N° de Edición 7072
La Matanza

Básquet para todos en la UNLaM

MAT6 BASQUET UNLAM

Con 20 años de historia en la Universidad, el deporte de la pelota naranja atraviesa un momento extraordinario. “No sólo nos ocupamos de la parte basquetbolística, también hacemos hincapié en el desarrollo humano de todos los grupos”, remarca Jorge Dalbes, el coordinador de la disciplina.

No importan el día ni el horario. Siempre hay gente jugando al básquet en el gimnasio Juan Manuel Fangio. Son tantos los chicos (y no tan chicos) que disfrutan de este deporte en la UNLaM que el sonido del golpeteo de la pelota naranja contra el piso ya se ha transformado en una habitual cortina musical. “Armamos un gran plantel de trabajo en todos los niveles. No solo nos ocupamos de la parte basquetbolística, también hacemos hincapié en el desarrollo humano de todos los grupos”, se enorgullece Jorge Dalbes, el histórico entrenador y coordinador de la disciplina.

 

Docencia, competencia y recreación

 

Sumando todas las categorías, son casi 200 los basquetbolistas que hay en la Universidad. De esa cantidad, 50 son niños de seis a doce años, que integran los planteles de la Escuelita y Premini. “Con ellos, hacemos una tarea de educación muy linda, porque, mientras se divierten, les vamos creando hábitos de convivencia en un grupo, algo que es muy importante. Además, claro, les enseñamos los primeros fundamentos del juego”, cuenta Dalbes.

Los más grandecitos se dividen en las categorías de Infantiles, Cadetes y Juveniles. Y en esta instancia, los objetivos ya son otros. “Las Inferiores de la UNLaM han logrado llegar a un muy buen nivel. La idea es seguir creciendo y profundizando el compromiso y la identidad que los chicos tienen con la Universidad, algo que aumenta con el paso del tiempo”, revela el DT.

Al tiempo de referirse a los mayores, Dalbes explica las distintas metas que tienen los diferentes equipos universitarios. “El de Primera A está participando en un torneo muy competitivo, como lo es el de la Federación de Básquet Área Metropolitana de Buenos Aires (FEBAMBA). La idea es que, este año, los jugadores se acostumbren a enfrentar a los exigentes rivales que hay en este certamen para, en 2015, pelearle de igual a igual a cualquiera”, proyecta. Y diferencia: “El equipo promocional, en cambio, es como la transición entre las Inferiores y la Primera. Son todos chicos que vienen jugando en la UNLaM desde hace rato y demuestran muy buenas condiciones”.

Además de estos dos equipos, la Universidad cuenta con un elenco que participa en un certamen universitario que organiza la Universidad nacional de Avellaneda y otro, recreativo, en el que los objetivos pasan más por la diversión y por la enorme satisfacción de jugar al deporte que aman.

La pelota naranja sigue rebotando contra el suelo y genera una música inconfundible. La misma que comenzó a escucharse tímidamente en 1994. Y que, en estos 20 años, fue subiendo de volumen para acompañar a cientos de jugadores y para ser la banda de sonido de decenas de títulos que engalanan las vitrinas de la UNLaM. Una música que, cada día, suena mejor.

Fuente: El 1Digital.-

 

 

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close