N° de Edición 6937
La Matanza

Desesperada búsqueda de Sebastián y Celina

Buscan a Sebastián y Celina.

Ya se cumplió un mes sin saber nada de la pareja adolescente de Rafael Castillo

¿Dónde están Sebastián Molina y Celina Ríos? Esa es la consigna bajo la cual el 21 de noviembre sus amigos y familiares cortaron Ruta 3 pidiendo su aparición con vida. Hoy sus seres queridos continúan buscándolos.

Hubo gente que los vio. “El de la vuelta de nuestra casa”, dijeron los padres, y agregaron: “En Constitución los vio una persona que estaba ahí, los salieron a buscar y todo pero no”.

Los entrevistados manifestaron en Crónica TV que la descripción de la testigo de Constitución era fiel. “Sí, era certera, lo único es que no teníamos cámaras para ver”. A la mujer que los vio le mostraron una foto y confirmó haberlos visto sin dudar.

“Cámaras no hay en Constitución, porque unos días antes hicieron un allanamiento y arrancaron todas las cámaras”, se explicó. En cierto momento de la investigación se pensó en la Costa Atlántica Bonaerense. “Nos llegó el comentario de que más que nada en esta temporada toman a los chicos para trabajar, les pagan unas monedas y como que puede ser”.

Cabe aclarar que desde Constitución, el último lugar donde fueron vistos, hay terminal de tren y de muchos micros que salen hacia la Costa todos los días. Los familiares hablaron sobre la posibilidad de que hayan ido a buscar trabajo ahí. “En lo que a mí respecta temo que no”, transmitieron en diálogo con Crónica TV.

La policía indicó que ellos no pueden viajar si no tienen DNI, y Sebastián y Celina no se los llevaron. Incluso la versión vieja de tipo libreta del documento permanece en sus casas. “Dudo que hayan viajado por esos lados. Si se fueron es porque alguien los llevó”. También es factible creer que podrían haberse trasladado haciendo dedo.

Un mes sin Sebastián y Celina

El padre de Celina reveló: “Se presume que no se llevaron mucho dinero. Hay una cifra que daba para unos días, pero no para un mes”, reflexionando sobre la cantidad de tiempo que llevan desaparecidos.

“Para nosotros debe haber alguien que los está encubriendo o algo por el estilo porque no puede ser. En la casa de alguien están parando”, añadieron. Y hablaron de su mayor esperanza para la resolución de este caso: “Cuando la policía secuestró los celulares querían saber si veían una conversación”.

“Están viendo si en la información de los celulares hay alguna conversación con un amigo o algo, pero lleva tiempo porque tiene mucha información el celular que usaba mi hijo, era el celular de mi mamá que usaba ese también”, afirmaron.

“El tema es que los dos se fueron sin celulares también”. Existe la teoría de que esto fue una decisión premeditada dado que estos chicos saben que si tienen el celular con ellos pueden llegar a ubicarlos.

Lo que llama mucho la atención es que los padres advierten que no se conectaron “absolutamente con nadie. De ambas familias estamos sin recibir un mensaje, una llamada, nada”.

El avistamiento en Rafael Castillo

El papá de Celina contó sobre la falta de testigos en estos últimos días. “A lo primero sí, lo vi por acá, lo vi por allá, pero ahora nada”. El mismo día que desaparecieron, alrededor de las 20 horas fue cuando el primer testigo los vio. “El mismo día que desaparecieron a las ocho y cuarto los vio la maestra que pasó por el supermercado”.

“Eso fue dentro de lo que es nuestra zona, a medida que pasan los días cualquier tipo de información que nos llega o se presume de a poquito va tendiendo a nula”. El problema es que puede existir gente que con el deseo de ayudar se confunda a Sebastián y Celina con otra pareja joven.

También es probable que en estos días hayan cambiado su apariencia, volviendo más difícil identificarlos. Según sus padres, ambos tenían buena relación con sus propias familias y con la familia del otro. “El 15 de septiembre, que fue el cumpleaños de Sebastián, vino Celina  a casa y estuvo todo bien”, declaró el padre del joven.

Y los papás de la joven, por su parte dijeron: “Cuando Celina estaba en casa mensajeando se sonreía y nos mostraba. Cuando llegaban al colegio Sebastián nos mandaba saludos”.

Los entrevistados confesaron su hipótesis más sólida, que también sería la más complicada. “Hay apoyo de un mayor seguramente. Es muy probable, sino no puede ser. Alguien les está dando de comer”.

Falta de pistas nuevas en el caso

“Todo lo relacionado a familiares se fue aportando a la policía para que constaten que o no los conocían, o tenían poca información. No se llegó a nada”, respondieron cuando se planteó la duda de que quizás haya algún familiar que tenga buena relación con ellos y esté involucrado.

Los padres jamás recibieron un comentario de algún proyecto a futuro de sus hijos relacionado a viajar o a dedicarse a algo en particular, como para que eso les pueda aportar alguna pista de a dónde quieren llegar ahora.

Foto: Diario Popular.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close