N° de Edición 7265
La Matanza

Concejal visitó a los vecinos de Barrio Peluffo

Villa Luzuriaga

Oscar Amaya recorrió algunas de las zonas más afectadas del lugar, junto a los habitantes, quienes en una suerte de “visita guiada”, le mostraron cuáles eran las problemáticas y opinaron acerca de sus posibles soluciones. En diálogo con NCO, Rubén, uno de los frentistas mencionó que “es necesario que se tome cartas en el asunto cuanto antes y que se integre a todos los sectores, sin importar el nivel socioeconómico”, en referencia a la falta de asfaltos y de entubamientos.

Nora Adámoli
Nova.periodismo@gmail.com

A menos de un mes de haber asumido como edil en el HCD, Amaya se presentó en el barrio, tal como tiempo atrás lo había hecho el ex secretario de Medio Ambiente local, Daniel Iglesias. “Esto nos asombró porque se acercó muy pronto ante la convocatoria, lo cual es muy positivo”, señalaron algunos de los vecinos.

“Recorrimos el barrio partiendo de Algarrobo y Centenera, con respecto a la tala dijo que posiblemente se trate en una de las sesiones que el HCD realizará durante el año. También pasamos por Granaderos, desde Tecnipisos, mostrando las aguas servidas, la falta de veredas y la toma de calles por parte de la empresa dedicada a la fabricación de materiales para la construcción”, dijo María, otra de las vecinas, a NCO.

Asimismo, remarcó que el concejal vio los basurales que se formaron en la zona, hasta llegar a las plazoletas ubicadas en Chenaut y Granaderos. “Allí se sumaron más vecinos porque el tema está afectando a muchos, especialmente por los problemas respiratorios y en la piel que ocasiona”, comentaron. “Nos dijo que las plazas tendrán un espacio para hacer deporte, por lo que le sugerimos que vinieran de la Secretaría para organizar eventos y actividades deportivas ya que viven muchos chicos aquí”.
“Nos dijo que le presentemos todo por escrito porque se darán prioridades a las cuestiones más urgentes. Le pedimos el pavimento social, que es gratis y dijo que comenzaría a gestionarlo. Por lo pronto, se comprometió a trabajar para nosotros y a mejorar la plazoleta, que es la vista del barrio”, agregó María.
Además, los vecinos contaron que se pretende armar una comisión para organizarse y así aunar los reclamos de todas las zonas. En este punto se incluyó al de la Subestación, uno de los más preocupantes para quienes habitan en dicho barrio. “Pedimos que, al técnico que nosotros mandemos para que realice las nuevas mediciones, lo pague la Municipalidad, ya que ellos son los que colocaron esta usina en el barrio y desde las sombras”, señaló Claudia.
Al respecto, indicaron que vieron a Amaya “muy interesado en el tema de las plazoletas. Le dijimos que lo apoyaremos en lo que necesite y que también haremos un corte del Camino de Cintura si este año no nos dan soluciones, especialmente porque lo que hablamos e hicimos con Iglesias, ya no corre. Ahora, debemos volver a empezar”.
Problemas con las casas quintas
Por los inconvenientes antes mencionados, muchos optaron por vender o alquila sus amplios terrenos. Muchos los convirtieron en casas de fin de semana o para la realización de fiestas. Esta cuestión perturba en demasía a los vecinos ya que no los deja dormir por el alto volumen de la música.
“Una de las personas que vive sobre Centenera sufrió una agresión por esta cuestión: ella le pidió que bajaran la música ya que su habitación está pegada al lugar en el que se hacía la fiesta. Le respuesta fue que le arrojaron un vaso con vino en la cara y la insultaran de arriba abajo”, contó Claudia.
La contaminación
Con respecto a las zanjas que rodean las plazoletas, uno de los vecinos, Rubén, contó que además de afectar su salud, también lo hace en su oficio. El hombre se quedó sin trabajo en el mes de agosto y como es panadero profesional, podría construir su negocio en un local de su propia vivienda.
Sin embargo, el agua estancada, los insectos que se reproducen y el olor por la pudrición, no permiten que pueda habilitar un posible comercio dedicado a la producción de alimentos.
“Yo, tranquilamente, podría trabajar en mi propio domicilio sin tener que estar alquilando y desembolsando dinero que luego, quizás, no puedo recuperar. Si la zanja se tapa o se entuba, puede lograr que el barrio progrese”, resaltó.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba