N° de Edición 7358
La Matanza

Denuncian a un jefe de comida china

TESTESTE
Denuncian a un jefe
Denuncian a un jefe de comida china

El negocio llamado “Mei Wei” se encontraba ubicado en la calle Pueyrredón 650 y estaba hace muchos años en la localidad matancera siendo uno de los mejores locales que hacía comida de origen oriental. En febrero de este año, el dueño avisó que se iba de vacaciones y que volvería al mes siguiente, pero para sorpresa de los empleados, este nunca volvió y ni siquiera se hizo presente para pagar lo adeudado.

Por Mailén Britos
britoscostamailen@gmail.com

@mailenbritosC

 

“Hace ocho años que empecé a trabajar en el local, el primer jefe tuvo un accidente de moto y decidió vender el fondo de comercio. En noviembre el local cambió de dueño, y lo alquiló un chino llamado Jonathan con quien trabajábamos muy bien. En febrero me dijo que se iba de vacaciones a China a buscar a su hija y que volvía en marzo pero nunca regresó”, expresó en diálogo exclusivo con Diario NCO Yamila Ipalaguirre, empleada de Mei Wei.

Ella trató de comunicarse con su primer jefe para preguntarle si él sabía algo de esta situación o de Jonathan, pero cuando lo llamó por teléfono del otro lado no hubo respuesta ya que el anterior administrador, José Sun, había cambiado su número de celular.

La mujer se comunicó con la inmobiliaria, donde le dijeron que se pudo contactar con Jonathan solo por teléfono y que al tiempo una persona se presentó en nombre del inquilino para dejar las llaves del local y avisar que en la semana el hombre iba a retirar los equipos del negocio.

El tiempo pasó y no sucedió lo que la persona que se presentó en la inmobiliaria había expresado. Los equipos tales como heladera o cocina siguen en el negocio y el paradero de Jonathan todavía no se pudo descifrar, ya que dejó el lugar en el que estaba viviendo y sus empleados desconocen su nombre completo.

Mei Wei era uno de los locales que su fachada no transmitía nada porque parecía un negocio abandonado por la estética que se podía observar. Pero cuando uno probaba su comida, era imposible dejar de comprar y comenzó a ser considerado uno de los mejores negocios de comida de Ramos Mejía.

El local se destacaba por su precio, su rapidez para entregar pedidos y los platos abundantes y exquisitos. Hoy, la página oficial de Facebook recibe miles de comentarios preguntando porqué el local no abre ya que muchos extrañan su comida.

“Trabajando éramos cuatro: los dos chicos que hacían el delivery, el chino y yo, todos teníamos buen trato. Jonathan conmigo tenía más relación porque yo sabía cómo manejar el local en lo que respecta a proveedores, clientes y mercadería” continuó Ipalaguirre.

Pese al buen clima que se manejaba en el local, las condiciones laborales seguían siendo deplorables. Con el primer jefe, no existía el aire acondicionado ni la estufa, tampoco gozaban de un baño en condiciones higiénicas o de agua caliente en el local, el salario era muy bajo por las horas que trabajaban (de 12 a 14.30 y de 19.30 a 23.30) y los maltratos eran constantes.

“Con el nuevo jefe, lo único que cambió fue el sueldo, que aumentó un poco pero ni siquiera pagaba aguinaldo, feriados u horas extras. Tampoco nos daba cajas navideñas y las condiciones laborales seguían siendo muy precarias”, afirmó.

Entre tanta desesperación y bronca la mujer señaló que pensó en llevarse lo que estaba dentro del local para saldar la deuda, pero sabía que le correspondía a la inmobiliaria, porque el inquilino también debe la mensualidad del alquiler. Por lo tanto, ella prefería no tener ningún tipo de problemas con la inmobiliaria y seguir buscando el paradero de Jonathan.

Yamila tiene 34 años y una hija, actualmente se mantiene con una cuota mensual de un auto que vendió, pero que no le queda mucha plata de eso para poder seguir sobreviviendo. Además, se encarga de cocinar y vender tartas dulces, bizcochuelos, panqueques y todo lo que esté a su alcance, pero las ventas son muy bajas y no le dejan ganancias.

 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba