N° de Edición 6688
La Matanza

Débora Giorgi: “En materia de producción y trabajo, lo peor está por venir”

Débora Giorgi: “En materia de producción y trabajo, lo peor está por venir”.

La secretaria de la Producción de La Matanza, Débora Giorgi, se refirió a la actual y futura coyuntura que afecta a su área y repercute directamente en el sector del Trabajo. La funcionaria municipal fue realista al trazar un panorama muy poco alentador con vistas a los próximos meses, e hizo esa afirmación, al considerar que “evidentemente el Gobierno nacional no está dispuesto a modificar el rumbo”.

La titular de la Secretaría de Producción de La Matanza, Débora Giorgi, en diálogo con Diario NCO, dio su parecer en lo que tiene que ver con la actual crisis que a afecta gran parte del conjunto de la sociedad y perjudica puntualmente al sector productivo y del trabajo.

Y no le erré…

Respecto a su pronóstico de que “vamos camino al precipicio” que vislumbró  meses atrás cuando en ese momento fue consultada hacia dónde íbamos, la funcionaria confesó que “lamentablemente no me equivoqué. Y era muy fácil no errarle y no es que para hacer ese análisis haya tenido que hacer un conjunto enorme de ecuaciones. Ese análisis se puede hacer muy fácilmente, solo hay que caminar la calle y escuchar a los empresarios y a los trabajadores”.

A continuación Débora Giorgi señaló que “estamos en un contexto donde el gobierno nacional y provincial que en sus acciones políticas no solamente relega a la industria, si no que estoy comenzando a pensar que en realidad, no quiere a la industria. Y lo que digo, no lo hago desde la crítica negativa o desde el tremendismo. Lo sostengo al observar que tenemos un mercado interno empobrecido y donde a la gente no le alcanza para comprar ropa, zapatos, remedios, alimentos, etc.”.

Consultada por el hipotético caso que el Gobierno decida reconocer “me equivoqué” y optara por cambiar el rumbo, la pregunta fue cuánto tiempo se necesitaría para recomponer el mercado interno, la secretaria de la Producción aseveró: “Acá hay una conjunción de políticas que tienen que cambiar 360 grados. Pero no va a ser fácil que se ponga al trabajador y al pueblo como eje de un nuevo conjunto de políticas”.

“Eso sucederá cuando se comiencen a dar señales que orienten a los argentinos a tener ese orgullo por producir, por tener un trabajo industrial; cuando la especulación financiaría y los grandes grupos económicos vinculados a la extracción de recursos renovables, como la energía, la minería y los grandes pules de siembra, no sean los únicos beneficiados” confió la secretaria de Producción.

Y seguidamente amplió el concepto sosteniendo: “Se reconstruirá cuando se produzca ese traslado de recursos a tarifas pagables para los hogares argentinos y para las Pymes. Cuando no se esté discutiendo un bono que no va a recuperar más del 5 o 10% de lo que se perdió. Los salarios formales han perdido un salario y medio; los jubilados han perdido casi dos jubilaciones y ni hablar de la AUH”.

Como conclusión a esa requisitoria, Débora Giorgi analizó que se podrá recomponer la actual situación “cuando estas cuestiones se pongan sobre la mesa y cuando se entienda que las exorbitantes tasas de interés solamente pueden calmar a los mercados por un par de meses, porque cuando vea que rápidamente estamos perdiendo la capacidad de pago de la Argentina, a nadie le puede sorprender que el dólar vuelva a subir, como está sucediendo esta semana”.

Sin salida a la vista

¿Si considera que estamos incluidos en el mundo cómo dicen? fue otra pregunta que le hicimos a la funcionaria. Y en ese aspecto ejemplificó: “En estos días salieron los últimos números del balance comercial del Indec y es evidente cómo las exportaciones de valor agregado, a las que le pusieron derechos de exportación del 10 o 12%, a las que se les encarecieron todos costos dolarizados, éstas crecen el 1, 2… se ralentizan ahí con una mega devaluación del 100%, y las importaciones son las que se desploman…”.

“¿Y saben qué? Las que se desploman son bienes de capital, partes y piezas, con tasas de caída del 30 y 40% y paradójicamente, las importaciones de consumo son las que menos caen. Por eso la Industria sigue con ese nivel de recesión y caída, que en La Matanza están en niveles del 27 al 35 %, que es trabajo. Por eso, traer trabajo de afuera con una tasa de desempleo que está llegando a dos dígitos y donde hemos perdido 93 mil puestos de trabajo industrial, solo caen 10 u 11%, lo que quiere decir que siguen ganándole a este cada vez más achicado mercado interno” explicó la ex ministra de Industria del gobierno de CFK.

Ante la pregunta si en términos de producción y trabajo, cree que lo peor ya pasó o que lo peor está por venir, la entrevistada fue terminante al afirmar que “es triste, pero creo que lo peor está por venir. Sinceramente como dije antes, si no hay un cambio de política de 360 grados que iría de las política actuales a un contexto macroeconómico que reivindique el trabajo y la generación de valor agregado, soy muy pesimista”.

“Acá hay un centro de políticas que debemos hacer entre todos: los funcionarios, los trabajadores, los empresarios, las organizaciones sociales… Va a llevar tiempo y la recuperación será cuando el trabajador sea eje y se implemente ese conjunto de políticas orientadas nuevamente a recuperar la soberanía nacional en materia de endeudamiento, de disponibilidad y manejo de nuestros recursos energéticos no renovables. Entonces no veremos una luz en el túnel, va a haber un foco grande que vamos a ver todos los argentinos. Esa es mi expectativa… Porque tenemos derecho a tener una vida digna, para nosotros, para nuestros hijos y para nuestros nietos…” relató la funcionaria.

Por último Débora Giorgi se refirió a los números de la última encuesta que su oficina recolecta a través del Observatorio de la Secretaría de Producción y donde el informe hablaba de una retracción de la actividad en el suelo matancero: “Los números siguen tan preocupantes como antes, con una profundización de los deterioros, básicamente en lo que hace a despidos. Frente a un mercado interno relegado y empobrecido, muchas empresas de todo tipo: sean de la industria, el comercio y las economías regionales y rurales te dicen: ‘No pude aguantar más y tuve que bajar la persiana’”, culminó contando la secretaria.

 

 

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close