N° de Edición 7013
La Matanza

Desesperado pedido de un refugio de animales para salir a flote en medio de la pandemia

Desesperado pedido de un refugio de animales para salir a flote en medio de la pandemia.

El Refugio Las Renatas atiende a animales con discapacidad, pero en los últimos meses no están pudiendo cumplir con las necesidades básicas del lugar y necesitan ayuda.

Desde las profundidades de Virrey del Pino emerge un lugar que cobija a aquellos seres olvidados, rechazados, que vagan en las calles, pero que encontraron en este hogar de recuperación de animales discapacitados, gerontes y enfermos graves una segunda oportunidad de sonreír y mover la cola esperando alguien que los adopte y les dé cariño y amor.

A pesar del noble trabajo que realizan, la actualidad de Las Renatas dista mucho de ser la mejor y una de las fundadoras, Giselle Ferrero, contó los graves problemas económicos que están sufriendo desde antes de la cuarentena obligatoria y la profundización del mismo a partir del 19 de marzo.

“Desde hace un tiempo, antes de la pandemia, comenzaron a disminuir las donaciones a tal punto de no poder cubrir las necesidades básicas del refugio. Mucha gente suele dar donaciones por tarjeta de crédito y llegan rechazadas”, inició la entrevistada.

Actualmente, el lugar está en fase de acondicionamiento ya que hace poco tiempo llegaron a Virrey del Pino, luego de peregrinar por distintas localidades del Gran Buenos Aires. “Desde la pandemia nos quedamos sin dinero para afrontar absolutamente nada. Se nos está terminando el alimento balanceado y no tenemos dinero para comprarlo”, se lamentó Ferrero.

Asimismo, reveló la onerosa demanda que genera el refugio y explicó que “estamos frente a un dilema: cómo hacemos para comprar el alimento si no tenemos los recursos. Los gastos del refugio superan los 75 mil pesos. Como son animales enfermos comen alimentos especiales porque están en recuperación y el gasto base es bastante considerable”.

Cuidadores, tratamientos y distribuidores

Más allá de los problemas antes mencionados, la situación del refugio no termina ahí y Ferrero detalló que “otra de las dificultades es cómo pagar a los cuidadores. Lamentablemente no vivimos en el lugar y entonces cómo hacemos para que los cuidadores puedan subsistir”.

“La mayoría de nuestros animales son enfermos y necesitan tratamiento, hacerse estudios. Por el momento los estudios están suspendidos y quedó reducido a las urgencias veterinarias, ya que se nos complica siquiera cumplir con el alimento y la paga a los cuidadores”, complementó la entrevistada.

Los envíos de alimento son otra problemática que se agrega y también genera deterioro en la alimentación de los animales: “Hay muchos distribuidores que no llegan con la repartición a la zona donde estamos llegan uno o dos y no tienen el alimento que ellos (los perros) consumen y si tienen es en poca cantidad y no se puede abastecer al refugio”.

El futuro cercano y el pedido de ayuda

El panorama se aproxima complicado y la entrevistada aceptó el frágil momento del refugio. “Mi pronóstico frente a esta situación no es alentador, creo que todo esto va a hacer que se desmejore la salud de nuestros animales después de todo el sacrificio que uno hace para cuidarlos y que no le falte nada. No tenemos forma de afrontar una emergencia”, se sinceró.

Sumado a este horizonte oscuro, desde el Municipio se cortó con las actividades que permitían que no siguieran reproduciéndose animales que vagan sin hogar: “Además, estamos preocupados por la superpoblación de animales en situación de calle. Previo a la cuarentena se habían suspendido las castraciones que realizaba zoonosis. Va a haber animales enfermos y reproducción sin control”.

Por último, la entrevistada pidió a la gente que tengan pequeños actos que pueden ayudar a aminorar el sufrimiento de los animales que transitan las calles, ya sea poniendo tachos con agua y comida en las veredas o que si ven un animal en una situación de emergencia se involucren. Las Renatas quiere seguir funcionando y un pequeño gesto puede ser de gran ayuda.

En caso de querer ayudar económicamente al lugar las vías de donaciones son estas:

MERCADO PAGO (Tarjeta crédito/Pago fácil/Rapipago)

🔴 MERCADO LIBRE

http://bit.ly/2L0KC4T

http://bit.ly/2OufXim

🔴 APADRINAR

mpago.la/EGcF

TRANSFERENCIA o DEPÓSITO

Banco Provincia de Buenos Aires.

Titular: ASOC CIVIL LAS RENATAS ANIMALES ESPECIALES

Número de Cuenta Corriente: 5011-50497/7

CUIL/CUIT: 30-71522983-4

CBU: 0140067001501105049772

Alias: REFUGIOLASRENATAS

lasrenatas.lasrenatas@gmail.com

✈✈ Desde el exterior 🚢🚢

Banco Provincia de Buenos Aires

Titular de cuenta: ASOC CIVIL LAS RENATAS ANIMALES ESPECIALES; MARIA GISELLE,FERRERO; ADRIAN RUBEN,MARTINEZ.

Número de Cuenta: CA U$S 5011-501297/0.

CUIL/CUIT: 30-71522983-4.

CBU: 0140067004501150129701.

Alias: PEZ.VARA.CLAVO.

 

 

 

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close