Número de edición 7643
La Matanza

Cambio de planes: Los integrantes de un taller protegido, antes que vender, eligen donar

pag.8-RoperitoDona
Nora Adámoli
Noraadamoli.nco@gmail.com

Las inundaciones en el Conurbano y la necesidad implacable de que se sigan presentando muestras de solidaridad, modificaron el eje de la actividad que el Taller Protegido San Francisco de Asís tenía prevista para hoy: comerciar la ropa regalada, a la que habían compuesto, para juntar dinero y hacer refacciones en la institución. Sin embargo, el correr de los días y la crudeza de los testimonios, viraron la decisión. Ahora, todas esas prendas serán donadas a los lugares afectados del Distrito y a La Plata.
Cuando se da hasta lo necesario es cuando realmente se hace un gesto solidario. Así lo sostienen y aplican los integrantes de la institución que brinda un espacio tanto de aprendizaje como de salida laboral para quienes cuentan con alguna discapacidad.

En esta oportunidad, NCO ya había anticipado que este martes se realizaría una gran venta de ropa reparada por los mismos operarios, obtenida gracias a donaciones que habían recibido en la institución.
La idea de ellos era que con lo recaudado, se pudiera terminar de edificar los sitios en donde funcionarían nuevos talleres, además de abrir las puertas a la comunidad toda para que pudiera conocerlos, estar al tanto de las tareas que realizan y, por qué no, crear un vínculo vecinal más sólido.
“La propuesta surgió con la intención de meternos más en el barrio, hacernos conocidos entre la gente y a su vez poder brindarles un servicio útil y accesible. Poder llevar a la práctica lo de ‘una fundación de puertas abiertas’, ya que no sólo se venderá ropa en excelentes condiciones sino que también se pretende que las personas que concurran puedan recorrer los talleres en su horario laboral, para que la comunidad conozca el trabajo que realizamos”, había dicho una de sus integrantes, Griselda Alvarenga, hace unos días, a NCO.

Este “Roperito” fue armado con las manos de quienes asisten al taller, ya que los propios muchachos se encargaron de refaccionar (coser, agregar botones, lavar y planchar) y clasificar. “Este laburo lo realizaron por operarios y operarias del ‘taller de costura’”, explicó.

Sin embargo, los hechos acaecidos en los últimos días los llevaron a replantearse la actividad, para la que ya tenían todo listo. Hasta el clima parecía ayudarlos, pero la conciencia social los hizo pisar el freno: “Vamos a donar toda esta ropa a La Plata y, si es posible, también a La Matanza. Estamos viendo bien a qué lugar”, comentó la joven.

“Hoy en la Fundación se tomó una decisión con respecto al evento. Nuestra intención es ayudar a la comunidad y qué mejor ayuda que donar toda la ropa que tenemos a los damnificados de la plata. Si bien lo recaudado iba a ser para creer como Fundación, hoy queremos ‘crecer como personas solidarias’. Estamos intentando donar la ropa en el Partido de La Matanza porque acá hay muchos damnificados también”, destacó.

De este modo, se pone en conocimiento que se suspende la actividad prevista para este 9 de abril a la mañana. Cabe mencionar que si alguien puede darles una mano para finalizar la obra que están realizando, pueden comunicarse con la fundación.

Un poco más sobre ellos

La entidad de San Francisco de Asís funciona hace más de diez años en La Matanza y actualmente le brinda un espacio de trabajo a los jóvenes con capacidades especiales que no pueden insertarse en el mercado laboral competitivo. Realizan distintos tipos de actividades, entre ellas algunas dedicadas a la gastronomía y al servicio de catering.

En el lugar las personas con capacidades diferentes desarrollan una actividad productiva diferente, porque en cada taller se dedican a un distinto rubro. “Aquí tenemos varias líneas productivas que son propias. Una de ellas tiene que ver con panadería y panificación. Tenemos un fuente muy importante de elaboración de galletitas fortificadas que fabrican los operarios de nuestra organización”, comentó el Coordinador General del Taller Protegido de Producción de la fundación, Mariano Millán, en una edición anterior de NCO.
Asimismo, explicó que “como todas las fundaciones, la nuestra no tiene fines de lucro. El servicio que prestamos es de asistencia directa, conocido como Taller Protegido de Producción, el cual es un ámbito cuya figura es creada desde el Estado, desde lo que es la Ley General del Trabajo, para poder brindar una actividad similar a lo que es un empleo pero a las personas con discapacidad”.

Vías de contacto

Pekín 3555, entre Canadá y Montañeses (1765), en Isidro Casanova, La Matanza. Telefax: 011-4694-4436. Correo: fund_fasis@yahoo.com.ar. Sitio: http://www.fasis.com.ar. Presidente: Pablo De Paoli.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba