N° de Edición 7271
La Matanza

CTA: Ni Una Menos En La Matanza

TESTESTE

CTA 1

El Movimiento Evita organizó una conferencia de prensa con motivo de repudiar a los femicidios  que acontecen dentro y fuera del partido, con el acontecido en Ciudad Evita recientemente como detonador, que ocurrió a pocos días de la marcha al Congreso. La charla se efectuó el pasado martes a las 12 del mediodía, en la oficina de CTA La Matanza, ubicada en la calle Florencio Varela 2481, esquina Arieta, en la localidad  de San Justo.

Por: Melanie Martínez

mmelanie92@hotmail.com

 

La realización del encuentro se dio en el marco de la convocatoria nacional y estuvo apoyada por otras organizaciones sociales pertenecientes a la CTA: “Convocamos (para la marcha al Congreso) como venimos convocando hace mucho, de hecho hubo muchísimas actividades en torno a lo del 3 de junio, asique estuvieron presentes (en la conferencia) una cantidad de organizaciones que forman parte de nuestra mesa”, indicó la secretaria de Género de La Matanza, Romina Pereyra.

Otra de las agrupaciones que estuvieron a cargo de la organización del evento fue el Frente de Mujeres Nacional y Popular; Gerardo Fernández, perteneciente al Movimiento Evita La Matanza; Azucena Ruiz y Ana María Alisa, representantes del Frente de Mujeres Evita La Matanza; son algunos de los encargados en esta ocasión de difundir la temática.

“Sobre todo lo que queríamos remarcar en la conferencia de prensa, nuestro sentido más importante era demandar que en La Matanza existen algunos recursos que tienen que ver con el gobierno Nacional en relación a las mujeres que viven violencia pero que el Municipio de La Matanza no lo está poniendo en práctica por un lado, no está inteligenciando para resolver esta problemática tan grave. Y por otro el poder judicial de La Matanza, los juzgados de familia en particular y los juzgados que toman lo penal tampoco están haciendo lo que corresponde; cuando una mujer lleva 9, 5, 2 denuncias lo que exigimos es que los jueces tomen decisiones que signifiquen la detención o por lo menos una penalización en el caso de estos tipos que son victimarios, que son perseguidores crónicos”, agregó.

El pedido de justicia tiene eco a nivel nacional, pues se movilizaron no solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sino también en distintos rincones, centros y plazas a lo largo y ancho del país, e internacionalmente; y en este caso particular“nuestro Municipio no es cualquier Municipio, tiene 2 millones de habitantes, requiere que los funcionarios se pongan de pie ante estas situaciones y no solo se anden sacando fotos para el Facebook con la movilización al Congreso”, apuntó Pereyra.

En los casos de violencia de género, aseguró la secretaria, “no se trata (siempre) de parejas constituidas, muchas veces son ex novios, ex parejas, padres de sus hijos… Entonces lo que queremos es que haya decisión política de poner en marcha como corresponde la ley que habla de prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género”, la 26.485 sancionada y reglamentada en el año 2010  como la Ley Nacional de violencia contra la mujer, bajo el Decreto 1011/2010 que garantiza la protección integral de la mujer en los ámbitos de relación interpersonal.

 

 ¿Y por qué no se cumple la Ley?

“No hay voluntad política para cumplir la ley desde el poder judicial, desde el poder municipal, como  poder ejecutivo. No es porque las mujeres no denuncian es porque en las comisarías les toman mal o no les toman las denuncias, porque el municipio no se hace cargo de lo que sería el soporte psicológico, jurídico, incluso lugares que puedan servir de refugio para las mujeres en situación de violencia. Y porque el poder judicial no acciona coherentemente digamos. Un golpeador es un delincuente igual que el que roba una moto”, indicó Liliana, colaboradora de la Secretaría de género.

Es necesario comprender que es una problemática que no solo afecta a las mujeres sino que es una cuestión social en general, y es necesario llevar a cabo un cambio: Para Romina Pereyra“harían falta más comisarías de la mujer, más capacitación, más personal idóneo, que no te digan bueno tengo 4 violaciones, 5 secuestros y vos estás casi al final porque nada más te golpeó un ojo; que te tomen la denuncia cuando las mujeres entran lastimadas o como víctimas en los hospitales, esos protocolos no se cumplen.”

La idea de la conferencia consistió en invitar a los distintos medios de comunicación de la región para que realicen la cobertura correspondiente y dar difusión a la problemática para lograr concientizar a la población de la situación actual en la que se vive, pedir “que le den la perimetral a la mujer con la primer denuncia, no tener que ir a declarar al juzgado y que además la denuncia que vos haces en la comisaría tardan un día en llegar al juzgado, estando en la misma localidad”, dijo Liliana, haciendo alusión a que es preciso tener más agilidad en éstas cuestiones.

El hecho de que los policías en ocasiones no toman la denuncia “tiene que ver con lo cultural, tiene que ver con que la institución policial es una institución represiva, por lo tanto es una institución patriarca, donde los varones mandan, donde hay una historia que significa que el varón es una autoridad, por lo tanto cuando una mujer está denunciando a un varón está incumpliendo leyes que para ellos son fundamentales aunque no estén escritas en ningún lado.”, señaló firmemente Pereyra.

“Imaginate si además de varón es un funcionario de la fuerza pública, porque además las estadísticas hablan de un grado de violencia tremendo en las fuerzas armadas de nuestro país, sobre todo en la bonaerense, es una policía que ya es capaz de hacer cualquier cosa a esta altura. Ahora la realidad es que la policía no es la encargada de resolver este tema pero si tiene que tomar la denuncia, pero no tiene por qué omitir juicio. Es necesario que haya una sanción cuando un policía no cumple con el deber que tiene”, remarcó Pereyra.

“En La Matanza, en el kilómetro 40 y en la comisaría de la mujer de San Justo hay equipo de integrales” pero en otros lugares no entonces “necesitamos que las instituciones que tienen que intervenir en esta realidad si no cumplen con el protocolo provincial, nacional que que existe a partir de la ley sean sancionados” como corresponde, como ocurre con cualquier persona que incumple su deber laboral, explayó Pereyra.

Un dato importante es que “cuando la mujer pasa a denunciar es porque la causa pasó a mayores, porque la golpeó demasiado, porque golpeó a los hijos… Por eso la necesidad que se actúe rápidamente a nivel de la justicia como para que no llegue a ser una muerte más. Ya es un avance que la mujer denuncie”, hizo hincapié Liliana en una reunión posterior a la conferencia de prensa del martes, en diálogo con NCO de La Matanza.

 

¿Aumento o mediatización?

“Hay una mediatización de los femicidios. Se puede decir que hubo un aumento desde el punto de vista de “La Casa del Encuentro”, que es un organismo que hace la encuesta nacional, no es un organismo gubernamental es una ONG, una organización de mujeres que dijeron bueno ‘nosotras necesitamos contabilizar esto’. Hoy está aumentando porque las comunidades se alimentaban de lo que surgía en los medios, no pueden ir a un juzgado a pedir una notificación digamos.”

Es inmoral pero “al mediatizar el caso tienen más posibilidades de que se lleve a cabo el juicio justo” pero no todos tienen acceso a los medios de comunicación social. Los culpables en este caso con los medios, el poder judicial y el Estado que no tiene la capacidad de intervenir en esta realidad.

 

Estadísticas

La CTA de La Matanza le pidió al organismo judicial de La Plata que brinde una estadística oficial concreta de la cantidad de casos en el partido, en términos de penalización y judicialización, a falta de un organismo nacional que lo realice. Si bien es una tarea que se le atribuye por ley al Consejo Nacional de Mujeres que dispuso auditores para que lo realicen aunque no cuenta con el presupuesto suficiente para llevarlo a cabo.

Es acertada la teoría de que mueren 30 mujeres por hora para las autoridades de este Centro que llevan una contabilización de casos en el partido matancero y de la provincia de Buenos Aires, donde 90 mujeres fueron asesinadas y el 25% de ellas eran habitantes de la zona, dato que no es menor pero con una bastaría para intervenir desde el Estado.

Respecto a la farandulización de la política, la presencia de los candidatos y funcionarios públicos en los distintos medios, Romina Pereyra indicó: “Vos ves a Macri y a Massa con el cartelito y cuando tuvieron la oportunidad no hicieron nada porque en Tigre mataron mujeres y en Capital Federal también. Acá hay mucha hipocresía”. “Nosotras estamos cumpliendo el rol del Estado, haciéndonos cargo de que los acusados reciban la pena justa. Nos tenemos que poner contentas cuando ganamos una perpetua es porque ya hubo una muerte”, añadió

 

El rol de los hombres en el pedido

“Aquellos varones que no somos lentos tenemos que pensar en intervenir y ser parte de estos cambios radicales. Cuando vemos a un varón violento intervenir y tratar de cambiar esta cultura machista porque es un problema cultural. A nosotros nos inculcan desde chicos a generar toda esa violencia y toda esa discriminación. No sólo a la mujer sino a los travestis, a las diferencias sexuales. Es una problemática que nosotros también tenemos que empezar a revertir”, aseguró Alejandro Fernández.

Es necesario para esto generar un cambio en materia de educación, “el tema de las penas que no se están llevando adelante y generar nuevas leyes, pero sobre todo el cambio cultural”, agregó el Secretario del sindicato dedefensa de La Matanza durante el encuentro posterior al evento, en una de las oficinas de Centro CTA de La Matanza, ubicado a metros de la Universidad.

 

¿Qué pasó en Ciudad Evita?

“Nosotras convocamos como secretaría de género a una conferencia, por un lado para demandar, denunciar, repudiar un femicidio que hubo en La Matanza, en la localidad de Ciudad Evita la semana pasada. Una joven vivió un maltrato por parte de su pareja, este la prendió fuego y ella llega al hospital del 21 con el 60% del cuerpo ya en condiciones de quemadura de tercer grado. Eso es lo primero y lo segundo era como parte de la campaña nacional alrededor del 3 de junio decir que en La Matanza sigue habiendo una deuda respecto a esas mujeres”, contó Pereyra.

 

La tarea de la CTA

“Desde CTA  trabajamos con equipos profesionales, tenemos compañeras que son abogadas, trabajamos con distintas agrupaciones para intentar identificar los casos y judicializarlos”, anunció. Además de interpelar al Estado para conseguir recursos desde los sindicatos que abarca el centro de trabajadores, conducido nacionalmente por Hugo Yasky, encargado de contener organizaciones, masoterapeutas, docentes y jubilados.

Según los especialistas consultados en la entrevista, se acercan mujeres en busca de la contención que no obtuvieron en el Estado y el poder judicial, y son derivadas a centros de atención. Otra parte de este grupo es la única Consejería de Salud Sexual de la zona que brinda charlas, atención individual, interviene masivamente las escuelas, donde se registran gran porcentaje de casos, en convenio con la Provincia.

 

El objetivo

“Las mujeres no somos ni sirvientas ni mercancía, somos sujetos de derecho. Esperamos que a partir del 3no sean solo las fotos sino que se genere un cambio en general”, indicó Romina el mensaje que buscan dejar desde CTA a partir de sus acciones.

Es necesario hacer aplicar las leyes que van en contra del uso de la mujer como un “objeto de intercambio” que se ve hoy en algunos canales  y programas que poseen un alto nivel de rating, basados en los estereotipos que le exigen a la mujer ciertas medidas en su físico generando cuestiones de discriminación habituales, así como los acosos laborales o el derecho de elegir con quién dar a luz que se viola en hospitales de la zona, y lo que se conoce como violencia obstétrica.

Cierra Romina: “Los derechos de la mujer son derechos humanos y estamos en la puerta de un genocidio, si seguimos haciendo las cuentas nos vamos a encontrar con que en los últimos 20 años, por lo menos 20 mil mujeres dejaron de existir y no por una epidemia. Nos tenemos que poner media pila como sociedad eso es el neoliberalismo, decir basta hasta acá llegamos. Ni una menos”

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba