N° de Edición 7364
La Matanza

Comunicado: Denuncian al laboratorio Bayer por publicidad fraudulenta

TESTESTE

LOCAL BAYER

En una decisión histórica la FDA, el organismo de control de medicamentos de EEUU, confirmó denuncias de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) sobre Aspirineta.

Señaló que la Aspirina no tiene ningún efecto preventivo contra los infartos y, por el contrario, no es un medicamento «inofensivo o inocuo» como promocionan sus fabricantes, sino que puede producir hemorragias , tal como la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM) sostiene desde hace años a través de la difusión de estudios científicos internacionales que fueron compartidos con la ANMAT (autoridad regulatoria), que, sin embargo, durante estos años no hizo nada para evitar que el laboratorio multinacional promocionara los efectos supuestamente benéficos de su fármaco a través de los medios audiovisuales con total impunidad.

 

La denuncia es para Aspirineta, Aleve y Actron

 

Según el comunicado que nos acercó la AAPM, en esa denuncia, se señalaba, una vez más, la proliferación de publicidades de medicamentos de venta libre y en esta oportunidad expresamos nuestra preocupación por la flamante campaña publicitaria del laboratorio Bayer para su medicamento Aspirineta, dirigida especialmente a las mujeres, proponiendo su producto medicinal como «remedio» para la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo.

La Publicidad es falsa y engañosa, es violatoria de la legislación y resoluciones vigentes. Los factores de riesgo descriptos por la publicidad (sedentarismo, obesidad, tabaquismo), no se resuelven con Acido Acetilsalicílico como dice la publicidad. En síntesis el mensaje que deviene del Laboratorio Bayer sostiene «seguí comiendo, seguí fumando, no hagas actividad física, total “Aspirineta te cuida”.

Recién ahora y a partir de las conclusiones de la FDA, la ANMAT «descubre» que «la Aspirina jamás fue autorizada por las autoridades sanitarias argentinas para la prevención de enfermedades cardiovasculares».

Sin embargo, la ANMAT permitió que Bayer promocionara el año pasado por los medios audiovisuales que su Aspirina era eficaz para prevenir un infarto en mujeres fumadoras, obesas, sedentarias o agobiadas por las tareas domésticas, publicidad que la AAPM denunció inmediatamente, sin recibir jamás una respuesta.

En esa denuncia, se advertía que Bayer estaba violando la disposición 2845/11 que había creado el Programa de Monitoreo y Fiscalización de Publicidad y Promoción de Productos Sujetos a Vigilancia Sanitarias 2845/11, que la AAPM pidió que se cumpliera para las publicidades de Bayer por sus productos Aspirineta, Aleve y Actron. También, en enero pasado, el Colegio Farmacéutico de Capital Federal y la AAPM denunciaron que Bayer había distribuido muestras gratis de Actron 400 mg entre los nueve mil participantes y asistentes a la Maratón Internacional de la Ciudad de Buenos Aires, violando la Ley 17.565 que prohíbe la dispensa callejera de medicamentos.

 

Efectos hemorrágicos

 

Los visitadores médicos también difundieron el año pasado un informe científico de la BBC de Londres que desmoronó la imagen positiva y beneficiosa que Bayer ha construido durante décadas en torno a la Aspirineta.»Una aspirineta al día, más riesgos que beneficios advirtiendo que el fármaco, tomado diariamente, puede hacer más daño que beneficio a una persona sana». Los resultados de la investigación surgieron que el riesgo de una hemorragia interna potencialmente letal se incrementó 30 por ciento, aseguraron los científicos, sobre las conclusiones de su estudio. Ahora, ante la evidencia plasmada por la FDA sobre «los riesgos de sangrado en el estómago y en el cerebro» que genera la aspirina, la ANMAT ha sugerido que la responsabilidad es de quienes se «automedican» sin admitir que esa automedicación es consecuencia de la «publicidad de medicamentos terriblemente agresiva.

Ante la actitud soberbia de Bayer Argentina, la AAPM exige de la AAPM que no siga cometiendo el error de permitir que se publiciten medicamentos sin evaluar previamente su eventual efecto nocivo en los consumidores y que deje de confiar «en el sentido responsable» del anunciante, porque la experiencia de Bayer con la Aspirineta confirma que la publicidad de medicamentos se construye sobre falacias, ocultamiento de efectos adversos y mensajes engañosos que dicen verdadesa medias.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba