N° de Edición 7363
La Matanza

Allanaron una ex fábrica ramense

TESTESTE

Había más de 200 familias


Se trata del predio donde alguna vez se ubicó la productora de cremas corporales Nirvana. “Gendarmería, el Municipio, el juzgado y el Ministerio de trabajo mandó gente”, comentó a NCO una de las vecinas. Anteriormente, se hablaba de la posibilidad de existencia de talleres clandestinos en el lugar. Según mencionó Laura, una de las habitantes de la zona comentó que durante este miércoles “estuvieron haciendo un allanamiento en la ex fábrica.

Nora Adámoli
Nova.periodismo@gmail.com

Estuvo Gendarmería, la Municipalidad, el Juzgado y el Ministerio de Trabajo. Aparentemente, se trata de talleres clandestinos, gente indocumentada, chicos violados y trata de mujeres. Eso es al menos lo que se sabe”.“Me dio mucha lástima por los chicos que viven allí, porque Gendarmería los fue a buscar con los camiones a la escuela. Es algo que genera mucho dolor y opiniones encontradas”, mencionó.Asimismo, señaló que estaba repleto de menores de edad. “En total, había más de 200 personas, de las cuales, en cada habitación vivían unas 15. Cada cuarto era de tres por tres, por eso se habla de cinco talleres clandestinos”.En su momento, Laura recordó que “esto viene sucediendo hace más o menos 30 años. Yo nací y crecí en este lugar. Previamente, la calle era de tierra y luego la asfaltaron, pero nunca le hicieron un mantenimiento. La fábrica era de los Donofrio y funcionó hasta hace unos 25 años. Cambiaron los dueños del predio y por mucho tiempo estuvo inhabitable”, comentó.De acuerdo a lo que explicó, en los últimos años, vivieron los caseros hasta que el lugar fue comprado por un señor de origen boliviano. “Esta persona sub-alquila a sus paisanos. Utilizan las antiguas oficinas de la fábrica y las convirtieron en viviendas. Hay más de 200 personas allí. No construyeron nada nuevo, creemos que utilizan los baños que eran de la compañía”, remarcó.Es por eso que, al darse semejante allanamiento, contó que tanto ella como sus vecinos sentían ese doble sentimiento de tranquilidad y de dolor por las personas que, habiendo hecho frente a un alquiler, tuvieron que ser desalojadas de una forma tan visible.“Algunos salen con camionetas 4 x 4, mientras otros viven en formas infrahumanas. Es muy complicado”, sentenció.Aquí hizo hincapié, aclarando que a los vecinos de la zona no les molesta que las personas que ahora viven en lo que quedó de la industria estén allí, “porque son muy educados y respetuosos con nosotros. El tema es el mantenimiento de lo público”.
Refacción
La mujer, hace un tiempo que venía reclamando por el arreglo de la calle sobre la cual vive. Lo favorable de esto es que desde hace un mes, el sitio se arregló, a fin de que puede circularse sin inconvenientes.
Al respecto, dijo que la falta de mantenimiento se podía notar en los cráteres que se originaron en las calles y agravaban los anegamientos tras las tormentas. “Yo vivo en Guido, esquina Bulnes y Castillo, muy cerca de donde funcionaba la empresa de extracto de blanco y Nirvana, dedicada a la producción de crema corporal”, señaló Laura, agregando que tras el fallecimiento de su dueño, según cuenta, se utilizó como un complejo habitacional sub-alquilado.Finalmente, luego de tantos reclamos que la mujer presentó en la Región Descentralizada Noroeste Nº1, la calle fue reparada y nivelada, para que las inundaciones no llegaran a causa de las roturas que había sufrido debido al constante tránsito de vehículos.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba