N° de Edición 7274
La Matanza

Barrio San Pedro: «Intente salir pero no te dejan”

TESTESTE

Virrey del Pino


Un joven de 21 años pelea por salir del circuito de la venta de droga, al negarse a seguir consumiendo o vendiendo le queman la humilde casilla en la que vivía.

“Hace un año que intento dejar el paco” nos cuenta Román Sotelo de 21 años y agrega “Salí de la comunidad – donde estuvo internado haciendo tratamiento de rehabilitación – hace 4 meses y me fue muy difícil volver al barrio. Acá el laburo no existe y si querés laburar te tenés que ir hacia la capital. Por suerte entube zafando haciendo changas con mi viejo” y nos comenta que “Hace dos meses me pude construir en el fondo de la casa de los viejos un ranchito de cartón y chapas, para estar solo y empezar a andar derecho”

Román Sotelo, bastante amargado, no dice que “Hace dos días, vinieron unos vagos que los conocía de cuando andaba en la locura del paco, yo siempre les compraba y en ese momento eran mis amigos, nos fumábamos juntos y le dábamos a la birra todo el día. Para bancar el vicio mentí, le robe a mis viejos, a los vecinos, a los pibes del barrio; hasta de salí de caño un par de veces” y agrega que “Estuve así hasta que un vecino me metió un tiro, pero entro y salió y no fui a la salita, me cure solo. Pero a partir de ahí me di cuenta que tenía que cambiar. Con mi vieja anduvimos buscando hasta que encontré una comunidad que me aceptaron”. Sotelo nos cuenta que “Estos vagos vinieron de frente a decirme que ahora tenía que vender, sino fumaba tenía que vender. Me ofrecieron plata y todo el verso, pero no agarre. A las dos horas me los cruzo a dos cuadras de mi casa y me bardearon mal. Entonces nos trenzamos a piñas y veo que dos salen disparados. Al rato miro para mi casa y era una antorcha. Corrí hacia el rancho pero cuando llegue no quedaba nada”

“Ahora me amenazan” comenta Román y agrega que “Como fui a la comisaría para hacer la denuncia, me boquean todo el tiempo y para colmo, los cobani no quisieron tomar la denuncia porque me conocían de antes”.

Román Sotelo se lamenta “Quiero zafar de todo esto, pero no me dejan. Hable con mis viejos y me voy a ir a vivir con mi hermano que esta en San Luis”

Mostrar más

Articulos relacionados

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: