eso se ve reflejado no solo en los robos sino también en los comentarios de los ciudadanos que entrevistamos, tal como afirma Francisco dueño de una verdulería en Laferrere: “No hay efectivos en la zona, es muy raro ver algún patrullero, pero no es de ahora y, más allá de estar en un lugar céntrico, la policía no existe”.

“En la zona hay presencia en los lugares públicos o donde se junta mucha gente como las plazas y el centro comercial de Atalaya, pero no siento que sean muy eficaces. Los patrulleros se caen a pedazos y eso no ayuda a la hora de una persecución por ejemplo”, opinó Mariel empleada en un local de lotería de Isidro Casanova.

La situación en las calles

Los delincuentes están al acecho las 24 horas para ver a quién le pueden sustraer sus pertenencias, tal como le sucedió a Carmen, vecina de la localidad de Merlo, quien detalló: “El día 22 del mes pasado venía de trabajar, bajé del colectivo y a media cuadra de mi casa me interceptó una moto con dos personas. Me quisieron arrebatar el bolso, me tironearon y caí al piso. Eso me provocó la fisura del hombro y el codo. Estuve 20 días con cabestrillo sin poder mover el brazo”.

La mujer relató que los motochorros actuaron de manera violenta y que se salvó gracias a un remisero que justo pasó por la esquina del lugar y expresó: “Después del robo sentí angustia, miedo e inseguridad” y recordó con tristeza: “Sufrí otro hecho donde también me interceptó una moto a dos cuadras de mi casa, era una sola persona esa vez y me arrebató la cartera. Cada vez que salía y escuchaba una moto temblaba”.

“A mí me emboscó un ladrón en la esquina justo cuando estaba llegando al local, yo tengo una peluquería, me golpeó y me robo la cartera”, relató Graciela ciudadana de Moreno.

Sin embargo, el atractivo en las calles no es siempre los bolsos a las mujeres sino también teléfonos móviles o hurto a autos, tal como le ocurrió a Leandro vecino de la localidad de La Tablada quien relató: “sufrí robo a mano armada por parte de cuatro personas el año pasado. Me apuntaron con una nueve milímetros para robarme un celular. Lo pasé muy mal”, y agregó: “Anoche por me robaron el estéreo y parlantes del auto en la puerta de mi casa. La zona acá está liberada”.

“A mí me quisieron arrebatar el celular en el colectivo, pero se pudo evitar. Fue a la altura de León Gallo y ruta tres en febrero el año pasado. En el forcejeo con el ladrón recibí un golpe de puño en la cara. Después vino una camioneta de la guardia urbana y me trasladaron a la comisaría para hacer la denuncia”, narró Noelia ciudadana de Isidro Casanova.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba