N° de Edición 7413
La Matanza

Aldo Bonzi: “Mi week-end, cottage, quinta de veraneo o residencia”

TESTESTE

Por Laura Fresu
CHELAM

Así se vendían los lotes del pueblo de Aldo Bonzi por el año 1942. Más específicamente el Barrio Juan C. Campion, como se conocía por aquel entonces a la zona de Mendeville.
La firma Vinelli Iturralde & Cía. fue la encargada de vender los lotes. Para esto, entregó unos folletos con toda la información del pueblo, ponderando los espacios verdes, la tranquilidad y la cercanía con la Capital Federal. Los folletos eran amplios, con un mapa de las distintas manzanas con los lugares en ventas y un detallado informe de todas sus cualidades.

Aldo Bonzi y Mendeville no eran todavía zonas muy pobladas. Las propiedades de tierras eran extensas, muchas eran enormes quintas llenas de árboles frutales, razón por la cual muchos vinieron a vivir aquí cautivados por la tranquilidad y el paisaje de un pueblo prometedor.

En esta oportunidad estaban en venta 300 quintas y lotes con una base de cinco pesos por mes y la fecha de visita que organizó la firma fue el domingo 22 de noviembre de 1942 con autos de excursión gratuitos que salían desde la Plaza Once.
“En un bello paraje ubicado en las puertas de la capital, en pleno campo y rodeado de todas las comodidades y progreso. Nada mejor que en el Barrio Juan C. Campion”, decía el folleto.

Algunas de las características que se destacan son “sus calles amplias, pavimentadas, su fraccionamiento moderno, perfectamente estudiado y realizado en base a principios urbanológicos, con obras de descenso, conexiones, desagües y hasta con espacios verdes cedidos ya a la Municipalidad, con una plaza, playa de estacionamiento y una estación ferroviaria”.

Además, el pueblo Juan C. Campion se encontraba cerca de un gran pulmón verde del Municipio, el Gran Arboretum Provincial. Para quienes se pregunten qué es esto, se trata del predio que hoy ocupa la Tosquera lindante a Somellera, Wal Mart y el Regimiento 3 de Infantería.

“En el centro de una zona bella y progresista, vendrá a llenar la sentida necesidad de quienes desean poseer un refugio, un week-end, una pequeña quinta de veraneo, como también para aquellos que quieran fijar su residencia en pleno campo, para poder disfrutar de sus grandes beneficios con las ventajas de poderse trasladar al centro de sus actividades en contados minutos”.

Por ese entonces, los medios de transporte eran el colectivo Nº 53 que salía de Plaza Flores y llegaba hasta el centro de Bonzi, el F.C.M y los ómnibus General Roca que hacían su recorrido Plaza de San Justo – Lomas de Zamora – Avellaneda – Wilde, pasando por Camino de Cintura.

En automóviles se podía acceder desde Plaza de Mayo tomando por Avda. Juan B. Alberdi o del Trabajo en menos de 25 minutos. “Esto es uno de los esenciales privilegios de esta zona que mucho valoran los terrenos a venderse”.
Chalet en venta:

Dónde hoy se encuentra la empresa Basani, en la esquina de José Alico y Camino de Cintura, había un hermoso chalet que se promocionaba de la siguiente manera: “sobre la quinta Nº 6 de la manzana 20 existe un bonito chalet californiano, de amplios ambientes, compuesto de 3 habitaciones, cocina con económica e intermediario, cuarto de baño perfectamente instalado con agua fría y caliente y gran galería.

Techos de tejas, sólidos números, buenos pisos, cielos rasos y demás. Esta bonita obra que para ponderarla bastaría decir que en ella ha intervenido el Arquitecto Jorge Kalnay, revela un exquisito gusto y está en armonía con el bello paisaje que la rodea. El terreno mide 1.665.55 m2 y quien desee aumentar su superficie tiene la ventaja de poder adquirir más quintas linderas, las que se venderán con opción amplísima”.

Poco más de una década después, el 8 de diciembre de 1956, la misma firma se hizo cargo de otro loteo en la zona. Esta vez, 80 lotes cerca de la estación de Aldo Bonzi, a tres pesos por mes.

“Ya no es una quimera. Aldo Bonzi es un pueblo que progresa día a día, que tiene un potencial extraordinario. Abiertas las grandes barreras que le oprimían, los latifundios que le rodeaban, extendiéndose hasta el Gran Camino de Cintura y volcándose ahora en sus cuatro direcciones, este pueblo tiene asegurado un futuro gran destino. ¿Por qué? Por su gran altura, por lo saludable, por su proximidad a la Capital -5 minutos en tren o auto- por lo bonito, por las comunicaciones fáciles y económicas, por el gran incremento que han tomado las subdivisiones de tierras hacia la zona Sud Oeste de la Capital, por la proximidad del bello Río Matanzas y sus gratos balnearios y por mil razones más”.

“Visite Ud. A Aldo Bonzi y seguramente experimentará la grata sensación de paz, sosiego y alegría y tan encantado quedará al ver los terrenos que vendemos que es seguro: Ud. Comprará uno de esos hermosos lotes. Así habrá realizado un buen negocio en ese pueblo de tantas perspectivas de adelanto y habrá puesto simbólicamente la piedra fundamental de su futura casita. Aldo Bonzi le brindará pesos, salud y felicidad. Así se lo deseamos”.

Agradecemos la colaboración para esta nota de Sebastián Frustaci y Marcelo Alzarría.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba