N° de Edición 6911
La Matanza

Coyuntura partidaria: Barresi opinó sobre la fórmula Macri–Pichetto

Coyuntura partidaria: Barresi opinó sobre la fórmula Macri–Pichetto.

El militante radical manifestó su sorpresa por el reciente anuncio del mandatario nacional y aclaró que aún está expectante de los movimientos de los próximos días.

La presentación de la precandidatura de Pichetto acompañando como vicepresidente a Macri fue recibida con una sorpresa general, similar a la que generó la fórmula FF. No parecía estar en las especulaciones posibles del panorama político que Cambiemos hiciera alianza con un dirigente peronista.

El radical y secretario de prensa del Comité histórico de La Matanza, Gustavo Barresi, al aire de  Haciendo Radio (programa de Diario NCO que se emite lunes, miércoles y viernes de 13 a 15 por AM 850) confirmó que a él, personalmente, también lo asombró la decisión del jefe de Estado.

En este sentido, manifestó que duda en cuánto pueda favorecer Pichetto a Cambiemos, en materia electoral, tratándose de un cuadro reconocido por su liderazgo en espacios legislativos, pero posiblemente sin un caudal de adeptos propios.

“Quizá le puede servir la gobernabilidad, pero me parece que no le suma demasiado, creo que le podrían haber sumado más otros candidatos de la Alternativa Federal (Schiaretti o Urtubey)”, opinó Barresi.

El binomio resuelto desplaza de los mayores puestos de gobernabilidad al radicalismo, que como parte de la alianza con Cambiemos, había estado reuniéndose con varios de sus referentes para intentar llegar a acuerdos tanto en torno a intereses de gestión política, como, de manera más urgente, a lineamientos que definan de qué manera participaría en las listas.

Con las boleta ejecutiva ya disponible, quedó en evidencia que el rol protagónico del radicalismo está descartado. Barresi señaló, sin embargo, que aún falta esperar a que se cierre la conformación del resto de las listas, para saber si el diálogo de su partido con Cambiemos condujo a algún puerto.

“Me parece que lo que viene es fortalecer el radicalismo y tratar, por sobre todas las cosas, de ver más adelante cómo podemos tratar de darle impulso y alternativa a lo que por ahora simplemente estamos corroborando como una alianza parlamentaria”, adelantó.

Y aclaró que, de cualquier manera, el radicalismo se erguirá sobre sus propios valores, trascendiendo las coyunturas: “Esto es efímero, terminará en octubre o diciembre. El radicalismo tiene 128 años de historia y mientras haya radicales tienen que seguir existiendo. Y ese creo que tiene que ser nuestro norte: tener la conducta máxima y las convicciones necesarias para ser coherentes dentro de lo que nosotros decimos de la política argentina con los valores tradicionales del radicalismo”.

Luego, el conductor del programa, Oscar Pettinato, le preguntó al radical qué pensaba de la decisión de Sergio Massa de acompañar la fórmula Fernández- Fernández, sobre lo que opinó que cree que les va a sumar votantes -“creo que les va a dar un poco más de volumen”-, pero que restará ver cómo pueda amalgamarse luego su conducción, al resto del espacio.

Lo dijo Barresi, en política dos más dos no es cuatro. Los acuerdos políticos están siendo tan inesperados, que cuesta prever qué pueda pasar. “Me parece que la estantería todavía no está organizadita y armadita y creo que es presuroso aventurarse en una definición política cuando faltan horas y todavía faltan un montón de cosas para ir definiendo”, expresó.

“Ya no es la política de los ochenta donde un referente se iba a jugar a un determinado lugar y había una identidad partidaria, y por lo tantos todos íbamos a jugar ahí. Como los dirigentes están cerrando en cosas que son inusuales y que jamás harían, me parece que hoy la gente también tiene la posibilidad y la calidad de voto para saber si acompaña esa epopeya o simplemente entiende que puede ser una actitud personalista, y se va por otro lado”, dijo, ampliando su opinión.

Al aire del programa, conductor y entrevistado coincidieron en la perspectiva de que habrá un grupo de gente ‘descolocada’ frente a la racha de alianzas que vienen ocurriendo, que podría votar a una tercera fuerza, si la hubiera. “Capaz nos llevamos una sorpresa y Urtubey y Lavagna terminan cerrando. Todavía pueden pasar un montón de cosas. Pero esa tercera fuerza no sé si tiene los tiempos físicos para hacerlo, pero si el descontento”, arriesgó Barresi.

Por último, antes de despedirse, recordó la situación del CEMEFIR (Centro de Medicina Física y Rehabilitación) de San Justo: “Si el Senado no prorroga tenemos encima el remate de CEMEFIR. No correrían peligro los trabajadores de la salud pero sí nos quedaremos sin instituto desde 1956, en donde la gente en un solo día podría hacer todas las especialidades, y ahora quedará esparcido”.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close