N° de Edición 6870
La Matanza

“Casa de Auxilio de Ramos Mejía” brinda cursos de RCP y primeros auxilios

“Casa de Auxilio de Ramos Mejía” brinda cursos de RCP y primeros auxilios.

Una institución con más de 90 años de historia en la localidad de Ramos Mejía, ofrece cursos gratuitos de reanimación cardiopulmonar con el propósito de salvar más vidas en muchas emergencias.

La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es un conjunto de maniobras temporales y normalizadas intencionalmente, destinadas a asegurar la oxigenación de los órganos vitales. La doctora y vicedirectora de  “Casa de Auxilio de Ramos Mejía”, Alicia Terán, nos informó a lo largo de la nota de qué trata y cuál es la importancia de hacer el curso.

“Casa de Auxilio” está ubicada en Avenida de Mayo 54 y desde sus orígenes tiene como objetivo brindar un programa social de salud a bajo costo. Cabe señalar, que es una institución que no recibe ningún tipo de subsidio estatal y funciona con uno de los presupuestos más bajos en relación a los servicios que ofrece.

“El curso que nosotros damos es un curso teórico- práctico. Es una jornada de entrenamiento donde se da una teoría con fotografías y videos de cuáles son los casos en los que se puede producir el paro cardiorrespiratorio y cuáles son las maniobras que se hacen para desobstruir la vía aérea”, expresó Terán a Diario NCO.

Además, enseñan cómo se trabaja en adultos, en niños, en ahogados, en embarazadas, en situaciones de paro cardíaco común,  en un espacio público o en casos especiales como por ejemplo en una pileta, en alguien que sufrió un shock eléctrico, un asmático o un chico que se obstruyo con un juguete.

“Contamos con muñecos y enseñamos la reanimación con defibrilador automático porque nosotros comprobamos y además está comprobado científicamente que con el desfibrilador se salva el 90% de los pacientes, es decir, salvan una vida contra un 4% o 5% de pacientes que podes salvar la vida con RCP”, manifestó la doctora.

Terán aseguró que es importante que la gente conozca el manejo del desfibrilador, ya que es un aparato que lee el ritmo cardíaco y actúa automáticamente. A su vez, está diseñado para aquellos casos de parada cardíaca que suceden fuera de los centros hospitalarios, ya que su sencillez de uso hace que el personal no médico lo pueda usar con eficacia.

El curso empezó a llevarse a cabo desde el año pasado y se hace una vez al mes. El mismo, consiste  en una jornada de cuatro horas, en las primeras dos horas se da la parte práctica y luego la parte teórica. “En la zona no había nadie quien lo hiciera y la idea era salir a la comunidad pero dar este tipos de cursos no es nada fácil económicamente, ya que tuvimos que comprar los muñecos y estos no se hacen en la Argentina sino que son importados”, agrego.

“Nosotros empezamos por reformar la guardia y después compramos los muñecos. La idea era enseñarles a todos hacer RCP, no solo a los enfermeros sino a las recepcionistas y administrativas de la institución. Actualmente, todos saben hacer la reanimación”, afirmó la profesional.

Las personas que asisten al curso deben pagar un bono contribución comunitario. Por su parte, Alicia Terán aseguró que este tipo de cursos son muy caros y que en un futuro la idea es hacerlo para entidades públicas, por ejemplo en escuelas que no puedan pagarlo, se les dará sin cargo.

“El año pasado instruimos a más de 70 personas de acá de la comunidad. La capacidad es reducida porque solo tenemos cinco muñecos (padre, madre, dos bebes) entonces no podemos tener a más de veinte personas, de lo contrario no podrían hacer las prácticas”, detalló la doctora.

Mayormente el curso se da el segundo viernes de cada mes y el horario es a las 18 horas. En cuanto a las inscripciones, son personales, la persona va al lugar y se anota directamente ya que no es necesario que cumpla con ningún requisito. “Las fechas están publicadas en nuestra página de Facebook como “Casa de Auxilio de Ramos Mejía” y ponemos carteleras en el lugar para aquellos que no cuenten con redes sociales”, agregó.

La idea es que este año se pueda enseñar el curso a nenes desde los  cuatro años en adelante. Con respecto a esto, Terán expresó: “Hay una manera de enseñarles como un jueguito con los muñecos de trapo. En los países europeos se da desde los cuatro años pero no se le habla de muerte sino que la persona está dormida y no puede despertar. Si dios quiere, este año vamos hacer este curso para infantil”.

Al finalizar el curso, se entrega a cada persona un certificado como una constancia de que lo hicieron y una tarjetita con el lema “Voluntario para salvar vida”. Por último, la doctora aclaró: “Mi idea es que el RCP hay que iniciarlo lo antes posible porque la gente no tiene conciencia de que hacer esas maniobras, puede salvar una vida”.

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close