N° de Edición 6789
La Matanza

Cómo proteger a perros y gatos de un golpe de calor

Cómo proteger a perros y gatos de un golpe de calor.

Las mascotas también pueden estar en peligro ante el efecto nocivo de las altas temperaturas. En la nota, una veterinaria nos va a contar sobre qué observar y qué precauciones tomar.

Las temperaturas que excedan los 40 grados de sensación térmica como sucedió días anteriores en varios puntos de  Argentina convierten al país en un verdadero horno. Durante el verano es imprescindible estar alertas ante cualquier cambio en el comportamiento de las mascotas para evitar un golpe de calor.

“Un golpe de calor es la elevación de temperatura corporal muy elevada, la temperatura normal de un perro es 39 grados. Los animales que tienen un golpe de calor superan los 41 grados. Este se manifiesta, cuando un animal jadea de forma excesiva, algunos no pueden incorporarse, pueden presentar vómitos, diarrea y a veces presentan un estado de obnubilación”, explicó a Diario NCO la veterinaria Mariela De Lema, especialista en oncología.

Los animales no son capaces de regular la temperatura corporal como lo hacen los humanos mediante la transpiración, por lo cual, tener estos síntomas pueden convertirse en un problema grave que puede desembocar en la muerte de nuestra mascota si no recibe atención médica a tiempo. Por este motivo, hay que tener especial cuidado cuando los grados suben.

“Las razas con mayor riesgo a un golpe de calor son los pediátricos o los gerontes, las razas que son braquiocefálicas, los animales que son obesos, los animales de color oscuro. También los que tienen ataques epilépticos, por las articulaciones musculares excesivas y los gatos como los persa, birmano y himalayo”, agregó De Lema.

¿Cuáles son los signos de un golpe de calor?

“Te das cuenta cuando tiene un golpe de calor por los vómitos y la incapacidad para incorporarse. En este caso, la mascota necesita atención medica porque el tratamiento es conectar una vía, hacer fluido terapia, descomprimir porque lo más seguro es que la barrera hematoencefalica este comprometida y empiece el dilema cerebral, entonces necesita de terapias sistémicas”, manifestó la veterinaria.

Por otro lado, hay otras anormalidades en las que el animal requiere de un profesional, como la hipoglucemia, es decir, una caída repentina de la concentración de glucosa en sangre. “Lo que uno puede hacer para disminuir el calor es retirar al animal de la fuente de calor en la que se encuentra, iniciar el tratamiento con paños de agua fría en las axilas e ingle, y resguardarlo de la fuente de calor”, agregó.

Los golpes de calor se pueden dar tanto por la alta temperatura y humedad ambiental, como por estar las mascotas expuestas al sol, a la intemperie y sin sombra, encontrarse en sitios con suelos de cemento, permanecer en ambientes reducidos y sin ventilación como autos, bodegas de avión o barco, realizar ejercicio físico en demasía, contar con poca cantidad de agua y no renovarla con frecuencia.

Mariela De Lema aseguró que si bien no es necesario bañar a los animales para refrescarlos, lo que se recomienda es mojarlos más frecuentemente, lo cual es saludable cuando el calor es agobiante. Además, es necesario contar con fuentes de agua fría ya que  un palangon al sol, es caliente y eso no va ayudar a bajar al animal su temperatura.

La alimentación también es un tema importante. Por eso, lo que se recomienda es darle de comer en horas más frescas, ya sea por la mañana, bien temprano, y por la noche. Las tres precauciones básicas para tener en cuenta frente a altas temperaturas es: no sacar a la mascota a caminar en hora pico, que siempre tenga a disposición agua fresca y dejar que el animal descanse.

Otra de las cuestiones a saber es que no todos los perros tienen el pelo apropiado para ser cortado. “Si vos pelas el animal a cero, el típico corte de león  con cabeza y cola, triplicas porque expusiste la piel y disipa mas el calor. Y aquellos que tienen triple pelo como el ovejero alemán y el siberiano, necesitan cortes de pelo para bajar un poco el peso y disminuir el calor pero no significa pelarlo”, aseguró la doctora.

Por otra parte, aclara: “Lo ideal es hacer un recorte sanitario, disminuir el pelo sin dejar la piel expuesta del animal, de lo contrario provocaría quemaduras en la piel. El corte tiene que ser dejando un cierta cantidad de altura pero obviamente que tienen que bajarle la masa de pelo en época del verano”.

Fuente de la imagen:

https://www.google.com/search?q=golpe+de+calor+en+perros+y+gatos&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjV2O2h157gAhUPE7kGHXXYAbwQ_AUIDigB&biw=1360&bih=657#imgrc=-8OqMt7crqkghM:

 

 

 

Anuncios

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close