N° de Edición 7446
La Matanza

Club Portugués del Gran Buenos Aires: 43 años de historia pura en Isidro Casanova

TESTESTE
Club Portugués del Gran Buenos Aires: 43 años de historia pura en Isidro Casanova

La reconocida institución afincada en esa localidad matancera brindó una conferencia de prensa para medios locales donde hablaron sobre el libro que retrata la vida del lugar desde su fundación el 23 de agosto de 1978.

LUIS FERNÁNDEZ

405 páginas de narración, de historias, leyendas, anécdotas, memorias y crónicas de un club que comenzó como un sueño de unos ciudadanos portugueses que querían recordar las “saudades” (nostalgias) de su tierra y que tantos años después todo ese camino fue retratado por Carlos Correa, periodista y escritor, más la ayuda imprescindible de Víctor Manuel Rodrigues Passos Estanqueiro y Germano Gonçalves Pinto, presidente y vice de la institución.

Luego de una recorrida a lo largo y ancho de las instalaciones del club, rebosante de niños y jóvenes y actividades deportivas de todo tipo, llegó la hora de comenzar a recorrer la decisión de retratar los primeros 43 años de existencia. Víctor, el presidente, contó que “todavía tenemos socios fundadores en la comisión y para nosotros era fundamental recoger la palabra de ellos”.

Actualmente, el club cuenta con 3000 socios, aproximadamente, y 35 miembros en la comisión directiva, que debaten todos los viernes el camino a seguir, con qué proyectos avanzar y cómo hacer de la institución un lugar mejor. “Es una historia rica, fue duro llegar. Todo empezó en 2019, queríamos presentarlo a mediados de 2020, pero la pandemia frenó todo”, reveló la cabeza de la institución.

Parte de ese arduo camino, que supuso horas, días, semanas y meses de trabajo, fue revisar libros de actas para buscar información, informes e historias, de comenzar a conectar caminos para ir contando el devenir del club a lo largo de los años.

Carlos Correa, autor del libro, detalló cómo fue el trabajo de reconstrucción de historias que realizó: “Para mí fue un desafío, desconocía la historia del club, pero la colectividad portuguesa me recibió con mucho cariño y respeto. Yo escribía y tenía que pensar que lo iba a leer un portugués”.

Algunas de las historias más ricas que tuvo la institución

A modo de anticipo, para todo aquel que quiera leer la vida de la institución, de la comunidad portuguesa y la labor que realizaron y siguen realizando, se contaron algunos sucesos importantes. El primero de ellos, fue el agasajo al presidente de Portugal de aquel momento, Mario Soares, que en 1995 visitó el lugar y se realizó un almuerzo para 800 personas, con la presencia de dirigentes y personalidades de Brasil y Uruguay.

Otro de los hitos históricos fue cuando, por gestión del actual vicepresidente, Germano Gonçalves Pinto, y otros miembros de la comisión directiva, lograron cambiar el nombre de la Avenida Coronel Quesada por República de Portugal.

“Tuvimos una reunión con Cozzi (ex intendente de La Matanza), donde le dijimos que respetábamos el nombre de la calle, pero que creíamos que merecíamos cambiarle el nombre en honor a la comunidad que hizo mucho por la ciudad desde sus inicios. Nos pidió dos notas, una para él y otra el Concejo Deliberante, y unos pocos meses después, para 1993, pasó a llamarse República de Portugal”, recordó el dirigente de dilatada trayectoria.

Una última anécdota, un poco más risueña, fue una tarde en la que varias personas del club quisieron podar ramas de eucalipto que estaban muy crecidas, con la mala fortuna que algunas de esas estaban enredadas con cables de alta tensión y terminaron dejando sin luz a una parte de la ciudad.

“Fue una desgracia con suerte, porque fue en la previa de un Botafogo-River de Copa Libertadores. La gente se empezó a quejar y preguntaron qué pasó, luego vino una multa del municipio, pero después de eso nos hicimos conocer”, detalló, entre risas, Gonçalves Pinto.

Unas últimas líneas: felicidad por el deber realizado y el futuro del club

Ya en la parte final de la conferencia de prensa, Carlos Correa volvió a tomar la palabra para dejar un mensaje final sobre la realización del libro: “El objetivo se cumplió, el trabajo fue muy importante, a conciencia y contó con mucha colaboración, de Víctor, Germano y todos los que dejaron su testimonio plasmado en el libro”.

Por otro lado, Víctor, presidente del club, afirmó, sobre la prosperidad de la institución y la concreción del libro que “acá tenemos un proyecto a largo plazo, un camino en común y, sobre todo, trabajamos con honestidad, no somos remunerados, lo hacemos por amor al club y la bandera. Después de ver el libro, muchos socios fundadores terminaron con lágrimas en los ojos y eso no tiene precio”.

El Club Portugués del Gran Buenos Aires, su historia y su gente, llena de aventuras, sueños, alegrías y también algunas tristezas. 43 años de camino recorrido, de “saudades” que se volcaron en un libro que busca acercar aún más la comunidad portuguesa, sus costumbres y sus tradiciones, que echó raíces en suelo matancero y hoy cosecha el fruto de tantos años de trabajo.

Te pueden interesar:
https://diario-nco.com/radio

https://facebook.com/diarionco

 

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba