N° de Edición 7071
La Matanza

Despidos y suspensiones en Acindar: la UOM aguarda a una audiencia

Despidos y suspensiones en Acindar: la UOM aguarda a una audiencia.

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica local, Hugo Melo, aseguró que están a la espera de una mesa de diálogo con el Ministerio de Trabajo para reclamar por los despidos y reducción arbitraria de sueldos en la fábrica.

A casi un mes de que inició el conflicto entre la metalúrgica Acindar y sus empleados, luego de que la empresa decidiera despedir a siete trabajadores y reducir el salario de todos los obreros, aún la UOM de La Matanza se encuentra esperando a una audiencia con el Ministerio de Trabajo.

Así lo aseguró su secretario General, Hugo Melo, en una entrevista por Radio Sur, dando más detalles del por qué Acindar tomó dicha medida. Al mismo tiempo, confió que la mesa de diálogo tendría lugar durante esta semana.

“La situación arrancó a partir del comienzo de la cuarentena, con la suspensión de las actividades de la fábrica. Después, Acindar planteó suspender a los trabajadores con el 75 por ciento del salario neto”, comenzó relatando Melo.

Ante este planteo, aseguró el secretario gremial, junto con la Comisión Interna y el cuerpo de delegados del sindicato, se sometió a votación la propuesta entre los trabajadores afectados. El resultado de esto fue el rechazo general de dicha disposición.

“La empresa lo tomó como represalia, podríamos decir y tuvo la mala actitud de pagarle a los trabajadores el salario convencional, solamente, más la antigüedad, dejando de pagar todos los ítems que en el recibo figura por fuera de los convencional”, agregó.

Las medidas tomadas por Acindar

La entidad no renovó los contratos de siete obreros, los cuales ya estaban por caducar y para Melo, esto fue algo hecho “como castigo porque la Comisión Interna y el cuerpo de delegados del gremio decidieron consultar a los compañeros y que, finalmente, rechazaron el 75 por ciento del salario neto”.

“Todo esto llevó a que hayamos hecho la denuncia en el Ministerio de Trabajo y estamos esperando a la audiencia, sea vía online o sea presencial, para reclamar”, insistió.

Por otra parte, también confirmó que, tras las correspondientes autorizaciones, algunas actividades han sido retomadas en la planta ubicada en La Tablada, pero que solo corresponden a algunos sectores que elaboran materiales esenciales para el rubro.

“Esperamos que el Ministerio de Trabajo nos convoque a esa audiencia y podamos reclamar todo lo que corresponde que creemos que es el derecho que tenemos, la incorporación de los compañeros nuevamente y la recuperación de los salarios caído”, concluyó respecto al tema.

Discrepancias con la UOM nacional

La propuesta de Acindar, de pagar los salarios con una reducción del 25 por ciento, se debe entender en el marco del acuerdo al que habían llegado la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) y la Unión Industrial Argentina (UIA), a fines del mes de abril.

Ambos gremios habían establecido que quienes no tengan tareas laborales, como producto de la cuarentena, podían ser suspendidos y continuar recibiendo una suma salariano menor del 75 por ciento neto.

En este escenario, es el gremio de la UOM, liderado por Antonio Caló, el primero en cerrar su convenio y dar luz verde a las suspensiones y bajas salariales, decisión que el secretario de la sede Matancera no comparte desde el primer momento.

“Se debió haber esperado porque se hace un acuerdo a nivel nacional para que se les pague el 75 por ciento de salario a los trabajadores y el Estado termina ayudando a través de la ATP pagándole el 50 por ciento de ese salario a la pequeña, mediana y gran empresa”, expresó.

Una decisión apurada

La Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción es el programa a través del cual el Gobierno nacional colabora para asegurar el pago total de los salarios.

En este sentido, para Melo, el acuerdo entre la UIA y la CGT está muy lejos de querer ayudar al trabajador: “Los más beneficiados son los que más tienen porque paganremunerativamente el 25 por ciento del salario y no hacen los aportes patronales, en definitiva, son los grandes ganadores”.

En este sentido, también criticó al programa de la ATP ya que, en lugar de ayudar a la pequeña o mediana empresa, corporaciones como Techint o Acindar terminan haciendo uso de este beneficio, sumando la ventaja de reducir los salarios.

“No tengo ninguna duda de que Acindar o Techint, con la ayuda del Gobierno, podría estar pagando el 100 por cien de los salarios a los trabajadores porque el 50 por ciento se lo está dando el Estado”, concluyó.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio
https://facebook.com/diarionco.

 

 

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close