N° de Edición 7420
La Matanza

Cultura popular: “Evita”

TESTESTE


Por Mauricio Benítez
mauriciobenitez.jp@gmail.com

Hoy es un día especial para el pueblo argentino. Un día cargado de nostalgia para el pueblo peronista. Se cumple un nuevo aniversario del nacimiento de María Eva Duarte de Perón, para nosotros: Evita. Allí en los Toldos, un 7 de mayo de 1919, llegaba desde tierras santas esta mujer que marco a fuego a los humildes de mi Patria.

No puedo aunque quisiera, hablar objetivamente de Evita, porque para los que nos formamos y crecimos con su cuadro en la pared, Eva es enormemente grandiosa. Puedo comprender y racionalizar ciertos sentimientos, pero no este. No el de una guerrera que trajo esperanzas no solo al pueblo argentino, sino a los pueblos sufridos y hambreados del mundo.

No podía escribir en la columna de hoy sobre otra cosa. En mi casa, desde muy pequeño respiro el peronismo. Y en mi adolescencia comencé a militar socialmente en una organización juvenil. Nunca tuvimos miedo a la política, y jamás oculte mi ideología. Quienes me conocen saben que la política no es análisis para mí, que no es especulación y espera. La política es la herramienta por excelencia que tienen los pueblos para construir comunidades más justas, más participativas y con igualdad de posibilidades. La política es construcción y sentimiento.

El peronismo nos enseñó a creer en lo colectivo, y esta etapa política requiere de organización y unidad, por eso milito orgánicamente, no creo en la militancia inorgánica, la considero banal y carente de compromiso. El compromiso se asume cuando se reconoce una identidad desde la que uno construye y se referencia.

No me interesa comparar a Evita con nadie, ella fue única, y su ejemplo hoy es bandera a la victoria. Evita dio su paso a la inmortalidad muy joven, con tan solo 33 años, dejando enseñanzas de entrega, lucha y amor por sus descamisados, esos trabajadores de la Patria que día a día fueron enalteciendo las conquistas peronistas.

Quisiera también aclara que Evita fue profundamente peronista. Para aquellos que intentan construir falsamente una Evita sin Perón, sería interesante que lean el cariño y compromiso que tenía Evita hacia la construcción que realizaban con Perón, uno de los máximos estrategas políticos del Siglo XX.

La historia nos regala aprendizajes todo el tiempo. El peronismo, no casualmente fue proscripto durante 17 años. El peronismo no casualmente fue y es criticado a mansalva por los sectores más reaccionarios de este país.

Durante el primer y segundo gobierno de Perón el pueblo argentino accedió a derechos inalienables. Derechos que hoy gozamos todos los argentinos y que muchos de ellos nadie sabe porque los tenemos. Cada derecho obtenido viene de una lucha popular.

Cuidar de esas conquistas es una obligación que tenemos los jóvenes como guardianes del presente y futuro de nuestra Patria.

En un aniversario más de su natalicio, a continuación un poema del Compañero Daniel Ghiraldo (Dano Cooke), a quien conocí militando en Malón hace algunos años atrás.

¡Qué huérfanos quedaron los niños
sin tu presencia!

¡Qué descoloridas las bicicletas
y mudas las dentaduras!

¡qué solitarios los juguetes!…

Pero no viniste con tu corazón encendido,
ardiéndote en las manos
como mil incendios forestales,
para repetirnos, tibiamente,
aquella monótona y lamentable cancioncita
de la caridad,
con la que pintarrajeadas viejas
-llenas de olor a bosta y
Chanell-
humillaron durante décadas a nuestro pueblo.

No, Evita, no…
¡si viniste a encenderlo todo con tu amor!,
que también es odio o no es nada…

Y marcaste a fuego al oligarca,
desnudaste violentamente su pecho,
y dejaste al descubierto
¡no un corazón!
sino el pútrido hígado de una vaca…

¡Nunca te perdonaron eso los oligarcas!

Porque Evita, las galeras se estremecen con tu nombre
y los monóculos se vuelven diminutos como monedas.

Los banqueros se suicidan en masa con tu sonrisa
y los estancieros se ordeñan desesperados los pezones.

Los milicos se devoran entre sí con tu mirada
y los curas se derriten como sirios pascuales
un minuto antes del olvido

Los cabecita negra florecen a tu paso
y tus rubios cabellos se transforman en trigo
para el hambriento

Las alegres sonrisas de los niños
invaden la noche
cuando con tu presencia las enciendes

Las recias manos de los obreros se llenan
cuando con tu voz, dulce y potente,
desparramas verdades como fieras

Tú, Evita,

La que nunca se avergonzó de sus pies de barro,
la que siempre recordó el frío, aún al lado de la lumbre,
la que nunca se olvidó del hambre, aún al lado de la mesa,
la que recorrió, mil veces, todas las calles que en su pecho
habitan.

Tú,
nos marcaste el camino,
Evita.

Y recogimos tu nombre
y lo llevamos como bandera,
hasta la victoria.

Dano Cooke.

Articulos relacionados

3 comentarios

  1. Encima escribis!
    y en esta ocasión de Evita, que no debe estar muy feliz con tu actividad en Angola.
    En serio, que hay que hacer para ir a uno de esos viajes?
    Pq trabajar, militar SERIAMENTE Y DE VERDAD, y encima estudiar parece que no ( es lo que hago yo)
    Andate por el bien de la militancia. si te equivocaste fiero.

  2. Mauri, tu nota es excelente. Concisa, certera y profunda. El peronismo es la máxima expresión de la conciencia de clase en la Argentina, si el Estado es un instrumento de Clases, el Peronismo promovió el acceso al poder de los ignorados de la historia, para cambiarla en beneficio del miserable. Política vs Beneficiencia. Derechos vs Dádivas. Dignidad vs Lástima. Esa subversión cultural fue obra del Peronismo, y EVITA es sin duda un símbolo eterno de Lucha por la igualdad de los desposeídos!!!
    Saludos! muy buena la columna!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: