N° de Edición 6960
La Matanza

Alto Guiso, la literatura desde estos territorios

Alto Guiso, la literatura desde estos territorios.

El día jueves 26 de marzo a las 19.30 en la Casa de la Provincia de Buenos Aires (Callao 237, CABA) se presentará la Antología poética “Alto Guiso”.

Se sumarán las voces de los poetas Juan Cruz Romero, Fernando Ayala, Damián Lamanna Guiñazu y Alberto Cisneros y se proyectará el documental “La Tapera, boleto para soñar” de Luis Pietragalla.

Por Anahí Cao

Recuerdo un episodio que logró indignarme, aunque también me enseñó algo acerca de nuestra identidad, de todo lo que despierta hacer uso de la palabra y lanzarla hacia la esfera pública.

Ese derecho básico, el derecho a publicar, el derecho a asumir un compromiso con la palabra, creando una voz. Ese derecho cultural, político, ese derecho  que se supone hemos conquistado todos aquellos que no hemos nacido bajo el signo de la dueñidad: la esclavitud comenzó a abolirse cuando el primer esclavo se negó a la humillación del látigo; la Asamblea de 1813 sólo fue una consecuencia histórica de la dignidad y la firmeza de siglos de sufrimiento, provocados por los autodenominados amos.

Hace unos años, el diario Clarín, publicó un artículo acerca de la presentación de la Antología poética “Alto Guiso”, (publicación de la que formo parte) donde un grupo importante de lectores afirmó que éramos unos negros cabeza, entre otras barbaridades racistas, burlándose del libro y del contenido de los textos.

Evidentemente, esos lectores, se sintieron amenazados: cómo el género lírico puede aceptar una expresión villera, nacida de las entrañas del hambre y de la marginalidad, cómo pudimos asociar a los  poetas con guiseros y  a la poesía con  el guiso. Alto guiso, así fue bautizada esta antología poética de escritores que habitan las tierras de la denominada quinta provincia, ya que cuenta con una población de 2.000.000 habitantes.

La palabra alto delante de un sustantivo común, era utilizada con frecuencia por los jóvenes de las grupos marginados del conurbano bonaerense para expresar que algo era lindo sorprendente, importante. Por ejemplo, la expresión alta yanta, significa que las zapatillas son nuevas, agradables, aceptables, admiradas por el hablante. Otraexpresión que se asocia al título del libro y a la memoria de los lectores es con 5 pe, me hago, alto guiso

Ese género tan propio de los salones literarios y de la intelectualidad eurocéntrica no debía ser invadido por esos negros cabeza. Algo en sus condicionamientos de clase se activó. Ninguno conocía el libro ni a sus poetas. Estábamos presenciando nuevamente la expresión del racismo colonial: negros cabeza. Cuánta barbarie persiste aún en estas democracias representativas.

Me enojé, ciertamente, pero es nuestra obligación reflexionar y comprender lo que nos pasa como parte de un proceso que debe llevarnos hacia la liberación de las jerarquías y no hacia la perpetuidad de la soberbia y el desprecio.

En el partido de La Matanza, al igual que en otros territorios golpeados por las sucesivas crisis o digamos las cosas como son, sucesivos saqueos, provocados por los países centrales, apoyados por los traidores de siempre. Acá, en estas tierras hubo resistencia, organización y solidaridad.

Los oscuros años 90, con una desocupación que llegó al 67%, abrieron una grieta donde caían los hijos de los desocupados a la marginalidad y las mafias, el infierno mismo: la represión y la delincuencia. Sin embargo, entre tanta lucha hubo también tiempo y conciencia para la resistencia cultural: negarse a ser dominados, alienados, despojados de la memoria y  el lenguaje.

Existe una larga tradición oral que nos llega desde la poesía gauchesca y más allá, con las canciones de cuna y los relatos de nuestros antepasados que se resiste a morir en silencio.

En 1995, un grupo de poetas funda el primer Suplemento literario de Virrey del Pino “El Ángel de Virrey del Pino” que se publicaba en un diario local “El Ángel de Virrey del Pino”. Se vendía a 0,05 centavos en puestos de diarios, pequeños comercios, llegaba a bibliotecas populares y escuelas.

Este suplemento mantenía fuertes lazos con poetas de Rosario, Córdoba, Chubut, Capital Federal, poetas que volvían del exilio, narradores, dibujantes, con los cuales se intercambiaba material y cartas. Se publicaban poetas africanos, historietas, comentarios de libros, análisis sobre obras de la literatura de la década del 30, del 70, reflexiones sobre la lengua. Se publicaba  a los poetas jóvenes del lugar, se realizaban talleres literarios, charlas, lecturas, exposiciones, vínculos que reforzaban la vida social, comunitaria y literaria. Su publicación sin subsidios ni aportes empresariales se mantuvo 8 años en circulación.

Apelo a esta memoria para expresar la riqueza literaria y la dinámica de la creación  de circuitos expresivos de la clase trabajadora, su permanente reconocimiento y ayuda mutua. Podríamos contar muchas experiencias interesantes, para terminar reafirmando que nada nace de la nada.

Toda experiencia cultural implica ideología, ética y trabajo colectivo. Ese es su valor, el que le otorga el compromiso de un Pueblo decidido a crear sus identidades, desde el esfuerzo propio, cotidiano y crítico.

Alto guiso  re-presenta, vuelve a poner en el ruedo, que la literatura no es sólo de los dueños, de los amos y amas que controlan las grandes editoriales y pretenden controlar las estructuras genéricas. Hay obras poéticas nacidas del compromiso genuino con la palabra que son ignoradas sistemáticamente; el lenguaje le pertenece a los Pueblos, y nadie podrá apropiárselo jamás, por másintentos que hagan por negarnos: la respuesta no tarda en llegar. Frente a la profunda discriminación nacida del desprecio la palabra poética insiste.

Debemos mirarnos a nosotros mismos, reconocernos como hermanos y dejar de mendigar las sobras de una hegemonía que nos desprecia.

Fotos a cargo de Martin Biaggini.

Facebook Comments

Deja tu comentario:

Tags
Mostrar más

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

[fbcomments]
Close