N° de Edición 7269
La Matanza

Bomberitos y las consecuencias del temporal

TESTESTE

El temporal del miércoles 4 de abril destruyó numerosas instituciones a lo largo y ancho de La Matanza. Pasó una semana, y si bien los trabajos para que la normalidad vuelva de a poco siguen, al club Bomberos Voluntarios de La Matanza le costará mucho más.

Nicolás Spalek
nspalek@hotmail.com

Debido al volumen de destrucción que hubo en el “Bomberitos”, el ánimo de la tradicional institución ramense ha visto días mejores. El daño más grande está en la cancha de basquet, donde directamente se cayó una pared –durante un entrenamiento de niños- y la pileta climatizada. Además, también hubo cuantiosos daños en las canchas de tenis, el salón de fiestas y la cancha de fútbol infantil.
Darío Sassaroli, coordinador de basquet del club, recuerda el momento en que colapsó la pared para NCO: “Estábamos entrenando y cuando empezó el viento muy fuerte estallaron las ventanas, cuando estallaron nos corrimos. En un momento, mientras nos estamos alejando se abre el techo y salimos corriendo hacia la utilería, ahí se desmorona toda la pared”.
Cuando se desató la tormenta en toda su magnitud, había un entrenamiento teniendo lugar en la cancha. Ninguno de los 20 chicos sufrió heridas. “Ves como quedó el gimnasio y si pensás que había 20 chicos entrenando y que no haya pasado nada, realmente fue un milagro. Estamos agradecidos por haber tenido esa suerte” destaca Sassaroli.
Un testigo del desastre no se pudo explicar como es que “nadie está herido o muerto. Estaban entrenando los cadetes y juveniles del Club. En un segundo la pared de siete metros de altura cayó sobre la cancha. Los chicos, milagrosamente, pudieron esquivar los escombros”.
Desde la institución hicieron saber las consecuencias que hubo luego del temporal. Inmediatamente decenas de otros clubes, ya sea de la zona o no, se pusieron en contacto con ellos para solidarizarse y hacerles saber que están a su disposición. En el caso particular de basquet, han podido esparcir sus categorías en varios puntos cercanos para que sus jugadores puedan entrenar.
“No quisimos cortar para que los chicos no tengan el sentimiento de crisis. Más allá del resultado queremos que el basquet continúe con su función social” explica el entrenador, quién entiende la enorme dificultad que tienen por delante, pero ve lo que esta pasando como una futura lección de vida “para los chicos”.
Durante los siguientes días vecinos se acercaban a ver como habían quedado las instalaciones y no podían dar crédito a lo que veían. Familias que fueron a tomar mate a la plaza intercambiaban experiencias sobre lo pasado. “Esto es una desolación, no se hace cargo nadie” se quejaba María, una vecina.
El joven entrenador no quiso dejar de destacar lo unida que esta la comunidad de Bomberitos en este momento: “El basquet esta más unido que nunca, con los jugadores, padres y entrenadores. El basquet es la gente, y nosotros somos recursos humanos. Lo vamos a seguir haciendo por y para los chicos”.
Sin embargo, Sassaroli critica la falta de acompañamiento por parte de la gerencia que es hoy por hoy responsable de la institución ubicada en General Acha 131. “Básicamente nos dijeron que obtengamos presupuestos y consigamos la manera de conseguir fondos, que el basquet ya no existe como tal”. Además, acusó a la gerencia de haber “cajoneado” un proyecto para renovar las instalaciones desde hace 3 meses.
Desde hace aproximadamente 5 años, Bomberos Voluntarios de La Matanza esta bajo una gerencia. De un tiempo a esta parte, han podido subsanar una gran cantidad de deudas acumuladas por un conflicto económico previo. Que el club se haya podido poner al día financieramente, y planeado proyectos edilicios es un logro enorme. Lamentablemente, la comunidad ahora afronta un desafío más importante. Pero uno que esperan poder superar.

Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba