N° de Edición 7269
La Matanza

Carta Pastoral: “Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino” (cf. San Marcos 1,2)

TESTESTE

Queridos hermanos y hermanas: el adviento nos abre un camino de esperanza, de amor y de luz que tiene como meta la navidad del hijo de dios hecho hombre. ¡Qué bueno ser llamados a vivir la navidad como un canto de amor, de vida y de fe!
Durante este año 2011 hemos sido convocados para celebrar «el año de la vida». recuerdo que en mi carta pastoral de adviento-navidad del año pasado, los invitaba a renovar el texto bíblico de san mateo: “la virgen dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, el salvará a su pueblo de todos sus pecados” (cf mt. 1 18-24)
Por eso hemos hablado y rezado sobre la incultura de la muerte que .nos amenaza, y nos comprometimos a vivir en la cultura de la vida, siendo fieles y coherentes con el don que hemos recibido: abriendo el corazón al evangelio de la vida y anunciándolo, con palabras y obras.
Para este nuevo adviento y navidad, en el marco que nos da el plan diocesano de pastoral, los invito como padre y pastor a que en cada parroquia, como comunidad de comunidades, «renovemos el encuentro y el anuncio de cristo vivo».
En el anuncio del evangelio descubrimos que el encuentro con cristo es posible: «Encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre». cf San Lucas 2,12
Es bueno profundizar en nuestros encuentros personales y comunitarios, todo lo que significa la vida de un niño; y las exigencias de fe y amor, especialmente con apertura de mente y corazón.
Hacia el próximo año 2012, seremos convocados por el santo padre Benedicto XVI para celebrar «el año de la fe». en uno de sus mensajes nos dijo: “La fe debe ser anunciada siempre» para que sea eficaz, el anuncio de la fe, a su vez, debe partir de un corazón que cree, que espera, que ama, un corazón que adora a cristo y cree en la fuerza del espíritu santo. la respuesta de la fe nace cuando el hombre descubre, por gracia de dios, que creer significa encontrar la verdadera vida, la vida en plenitud. Me siento «enviado como discípulo misionero del señor» con las mismas palabras que san marcos inicia el evangelio, «yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino» (cf. san marcos 1,2); y los invito como familia diocesana, a que preparemos juntos un «renovado encuentro y anuncio de Jesucristo vivo»; desde el valor irrenunciable de la vida, fortalecidos con el don imprescindible de la fe.
Los bendigo a todos desde mi corazón, con los mismos sentimientos de cristo jesús
¡Dios es amor!

+Baldomero Carlos Martini
Obispo de San Justo

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba