N° de Edición 6824
La Matanza

Bomberos Voluntarios de La Matanza festejaron sus 75 años de vida.

Con un multitudinario desfile en Ramos Mejía.

No es fácil llegar a los 75 años de vida. Mucho menos para una institución que no busca el rédito económico, que desarrolla tareas solidarias y se auto sustenta con las donaciones de los vecinos. Por eso es que los Bomberos Voluntarios de La Matanza festejaron sus bodas de diamante con un desfile frente a miles de vecinos del que participaron también cuerpos de toda la provincia.

Nicolás Spalek
nspalek@hotmail.com

Avenida de Mayo fue el escenario elegido para que docenas de autobombas y cientos de voluntarios desfilen ante matanceros que reconocieron su esfuerzo cotidiano, en este caso los homenajeados fueron los bomberos de La Matanza.

“Hacer un homenaje es recordar a ese grupo de vecinos solidarios que acompañados por las fuerzas vivas de ese entonces creaban un grupo de bomberos que más adelante llegaría a ser uno de los más grandes de la república Argentina” recalcó Nicolás France, presidente de Bomberos Voluntarios del distrito minutos antes que empiece el desfile.

Este cuerpo de bomberos cumplió años exactamente el 11 de marzo, pero el festejo se postergó para una semana después. Ese día, pero en 1937, como consecuencia de una serie de incendios que dejaron consecuencias catastróficas un grupo de vecinos ramenses se reunieron en la actual Casa de la cultura –Belgrano 74- para dar a luz a la institución actual.

En sus palabras, Franze no quiso dejar afuera lo que considera el legado que tienen en manos: “Bomberos de Matanza hace una mirada hacia atrás y ve con mucho honor y respeto el tremendo legado que les han dejado muchas generaciones de personas que han pasado por sus filas. También siente un enorme compromiso de los mayores que han depositado la confianza en los más jóvenes”. “Los bomberos de La Matanza han sido claros ejemplos de determinación, firmeza en los propósitos, solidez en las metas y ausencia de desánimo ante las dificultades” afirmó.

Previo al desfile de autobombas, hubo otras organizaciones locales que no quisieron faltar a la cita. La Escuela de Guardavidas General Juan Domingo Perón, el grupo de teatro comunitario Desparramos, el Centro de Jubilados Bujucuya y el Centro de Veteranos de Malvinas estuvieron a la cabeza.

“Estoy convencido que los Bomberos Voluntarios deben ser considerados uno de los pilares en la seguridad de la comunidad, sin embargo solo nos acordamos de los bomberos cuando los necesitamos” subrayó Emilio Cuk, Jefe del cuerpo activo. Asimismo, el bombero destacó que “en una época donde predomina el malestar, la mala onda, nosotros decimos que sí se puede”.

Luego de una entrega de placas y el agradecimiento por parte del Intendente Fernando Espinoza a todos los vecinos por la convocatoria, fue el turno del plato fuerte de la velada. “Es emblemático del distrito. Marca lo que fue, es y seguramente va a ser la historia de La Matanza” dijo Espinoza.

Como si se tratase de un cumpleaños familiar importante, se hicieron presentes “hermanos” de muchísimos puntos de la provincia. Fueron más de 90 cuerpos de bomberos, junto con escuelas de cadetes, los que quisieron saludar a sus colegas de La Matanza. Desde Tortuguitas hasta Escobar o los vecinos de Morón, todos fueron parte de la fiesta.

Cuando llegó el turno de los homenajeados las sirenas de bomberos se hicieron escuchar en todo Ramos Mejía. Unidades de todos los destacamentos de La Matanza tuvieron su turno para los aplausos.

Tras el cierre del desfile y los fuegos artificiales que coronaron la noche, NCO pudo charlas con Cuk, aún emocionado. Aseguró haber estado muy contento por la convocatoria de vecinos que tuvo el evento y que “todavía hay gente que aprecia y apoya a los bomberos”.

El Jefe de cuerpo, miembro de la entidad desde hace más de 3 décadas, resumió como es la cotidianeidad del voluntario: “La vida de bombero es bastante sacrificada, porque vos tenés que tener tu trabajo ya que a nadie se le paga y cumplir una serie de requisitos. Cuando suena la sirena, tenés que venir”

Dificultades sorteadas.

Desde 2006 Bomberos Voluntarios de La Matanza trata de salir de una crisis económica muy fuerte que fue causa de una “desidia económica” como catalogaron en su momento. En 2007 Franze intervino la comisión directiva anterior, que según un informe gastó en 2003 la suma de 940 mil pesos de los cuales poco más del 10 por ciento fue a parar a gastos del cuerpo.

El actual presidente de Bomberos Voluntarios optó por centralizar los ingresos para empezar a “normalizar la institución”. Al respecto, Cuk sintetizó para NCO: “Tuvimos momentos difíciles pero nos estamos recuperando. En muy poco tiempo vamos a estar bien.

Deja tu comentario:

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close