N° de Edición 6889
La Matanza

Buscan desesperadamente a una adolescente desaparecida desde hace un mes

Isidro Casanova

Nora Adámoli
Nova.periodismo@gmail.com

Lucila tiene 18 años y luego de discutir el 4 de diciembre con su madre, se fue de su casa. En un principio, pensó que estaba con su novio, Martín o con su padre, pero ante las respuestas negativas, decidió radicar la denuncia en la comisaría de la zona, en la Fiscalía Nº 7 y en la DDI de San Justo. Hasta el momento, no hay noticias.

Sandra Agüero, madre de la joven, trabaja en el Ministerio de Desarrollo Social en la Comisión Nacional de Pensiones. El viernes 2 de diciembre, cuando salió a las 7 camino a su empleo, la chica se fue y no regresó hasta el domingo a las 20. “En ese lapso, solamente recibí dos mensajes de texto”, comentó la mujer.

Al llegar y encontrarse con su madre, discutieron por la actitud que había tomado Lucila, quien momentos después cargó su bolso con ropa y se fue, alegando que era mayor de edad y que nadie debía controlarla. La joven cumplió 18 años en septiembre pasado.

“Yo quería saber con quién estaba, la dirección en donde se había quedado, el número de teléfono para contactarla, pero me contestó que era mayor de edad y que podía hacer lo que quisiera sin dar explicaciones a nadie. Hizo el bolso y se fue”, comentó.

Su madre pensó que oven arribaría en la casa de su novio, Martín, al que –dice- sólo vio dos veces, o a vivir con su padre, pero no fue así. “El 13 de diciembre se comunicó vía celular con mi mamá. Le dijo que estaba bien y con una amiga. Luego cortó y desde ese momento no sabemos nada más”, remarcó.

Es por eso que la familia recurrió a presentar la denuncia por búsqueda de paradero en la comisaría de Isidro Casanova, en la Fiscalía Nº7 y en la DDI de San Justo, pero hace un mes que no hay datos.

“Desde la Fiscalía me dijeron que pasarían su foto en la tele, pero todavía no la vimos en ningún canal. Fuimos a la escuela y los amigos no saben nada porque ella no brindó ninguna información al respecto”, dijo.

En este sentido, mencionó que en un principio pensaron que “el enojo sería por un tiempo pero lo que me extraña es que no se haya comunicado nuevamente con mi mamá porque es muy compinche con ella. Es por eso que si sigue enojada conmigo, pido que llame a su abuela, a su tía Marcela o la comisaría más cercana, para que avisen a la Departamental de Casanova, cuyo número de teléfono es 4625-0474; a la Fiscalía, al 4482-4812; a Personas Perdidas de Red Solidaria, al 4795-7330 o mediante info@personasperdidas.org.ar”, solicitó

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close